Frutas de PrimaveraBlog

¿HAS PROBADO LAS FRUTAS CLIMATÉRICAS?

Puede que apellido climatérico te suene un tanto a ciencia ficción y quizás estés pensando que no has probado fruta así en tu vida. Pero te equivocas, este tipo de frutas son consumidas con frecuencia y están presentes en los mercados de todo el mundo.

La fruta climatérica es solamente aquella que sigue madurando después de su recolección pero siempre hay que tener en cuenta que hayan alcanzado su tamaño óptimo o madurez fisiológica. Se dice que estas frutas se pueden recolectar en verde, pues seguirán su proceso de maduración y llegarán al mercado en un estado próximo al punto óptimo para su consumo, ya que después de la cosecha tienen un periodo de transporte, almacenamiento y distribución.

Para determinar si una fruta podía formar parte de esta categoría se analiza la presencia y producción de un compuesto químico orgánico denominado etileno, que se considera responsable del envejecimiento de las frutas y provoca que cambien de color, aspecto, textura, etc. En los lugares donde se almacena la fruta climatérica se suele utilizar acetileno, un gas análogo del etileno que provoca el mismo efecto en la fruta, con ello se logra unificar el grado de maduración de la fruta almacenada antes de distribuirla para su comercialización.

Por lo tanto… ¿Qué frutas pueden considerarse como climatéricas?

  • Manzana
  • Kaki
  • Kiwi
  • Pera
  • Melocotón, nectarina, albaricoque
  • Plátano/banana
  • Melón
  • Sandia
  • Mango, maracuyá, chirimoya, aguacate

¿Y cuáles son las no climatéricas?

  • Los cítricos como la lima, el limón, la naranja, la mandarina o el pomelo
  • Cerezas
  • Nísperos
  • Granada
  • Fresa
  • Uva
  • Piña

FRUTAS EXÓTICAS Y EXCLUSIVAS ¿TE ATREVES?

Con diversidad de colores, formas imposibles, estas frutas exóticas con formas y colores vivos y llamativos…de alto valor comercial y económico, casi todas provenientes de los países Orientales; son únicas y exclusivas. Echa un vistazo a algunas de ellas!!!

UVA RUBY ROMAN

Fuente: Pinterest

Originaria de Japón, esta uva es una variedad de uva de mesa que se cultiva y comercializa exclusivamente en la zona de Ishikawa.

Esta variedad de uva se comercializa con el distintivo de uva de primerísima calidad, las normas de calidad para su comercialización son muy estrictas: se verifican todas las características de los racimos, cada uno debe contar con un mínimo de granos y cada grano debe reunir unas condiciones específicas en cuanto a tamaño, contenido de azúcar, anomalías de la piel, etc.

En Japón se celebra anualmente una subasta de racimos de uva Ruby Roman, algún años se han llegado a pagar 8.500 euros por un racimo de uva de esta variedad, de aproximadamente 700 gramos.

PERAS GINSENG

Fuente: ebay

Originarias de China; la forma de estas peras es la un bebé meditando o dormido. Inicialmente su forma generó polémica, pero luego fueron la sensación en un supermercado de Beijing y rápidamente se difundieron por todo el mundo. Son muy exclusivas; una de estas peras, de aproximadamente 200 gramos, se puede vender por 8 o 9 euros, siendo una de las frutas más caras del mundo.

MANGOS TAIYO NO TAMAGO O “HUEVOS DEL SOL”

Fuente: Pinterest

Esta variedad de “mangos exclusivos” de la comarca frutera de Miyazaki se selecciona con un criterio estricto en cuanto a peso (obligatoriamente más de 350 gramos) y a por su alto nivel de azúcares y muy jugosos, siendo la más dulce de la variedad. Al igual que la uva ruby se subastan los de primera cosecha cada temporada, y su precio ronda los 3000 euros.

MANZANA SEKAIICHI

Fuente: pousta.es

La manzana Sekaiichi denominada “la mejor manzana del mundo” se cultiva en Japón. Cada pieza viene a pesar casi 1 kilo; los árboles y las manzanas pieza a pieza se tratan manualmente; las manzanas se lavan en hidromiel, se serigrafía la piel y se envasan a mano para mantener su frescura, de forma que no se dañen o deterioren. Su precio ronda los 22 euros, pero por pieza!!!!

Definitivamente están fuera del alcance de la mayoría, no sólo por su origen y exclusividad; sino por su precio!!!

IV El melón

El melón, Cucumis melo, es el fruto de la melonera, una planta de la familia de las cucurbitáceas, como la calabaza y el pepino. Tiene forma esférica o aovada como un balón de rugbi, de gran tamaño, corteza dura y de color verde, amarilla, anaranjada o blanca, más o menos rugosa dependiendo de la variedad.
Su pulpa es carnosa, de color blanco verdoso o anaranjado rodeando las numerosas semillas, y un sabor dulce y delicado en su punto de sazón.

No se tiene muy claro el origen de esta planta; podría ser de Asia Central o África. Se han hallado representaciones de esta fruta en tumbas egipcias 2400 años aC. Fue apreciada por los griegos y también por los romanos, ayudando a su expansión por todo el Mediterráneo. En el s. XV se puso de moda en Francia acompañada de vino moscatel. Cristóbal Colón se encargo de llevarla a América.
Actualmente está muy extendida y se cultiva bien en zonas cálidas con pocas lluvias, siendo los principales productores China, Turquía, EE.UU., Irán y España.

Hay mucha variedad, según su piel, carne y tamaño:

  • charentais,
  • cantaloup,
  • casaba,
  • tendral,
  • rochet,
  • amarillo,
  • piel de sapo,
  • honey dew,
  • ananas,
  • galia,
  • crenshaw,
  • earl japonés.

Pero cualquiera de ellas son muy sabrosas si se comen en su punto de sazón, lo cual no es fácil de saber sin abrirlo: tiene que pesar mucho con respecto a su tamaño, su fragancia debe ser notoria, y si presionas los extremos, el posterior cederá un poco.

Se suele tomar como fruta fresca, o bien en granizado, helados o macedonias y ensaladas. También resulta agradable combinarlo con jamón serrano.

A pesar de que tiene fama de indigesto, -ya sabes el refrán: "el melón, oro por la mañana, al mediodía plata y por la noche mata"- si se toma en ayunas o entre comidas es más fácil de digerir ya que es un alimento que combina mal con otros alimentos, como cereales y carnes; el problema podría ser que el elevado contenido en agua retrasa o dificulta la digestión de las proteínas.

Está compuesto en un 90% de agua y el resto son casi todo azúcares y fibra, de modo que nos aporta unas 30-35 kcal por cada 100 gr. Esto lo convierte en una fruta muy interesante para aquellas personas que quieran controlar su dieta, su efecto saciante es ideal para controlar el apetito entre horas y su abundante agua calma la sed. Además contiene muchas vitaminas y minerales, de forma que los beneficios que nos aporta son muy variados e interesantes: 

  1. Es diurético y depurativo por su alto contenido en potasio, es decir, ayuda a eliminar el agua retenida y también las toxinas sobrantes de nuestro cuerpo, lo que además embellece la piel evitando la aparición de manchas. 
  2. Es hidratante, porque aporta mucha agua. 
  3. Tiene un alto contenido en betacarotenos, más en los de color naranja. Al ser convertidos en vitamina A, ayudan a cicatrizar la piel y mucosas, también son importantes para la retina. 
  4. Aportan vitamina C, reforzando el sistema inmunológico y aumentando la absorción de hierro. 
  5. Contiene vitamina E, que previene contra el cáncer y enfermedades cardíacas. 
  6. Su fibra soluble tiene efecto laxante, además ayuda a eliminar el exceso de colesterol. 
  7. También proporciona calcio, zinc, magnesio y fósforo, colaborando en la formación de tejido óseo. 
  8. Contiene ácido fólico, indispensable en el embarazo y vitaminas B₁, B₂ y B₃.  En tratamientos de belleza se utiliza en mascarillas y cremas para hidratar y prevenir arrugas.

Bien fresquito es el alimento perfecto para tomar en verano a cualquier hora ¿no te parece?

EL KIWI: UNA FRUTA EXÓTICA DE PROPIEDADES EXCELENTES

El kiwi es una de las frutas más saludables y completas que existen en el mercado gracias a sus propiedades nutritivas y saludables.

Crecen en forma de racimos en plantas trepadoras propias de climas templados. En realidad, no es un árbol frutal sino una enredadera y por lo tanto, el kiwi aunque para todos sea una fruta exquisita, es más bien una baya. Madura en invierno, lo que hace que aparezca en los mercados de octubre a mayo, siendo la época más propicia para tomarlos los meses primaverales.

Procede de China meridional aunque a finales del siglo pasado llegó a Europa, donde se ha disparado su cultivo y consumo. Fue al introducirla en Nueva Zelanda cuando a consecuencia del éxito de consumo que tuvo, se le asignó el nombre de kiwi por sus semejanzas con el cuerpo del pájaro no volador que aparece en el emblema nacional del país.

Las diferentes variedades de kiwi se pueden diferenciar entre sí por el tamaño y la forma. La Abbott es una variedad de tamaño medio y forma alargada y redondeada. La variedad Bruno es un kiwi de tamaño grande y color marrón oscuro, de forma alargada, casi cilíndrica. Monty es la denominación con los ángulos más pronunciados. Hayward es un kiwi neozelandés de gran tamaño (hasta 100 gramos de peso), sabor exquisito y calidad inmejorable, características por las cuales es la variedad más solicitada e importante en el mercado. El denominado kiwi Baviera, de nombre científico Actinia arguta, es una especie japonesa muy antigua, de la que se ha conseguido obtener un fruto que soporta temperaturas muy bajas, inferiores a 30ºC bajo cero. El fruto es más pequeño que el kiwi común, aunque la piel es lisa y comestible, y la pulpa bastante más dulce.

Desde la antigüedad se le atribuyen propiedades medicinales que benefician la salud. Entre las más importantes podemos destacar:

Por su alto contenido en potasio y ácido propeolítico reduce la hipertensión arterial y la síntesis de triglicéridos.

Tiene propiedades antioxidantes gracias a la abundante concentración de vitamina C. Además la presencia de esta vitamina favorece la absorción del hierro y por tanto previene la anemia.

Es una fruta especialmente dirigida a personas que sufren estreñimiento ya que aporta fibra soluble que favorece el transito intestinal.

Es una fruta apta para dietas por su bajo contenido en calorías

Es rico en vitaminas C, E y A, y trazas del grupo B, en potasio, calcio, cobre, magnesio y fibra, con sólo trazas de proteínas, apenas grasas y buenos carbohidratos.

Pero... ¿Cómo lo podemos consumir? Es habitual que se consuma como fruta fresca pelado o partido por la mitad y con ayuda de una cucharilla para hacerlo más apetecible a los consumidores no habituales de fruta. Por este motivo y debido a sus propiedades nutritivas y al aporte de sustancias de acción antioxidante, su consumo es adecuado para los niños, los jóvenes, los adultos, los deportistas, las mujeres embarazadas o madres lactantes y las personas mayores.

Pero además, es un ingrediente perfecto para realizar mermeladas, sorbetes, granizados y algún que otro postre por sus dotes decorativas. Puede ser el perfecto acompañante de una buena ensalada aderezada con una salsa de yogur o combinándolo con queso fresco y fresas para realizar un postre sencillo, rápido pero que no dejara indiferente a nadie. Además, el kiwi, aunque menos frecuente, puede ser cocinado, rehogado con mantequilla, para la elaboración de salsas de platos de carne.

Lo único negativo a destacar es que contienen una enzima específica llamada actinidina que descompone y disocia las proteínas; cuando el kiwi entra en contacto con productos ricos en proteínas, estas se descomponen lo que no lo hace muy apto para consumir con postres lácteos ya que la enzima disuelve enseguida las proteínas de colágeno en gelatina, evitando que se solidifique. Pero a su vez, La actinidina también tiene muchas ventajas en la industria alimentaria ya que puede usarse para ablandar la carne o como estimulante de la digestión.

II LA FRESA, MAS QUE UN POSTRE

La fresa es una de las frutas mas apreciadas por su sabor dulce intenso y sus propiedades nutritivas.

El fresal es una planta que es posible encontrar en gran parte del hemisferio Norte ya que crece de manera silvestre en lugares frescos y boscosos de Asia, África y toda Europa. Prefiere terrenos ricos en nutrientes, bien drenados y húmedos.

Es una planta herbácea perenne que alcanza los 20 cm de altura, cuya floración se da en los meses de abril y junio. Los frutos, comúnmente conocidos como "fresas" empiezan a aparecer en nuestros mercados a finales de invierno, predominando de marzo a julio, y hacen la delicia de muchos paladares en postres, batidos o zumos.

Es una fruta ligera y diurética, con un 85% de agua y un aporte de calorías muy bajo (37 cal por 100g, 7 gramos de hidratos de carbono y sólo 0,3 gramos de grasa) lo que la hace adecuada en dietas de adelgazamiento pero su principal valor es la cantidad de vitaminas que posee, principalmente vitamina C (100 gramos de producto cubrirían las cantidades diarias recomendadas) y A. además aportan cantidades elevadas de potasio y magnesio y en menor medida hierro, fósforo, yodo y calcio. Su consumo ayuda a disminuir los problemas ocasionados por la menopausia. Por último, no podemos dejar de mencionar la cantidad de ácido fólico que poseen lo que hace que sea una fruta idónea para embarazadas y para aquellas personas que padezcan anemia o problemas cardiovasculares.

Pero la fresa es mucho más que una fruta deliciosa y saludable. En la antigüedad, junto con las hojas de menta, se empleaban para lavar la ropa ya que poseen cualidades antisépticas y antimicrobianas.

Además se emplean junto con otros ingredientes naturales (miel, almendras) para el cuidado de la piel. Se emplean a modo de cosméticos (cremas o mascarillas) para mantener el mantener un cutis limpio y terso y retrasar las arrugas de la piel. Otro de sus usos es como dentrífico natural ayudando a mantener la boca limpia y protegida de caries y mal aliento.

Sus hojas o sus raíces pueden usarse en infusión como sedante las primeras y como remedio para la diarrea en el segundo caso.

 

Archivo

Blog rolls