La ciencia en la cocina del futuro ¿Hacia dónde se dirige?

Desde los tiempos de Platón y Aristóteles se inicia la reflexión acerca de los distintos tipos de conocimiento que tenemos los seres humanos, para poder usarlos en mejorar la calidad de vida del ser humano, combinando disciplinas científicas.

En la actualidad hay muchos grupos de investigación que desarrollan trabajos donde enlazan sus conocimientos de disciplinas científicas con la forma de comportamiento de determinados alimentos en los procesos más comunes de la cocina; se une la innovación culinaria con la innovación científica.

Una revolución en el arte de cocinar!!!!

El arte en los fogones ha evolucionado hasta el punto de pensar más en disciplinas científicas que en el mero hecho de alimentarnos; la vanguardia culinaria que ha hecho de España una de las mecas de la gastronomía mundial siendo uno de los países más evolucionados en cocina creativa.

Cada vez nos es más familiar hablar de deconstrucciones, esferificaciones, espumas, aires, cocción a vacío o a baja temperatura, liofilización, el uso del nitrógeno líquido o imprimir comida en 3D.

De momento el objetivo es sorprender al comensal y que el acto de comer sea una experiencia para los sentidos; pero este concepto va a evolucionar con los años.

La cocina del futuro se basará en disciplinas científicas a escala atómica

La mecánica cuántica es la rama de la física que explica el comportamiento de la materia a escala muy pequeña, esto es, a la escala de las partículas subatómicas.

La forma en que estas partículas actúan e interaccionan condiciona las propiedades de la materia que conocemos, es decir, la materia a nuestra escala.

Aplicar la mecánica cuántica para el conocimiento de los alimentos servirá para desarrollar sabores, olores, y para mejorar los nutrientes, aseguran los científicos.

Uniendo el conocimiento de esta disciplina con un sector como el de los alimentos y el saber hacer de los grandes cheff´s , podremos, en un futuro, descubrir los mecanismos cinéticos por los cuales se mantienen y conservan los nutrientes de infinidad de productos; obteniendo productos individualizados, especializados y sabrosos, para acercarnos cada vez más a cambiar nuestro concepto de alimentarnos para nutrirnos, por alimentarnos específicamente para evitar enfermedades, y hacerlo de forma más individualizada atendiendo a cada necesidad en particular.

Entender lo que sucede en la concepción de platos resulta importante para predecir la forma en que las diversas combinaciones de nutrientes y macrocomponentes permanecen estables o no dentro de las comidas.

También servirá para saber cómo los nutrientes asociados a éstas son asimilados. Las interacciones con las proteínas, las vitaminas y los hidratos de carbono resultan igualmente esenciales en este contexto.

Las investigaciones científicas nos acercan a otra cultura en la alimentación: de cumplir sólo el objetivo de nutrir pasaremos a la alimentación que intente evitar enfermedades de forma más individualizada…………pero con experiencia sensorial incluida!!!!!!