CuriosidadesBlog

12:00
23-06-2017

El "peso" del verano

El índice de sobrepeso y obesidad que sufre la población infantil está en constante crecimiento.

El 10% de los niños españoles son obesos y hasta un 20% padece sobrepeso. Es decir, el 30% de la población infantil de nuestro país tiene un mayor riesgo de desarrollar, aun en su etapa adulta, enfermedades potencialmente mortales como las cardiovasculares, la diabetes y hasta ocho tipos de cáncer.

Es difícil de asumir que por primera vez en la historia se augura que la actual generación de niños vivirá menos que sus padres a causa de una pésima alimentación y del sedentarismo.

Desde los colegios se fomentan unos hábitos de vida saludables que inciden en una correcta alimentación y en la huida de los más pequeños del sedentarismo; pero… ¿y cuando llegan las ansiadas vacaciones de verano? En esta época, los niños duermen menos, cambian sus rutinas alimentarias y realizan menos ejercicio físico que a lo largo del curso. Por lo general, al estar de vacaciones las personas suelen optar por alimentos rápidos y poco elaborados, y permitir a los niños un consumo inapropiado de comida basura.

Aquí entra en juego la responsabilidad de los padres para mantener la calidad de vida de los más pequeños. Somos su ejemplo en todo y en la comida y en la actividad física también. Si nos ven comer sanos, si nos ven movernos, se animarán antes a hacerlo, a hacerlo con nosotros, a participar en familia.

Los padres deben velar porque lleven una dieta adecuada y practiquen ejercicio y no se dejen llevar por la comodidad. Claro que es más fácil que coman una natilla en vez de una manzana, es más rápido darles un bollo que ponerles un bocadillo pero se debe incidir en que lo verdaderamente importante es que los niños aprendan a comer para ganar en salud. De hecho, son muchos los especialistas que recomiendan que la nutrición sea una asignatura que se imparta en enseñanza primaria, también la apoyan muchos cocineros, padres, profesores… Y así debería ser. Lo que se aprende a temprana edad es más fácil de mantener.

Pero mientras llegan estas medidas y para ayudaran poco a los padres a seguir manteniendo unos hábitos saludables a los niños en el período estival, el experto en nutrición Ata Pouramini, autor del libro Tú eres tu medicina elaboró el siguiente decálogo que esperamos os sea de utilidad:

  1. No compre productos gaseosos ni bebidas artificiales de forma habitual, sólo excepcionalmente. Los zumos no deben sustituir al agua.
  2. Infórmeles de que los azúcares añadidos son tan peligrosos como fumar, para que ellos lo comprendan Los productos ‘sin azúcares’ no son una solución, contienen aspartamo y otros edulcorantes.
  3. Elija alimentos enteros y naturales. Lo mejor, fruta y verdura de temporada.
  4. No mezcle una gran variedad de productos en cada comida. No sobrecargue a su hijo dándole demasiadas opciones.
  5. Evite la comida genéticamente manipulada, los aditivos, los conservantes y los ácidos grasos ‘trans’ presentes en algunas margarinas, galletas, aperitivos fritos salados, patatas fritas industriales.
  6. Evite aceites baratos y comida aceitosa. Escurra la comida con papel secante.
  7. Fomente el consumo de pescado, el de aceite de oliva y evite el de carnes procesadas.
  8. Celebre cuando su hijo haya comido bien, dígale que será más fuerte.
  9. Enseñe a su hijo a cocinar.
  10. Si puede comprar alimentos orgánicos para ellos, hágalo.

Cuando pasen las vacaciones, podemos intentar mantener estas rutinas durante el resto del año, a fin de cuentas, estamos hablando de nuestra salud, de la de nuestra familia ¿se os ocurre algo más importante?

¿Artesano, natural, tradicional o casero? No es oro todo lo que reluce

Son muchos los productos existentes en el mercado que presentan esta denominación en el etiquetado pero en realidad inducen a error al consumidor ya que no pueden denominarse de esta forma cuando en su lista de ingredientes aparecen todo tipo de aditivos, conservantes, espesantes, colorantes, etc. Por tanto, hay que tener cuidado con este tipo de mensajes, ya que pretenden embaucar a los consumidores con alegaciones que se pueden considerar falsas, haciéndoles creer que los productos están hechos con más mimo, que son más saludables, más ricos… mensajes que en muchos casos son fáciles de desmontar simplemente leyendo la lista de ingredientes.

El Reglamento Europeo sobre la información que se facilita al consumidor a través del etiquetado, se especifica que dicha información no debe inducir a error sobre las cualidades, las características o la naturaleza del producto alimentario, algo que se extiende tanto a la publicidad como a la presentación de los productos. A su vez en el artículo 6 del Reglamento de etiquetado, presentación y publicidad de los productos industriales destinados a su venta directa a los consumidores y usuarios dice lo siguiente:

  • 6.1 Todos los productos puestos a disposición de los consumidores y usuarios deberán incorporar, llevar consigo o permitir de forma cierta y objetiva una información eficaz, veraz y suficiente sobre sus características esenciales.
  • 6.2 No dejarán lugar a dudas respecto de la verdadera naturaleza del producto.
  • 6.3 No inducirán a error o engaño por medio de inscripciones, signos, anagramas o dibujos.
  • 6.4 No se omitirán o falsearán datos de modo que con ello pueda inducirse a error o engaño al consumidor o propicien una falsa imagen del producto.
  • 6.5 No contendrán indicaciones, sugerencias o formas de presentación que puedan suponer confusión con otros productos.
  • 6.6 Declararán la calidad o calidades del producto o de sus elementos en base a normas específicas de calidad, cuando dichas normas existan.
  • 6.7 Advertirán de la peligrosidad que tiene el producto o sus partes integrantes, cuando de su utilización pudieran resultar riesgos previsibles

Amparándose en esta reglamentación, la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) se dirigió a la AECOSAN (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición) solicitando que se regulase el uso de estos términos basándose en un análisis realizado en 25 productos que incluían alegaciones de este tipo. La OCU consideró que las declaraciones y afirmaciones eran exageradas, teniendo como propósito confundir y engañar a los consumidores por lo que denunció a 24 marcas alimentarias ante las autoridades de consumo de diferentes Comunidades Autónomas por el uso de este tipo de mensajes que se consideran engañosos, como por ejemplo, “tradicional”, “casero” o “artesano”. Entre los alimentos denunciados se encuentran productos, consumidos por una amplia mayoría de consumidores: salsas, purés, bollería, caldos y alimentos precocinados de diferentes marcas (Madel, Gallina Blanca, Obradoiro, Fuentetaja, Albe, Royal, Bimbo, Casamas, Bo de Debó, Molino Real, Carretilla, Preferida, Frit Ravich, Family Tarts, Helios, Calvé, Solís, Ferrer, Sojasun, The Rustik Bakery, Florette, Aneto, La Piara y Maggi, son las marcas denunciadas).

Fuente: https://gastronomiaycia.republica.com

AECOSAN confirmó que el uso de estos términos no se ajustaba a las prácticas que aparecen en el reglamento sobre información alimentaria facilitada al consumidor, pero parece ser que no tiene competencia en lo que se refiere al control y a las oportunas sanciones, por tanto, la OCU se ha dirigido a las autoridades de consumo de las Comunidades Autónomas para denunciar la situación. La organización de consumidores espera que se impongan las sanciones oportunas por incumplir la normativa sobre el etiquetado. Además pide a la industria que abandone este tipo de prácticas, ya que son declaraciones engañosas que atribuyen cualidades a los productos que en realidad no poseen.

Podéis conocer todos los detalles de la denuncia realizada por la OCU a través de este artículo publicado en su página web.

11:35
12-04-2017

CON LA COMIDA NO SE JUEGA…¡¡¡ARTE COMESTIBLE!!!

Con la comida no se juega…pero ¿y si la podemos usar como un lienzo para dar rienda suelta a nuestra creatividad?

Eso pensó el artista holandés Stephan Brusche, que “pinta” en bananas y plátanos, peras, berenjenas, brócolis… y cuelga en su cuenta de Instagram piezas artísticas realmente increíbles (tiene 43,4k seguidores) https://www.instagram.com/isteef/)

http://www.isteef.com/

Fuente: https://www.instagram.com/isteef/

Brusche usa la forma de la fruta y verdura para desarrollar todo tipo de formas inteligentes, tan originales como esta muestra que os enseñamos aquí.

No hay que jugar con la comida… pero sí se puede usar para hacer arte!! El único problema es que hay que comérsela rápido!!!!

Fuente: https://www.instagram.com/isteef/

¿EXISTEN “SUPERALIMENTOS” SEGÚN LA CIENCIA?

¿Cuáles son los criterios de calificación de los “superalimentos”? ¿Cómo se calcula el “poder nutriente” de estos? ¿Cuantos existen?

Fuente: pixabay

Estas y otras preguntas se responden en el estudio científico realizado por el equipo de investigación de la doctora Jennifer Di Noia, del Centro de Enfermedades Crónicas Preventivas (CDC) de la Universidad William Paterson, donde se calcularon los porcentajes de nutrientes de cada alimento de acuerdo con las necesidades diarias y sobre los alimentos en crudo.

Para definir el Powerhouse de Frutas y Verduras (PFV) o la capacidad nutriente se tuvo en cuenta el valor energético y un ranking sobre los alimentos que contenían algunos o varios de los 17 nutrientes esenciales; en este artículo se describe un esquema de clasificación que define PFV sobre la base de 17 nutrientes importantes para la salud detectados por la Organización de las Naciones Unidas y el Instituto de Medicina (es decir, potasio, fibra, proteína, calcio, hierro, tiamina, riboflavina, niacina, ácido fólico, zinc y vitaminas A, B6 , B12 , C, D, e y K)

Fuente: Pixibay

https://www.cdc.gov/pcd/issues/2014/13_0390.htm

En este estudio se desarrolló y validó un esquema de clasificación que define el PFV como aquellos alimentos que proporcionan, en promedio, el 10% o más al día por cada 100 kcal de los 17 nutrientes identificados.

En primer lugar, se generó una lista “preliminar” basada en la literatura científica de varios alimentos susceptibles de tener alto PFV: alimentos de hoja verde, amarilla/naranja, cítricos y varios alimentos de la familia de las crucíferas, bayas otros alimentos asociados con la prevención de enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas y algunos tipos de cáncer De los 47 alimentos estudiados, todos menos 6 (frambuesa, mandarina, arándano, ajo, cebolla y arándanos) cumplen el criterio de PFV.

Fuente: Pixibay

Alimentos de color verde como berros, col china, la col verde, col rizada, rúcula; y de hojas verdes (acelga, remolacha, espinaca, achicoria, lechuga de hoja) se concentraron en la mitad superior de la distribución de las puntuaciones, mientras que los alimentos perteneciente a los colores amarillo/naranja (zanahoria, tomate, calabaza, patata), de la familia de las liliáceas (cebolla, ajo, puerro), cítricos (limón, naranja, lima, pomelo), y frutos rojos (fresa, mora, frambuesa, arándano) se concentraron en la mitad inferior.

Según la doctora Jennifer Di Noia, queda mucho por investigar; “los estudios futuros podrían identificar dietas saludables y evaluar la relación con PFV; o buscar la relación directa entre la ingesta de los “alimentos PFV” y “la salud”, generando dietas adaptadas”.

La controversia del azúcar ¿Qué cantidad realmente consumimos?

Eso es lo que se ha planteado Antonio R. Estrada -ARE-, fotógrafo y amante de la alimentación saludable y la nutrición deportiva.

Su proyecto sinAzucar.org http://www.sinazucar.org/ es un proyecto fotográfico basado en captar conjuntamente los alimentos y la cantidad de azúcar, en formato terrón, contenida en los mismos; con el único objetivo de concienciarnos sobre el azúcar oculto que consumimos habitualmente.

Las fotografías son sencillas pero con mucho impacto visual y pretenden concienciarnos sobre la importancia de la reducción de la cantidad de alimentos procesados y de azúcar añadido en muchos de los alimentos que consumimos de forma cotidiana; esta información ya aparece en las etiquetas de cada alimento, pero se visualiza mejor con la comparativa en formato terrón a la que estamos más acostumbrados.

Este proyecto pretende concienciarnos sobre la alta ingesta de “azúcares escondidos”, preocupación también de la OMS que ha planteado aumentar los impuestos de determinadas bebidas con altos índices de azúcar, como posible solución a la elevada tasa de obesidad existente.

Todos sabemos lo importante que es restringir alimentos y bebidas extremadamente azucaradas para evitar problemas de salud como la obesidad, las enfermedades cardiovasculares, diabetes, caries……. Empezando con los más pequeños.

En Reino unido las autoridades sanitarias, ante la alarma del excesivo consumo de azúcares por parte de la población infantil, han puesto en marcha una aplicación que calcula el azúcar, la grasa y la sal de los alimentos. Según la Encuesta Nacional de Nutrición y Dietética de UK los niños entre cuatro y 10 años consumen el doble de cantidad de azúcar recomendada.

https://www.nhs.uk/change4life-beta/be-food-smart#FzYWZgpqDItqav40.97

 

¿Será esto suficiente para alertarnos?

 

Archivo

Blog rolls