En España no ingerimos el calcio, magnesio y vitamina D recomendadas

Un grupo de expertos españoles de Madrid, Granada, Pamplona y las Palmas de Gran Canarias han publicado en un estudio de la revista Nutrients.

“Reported Dietary Intake, Disparity between the Reported Consumption and the Level Needed for Adequacy and Food Sources of Calcium, Phosphorus, Magnesium and Vitamin D in the Spanish Population: Findings from the ANIBES Study”

ANIBES (Antropometría, consumo y balance energético en España: datos antropométricos, ingesta de macronutrientes y micronutrientes, práctica de la actividad física, datos socioeconómicos y estilos de vida).

Los resultados indican que más de la mitad de la población española no alcanza las actuales recomendaciones de ingesta de calcio y magnesio; y más del 90 por ciento no cumple la ingesta recomendada de vitamina D.
FUENTE

El estudio ANIBES se realizó en 128 puntos de muestreo en toda España para garantizar una mejor cobertura y representatividad. El diseño del estudio ANIBES pretende definir un tamaño de muestra que represente a todos los individuos que viven en España, de 9-75 años de edad y que residen en municipios de al menos 2000 habitantes. La muestra potencial inicial fue de 2634 individuos y la muestra final fue de 2009 tenía como objetivo evaluar la diferencia entre la ingesta reportada y los niveles necesarios para tener un aporte adecuado de los principales micronutrientes involucrados en el metabolismo óseo.

Fuente Pinterest

Los participantes del estudio recibieron un dispositivo Tablet. Ellos fueron entrenados en la grabación de información tomando fotos de todos los alimentos y bebidas consumidas durante los tres días del estudio, tanto antes de comenzar a comer y beber, y de nuevo después de terminar, para registrar la ingesta y las sobras. Además, se registró una breve descripción de comidas, recetas, marcas y otra información utilizando la tablet. Los datos de ingesta se agruparon en 16 grupos de alimentos, 33 subgrupos y 754 ingredientes para un análisis en profundidad.

Las principales fuentes de calcio para toda la población fueron la leche y los productos lácteos (53,1%, mayor en niños, 60,3%), cereales y granos (11,2%) y hortalizas (7,9%).

La mayor fuente de fósforo para toda la población fue la leche y los productos lácteos (26,1%), con una mayor contribución para el grupo de niños (31%). La carne y los productos cárnicos proporcionaron el 19,6% y los cereales y granos el 16,1%. El pescado contribuyó con el 9,1% y las hortalizas el 5,8%. 

Los cereales y los productos de grano fueron las principales fuentes de magnesio para toda la población (22,6%), contribuyendo en proporciones más altas a los grupos más jóvenes que a los adultos mayores.

El pescado fue la principal fuente de vitamina D (25,6%) para toda la población, aunque contribuyó mucho menos en los grupos más jóvenes que en los adultos mayores. Los huevos proporcionaron el 24,6% y la leche y los productos lácteos el 22,6%.

El estudio de la situación nutricional de la población, así como los hábitos de vida, son fundamentales para diseñar las directrices nacionales y las políticas públicas. La ingesta reportada de calcio y magnesio es baja en la población de ANIBES. En el conjunto del grupo estudiado, el 76% y el 66%, y el 79% y el 72% de la población habían informado de ingestas inferiores al 80% de las ingestas diarias recomendadas nacionales y europeas.

El calcio, el fósforo, el magnesio y la vitamina D participan principalmente en el desarrollo y el mantenimiento del hueso, pero también tienen otros papeles biológicos relevantes.