Cerveza light, menos calorías y menos sabor

  • Imagen cerveza en Mundo Sabor
  • Imagen cerveza en Mundo Sabor
  • Imagen cerveza en Mundo Sabor

En este mundo que vivimos, la imagen es muy importante, ya contamos con eso, el estar sano y guapo parecen ya el mismo concepto. Todo el mundo quiere cuidarse, ya sea para mantenerse en forma o para mantener a raya el colesterol y el azúcar.

En España, tanto jóvenes como mayores disfrutamos de una cultura de bares única en el mundo, y además de tomarnos unos vinos, nuestra rubia preferida está siempre presente. Por ello, alguien pensó en crear la cerveza light, porque si las bebidas azucaradas en su versión light tienen más éxito que la bebida original, ¿por qué no iba a funcionar esto en la cerveza?

Esta pregunta parece absurda, ya que mucha gente en España ni ha oído hablar de la cerveza light, por lo que de momento, lo que se dice triunfar, no ha debido triunfar aquí. Por el contrario, el mercado de cerveza light en Estados Unidos se lleva casi el 50% de todo su mercado cervecero, mientras que en Europa lo mantenemos a raya. La cerveza light de ahora, parece no ser para nosotros, mediante diferentes análisis químicos y sensoriales, la hemos declarado “aguachinada”.

El problema de la cerveza light es que pierde mucho sabor y fuerza respecto a la cerveza convencional, la sensación en la boca es más ligera, como si perdiese cuerpo, de ahí, que se diga que es aguachinada.

Lo atractivo de esta cerveza es que tiene un tercio menos de calorías que las cervezas convencionales, el “problema”, por llamarlo de algún modo, es que esta disminución de calorías de debe a la disminución del grado de alcohol y a que se eliminan carbohidratos no fermentados, que son los que aportan la mayoría de las calorías a la cerveza convencional. Una lata de cerveza light tiene más o menos las mismas calorías que dos vasos de zumo de naranja, unas 110 calorías.

Una cerveza normal suele tener un 6% de alcohol, mientras que la light oscila entre el 2,8 y 3,5% de su volumen en alcohol. A pesar de esto, es cierto que hay alguna cerveza light, muy pocas, que siguen manteniendo el mismo grado de alcohol que la cerveza original.

Además del problema de obtener el sabor completo, también es muy importante mantener la intensidad de ese sabor, y cuando nos referimos como problema a la disminución del grado de alcohol en la cerveza light, esto es porque el etanol se encarga de captar los aldehídos de la cerveza, evitando así sabores extraños y desagradables, por lo que cervezas con menos alcohol y más aldehídos, no camuflan esos sabores, ni mantienen la intensidad. 

No se pierde la esperanza en el sector cervecero de encontrar la mejor receta para la cerveza light, pero no ha de olvidarse, que uno de los motivos por los que en Europa no se acepta la cerveza light del modo en que se hace en Estados unidos, es que el sabor no es sólo causa de la percepción fisiológica, sino también de una respuesta mental influenciada por el trasfondo social y cultural; por lo que, para que los europeos llegamos a aceptarla, tendrá que ser muy similar a la cerveza original, a nosotros no nos sirven imitaciones de nuestra rubia.

De momento podemos encontrar ya en nuestro país diferentes casas cerveceras que se han lanzado a la experiencia light, como “Corona Light”, “Cruzcampo Light”… Así que ya tienes más alternativas si te está cuidando y si en esos días de dieta, en vez de un refresco light, puedes tomarte una cerveza fresquita, ¿Qué más puedes pedir? Además, si tiene menos alcohol, menos problemas para conducir, podemos incluso acabar con la ya famosa “barriga cervecera” y también disfrutarla como el buen diurético que es. Habrá que valorar si merece la pena engañar al paladar… 

¿Y tú qué opinas? Si ya la has probado, nos gustaría que compartieras tu opinión en Mundo Sabor

Si te ha gustado ¡compártelo! 

Conoces la Comunidad Mundo SaborPincha aquí y descubre en un espacio en el que tu opinión es lo más importante

  •  
  • 0 Comentario(s)
  •  

Comunidad Mundo Sabor

Blog

 

Archivo

Blog rolls