Los sabores de Praga

  • Jamón asado en la calle en Praga
  • Comida en Praga
  • Comida en Praga
  • Comida en Praga
  • Postres cocina Checa

Y en nuestros viajes por los sabores del mundo, hoy en Mundo Sabor queremos que conozcáis un poco más de la gastronomía de una ciudad muy especial, Praga.

Situada en las orillas del río Moldava, Praga es la capital de la República Checa. tiene aproximadamente 1,2 millones de habitantes, lo que la convierte en la ciudad más poblada del país. Su belleza y patrimonio histórico la han convertido en una de las veinte ciudades más visitadas del mundo y desde el año 1992 el casco histórico de la ciudad es Patrimonio de la Humanidad

La comida en Praga es muy sabrosa y proteica. Abundan todos los tipos de carnes pero el cerdo asado es el plato estrella. En algunas cervecerías típicas sirven el codillo asado “a la cerveza negra”, una auténtica delicia. Las carnes, bien condimentadas, se acompañan siempre de unas albóndigas elaboradas con pan y patata.

En Praga podréis degustar infinidad de platos muy sabrosos: costillas de cerdo asadas, bistec tártaro de solomillo de vaca, lengua de vaca ahumada, pierna de cordero al ajo, “coulash” o guisado de ternera…… y todos acompañados de su ensalada estrella de col roja y blanca.

Se puede decir que la carne es la debilidad de los checos, aunque también en su cocina hay pescado, tiene una oferta más limitada y podemos encontrar: lucio, trucha asada, lenguado, salmón o bacalao, aunque nada destacable por su elaboración; eso si, acompañado con “Smažák”, que es un queso frito muy cremoso.

El “prosciutto di Praga” es una especialidad gastronómica del país, es jamón de cerdo asado que se vende en puesto callejeros. Asan el jamón entero, dando vueltas sobre si mismo en una hoguera de leña, se va asando lentamente horas y horas, hasta tener un toque ahumado, y gracias a este proceso tan lento de cocinado, está muy jugoso.

Las salchichas también son uno de los alimentos que podemos comer en la calle. Abundan los puestos donde se pueden degustar salchichas de todos los tamaños, colores y sabores, siempre acompañadas de salsas: mostaza; “choucroute” (de col fermentada); “Křenová omáčka” (de rábano picante), cuidado porque tiene un color blanco que aparenta ser “inofensivo”…y nada más lejos de la realidad…como pica!!.

Y para terminar, los postres:

Puedes disfrutar de albóndigas caseras rellenas de fruta y espolvoreadas con requesón o con crema batida; dulces llenos de frutas escarchadas y frutos secos; y lo más típico de las fiestas checas que se sirve en puestos en la calle: el “trdelník”, una rosquilla que se hornea sobre las brasas y se sirve caliente y cubierta de azúcar, su forma tubular es ideal para agarrarla metiendo la mano dentro.

Para combatir el frío del crudo invierno, en los puestos callejeros podemos encontrar además; vino caliente con azúcar y canela, zumo de manzana caliente, y “grog”, la bebida de los piratas aunque más ligera que la que ellos tomaban.

Lo que si es emblemático de Praga es la cerveza, elaborada en las cervecerías más antiguas de la ciudad que datan de 1499, las hay de todos los tipos: negras, tostadas, sin pasteurizar, servida del tanque, pero de esto hablaremos otro día…..

Si te ha gustado compártelo!! 

¿Ya te has registrado en la Comunidad Mundo SaborPincha aquí, y descubre cómo participar y todos los premios que pueden ser tuyos... a qué estás esperando!!  

 

  •  
  • 0 Comentario(s)
  •  

Comunidad Mundo Sabor

Blog

 

Archivo

Blog rolls