Mitos y leyendas sobre le Aceite de Oliva

El Aceite de Oliva es uno de nuestros alimentos más valorados y uno de los pilares de la Dieta Mediterránea. En España lo utilizamos de forma habitual, porque sus beneficios están inteegrados en nuestra cultura y costumbres, aunque todavía es frecuente encontrar un montón de ideas muy arraigadas y que son más un mito que una realidad, por eso hoy en Mundo Sabor queremos aclarar algunas de ellas:

El aceite de oliva contiene más grasas que el aceite de semillas.

Tanto el aceite de oliva como el aceite de girasol, de maíz, de colza, de soja… son aceites, y por tanto su valor nutritivo consta al 99% de grasa, engordando, así, todas ellas igual, y aportando 9kcal por 1g de grasa. Todos los aceites contienen la misma grasa, independientemente del color y el espesor.

El aceite de oliva es malo para el colesterol.

En el cuerpo tenemos colesterol malo, que causa problemas cardiovasculares, y colesterol bueno, que evita dichos problemas. Así, mientras los aceites de semillas se encargan de disminuir la cantidad de colesterol tanto bueno como malo en nuestro organismo, el aceite de oliva tiene unas propiedades tales, por las que disminuye el colesterol malo del cuerpo y aumenta la concentración del bueno. Por ello, es un alimento muy recomendado para personas mayores con problemas de corazón o de circulación.

La graduación del aceite de oliva es sinónimo de calidad.

Esto no es cierto. La graduación o el acidez del aceite de oliva sólo indica la intensidad del aceite, pudiendo agradar más o menos a nivel personal, pero no indicando calidad del producto. Los aceites de menor graduación son más suaves y se puede apreciar mejor el sabor de la aceituna; mientras que los aceites con alta graduación son más fuertes y se obtiene más sabor con menor cantidad. La acidez y graduación tampoco están relacionadas con el aporte calórico ni con mayor o menor aporte de beneficios a la salud.

El aceite crudo engorda menos que el aceite frito.

El aceite es el mismo crudo que frito, por lo que tiene las misas características y engorda lo mismo. Lo que si engorda más es el alimento con aceite que sin él, pero si se va a poner aceite, da igual que se aliñe en crudo o que se fría.

El aceite de oliva refinado es peor que el aceite de oliva virgen.

Esto cierto en razón de que varía el sabor, la textura, el color e incluso el grado de acidez, pero ambos aceites, al ser los dos de oliva, contienen los mismos componentes, así, por lo que respecta a las propiedades beneficiosas no es ninguna mejor que la otra.

Los aceites del McDonalds producen cáncer porque los cocinan a muy altas temperaturas.

Este me parece sorprendente!! McDonalds no utiliza aceite de oliva para freír sus productos, utiliza un aceite mezcla de tres tipos de aceites de semillas, que además han sido hidrogenadas, es decir, modificadas para que aguantes más tiempo y más frituras, por lo que son aceites que no tienen ningún nutriente beneficioso para la salud. Pero esto tiene poco que ver con que calentar el aceite de oliva a altas temperaturas produzca cáncer.

Curioso verdad? Pues aún hay más, pero esas las dejamos para otro día. Si conoces alguna leyenda en torno al Aceite de Oliva, o tienes alguna duda, cuéntanoslo todo y lo publicamos en la siguiente entrega!! Y por su puesto.... si te ha gustado ¡compártelo! 

Conoces la Comunidad Mundo SaborPincha aquí y descubre en un espacio en el que tu opinión es lo más importante

  •  
  • 0 Comentario(s)
  •  

Comunidad Mundo Sabor

Blog

 

Archivo

Blog rolls