27-02-2013
12:47

Propiedades nutricionales del ajo

Ya os contamos en un post anterior que el ajo es un alimento asociado, a lo largo de toda la historia de la humanidad, a multitud de mitos, muy usados en temáticas cinematográficas y de novela.

Leyendas aparte, lo cierto es que los atributos del ajo no están en esas propiedades persuasivas de vampiros, sino que tiene muchas virtudes terapéuticas.

El ajo es originario de Asia central, y ya se habla de él en antiguos escritos de las culturas babilónica, egipcia, india y china hace más de cinco mil años.

Los griegos antiguos y los romanos lo utilizaron, tal y como relatan Homero, Aristófanes y Virgilio. En Europa fue introducido por los cruzados al final de la Edad Media, y desde entonces forma parte de nuestra cocina.

El ajo contiene entre un 50-70% de agua, 20-23% de glúcidos, 0.2-0.5% de lípidos y 6% de proteínas.

El ajo contiene minerales como el zinc y el magnesio, y las vitaminas C, A, B1, B2, PP y E.

Varios componentes del ajo poseen propiedades antioxidantes que ayudan a reducir los niveles de colesterol en la sangre; otro de los componentes sulfurosos del ajo contribuye a reducir la presión arterial, además se destaca su poder fluidificante y depurador de la sangre.

Como consecuencia, el ajo es excelente para evitar enfermedades cardiovasculares.

Por otra parte, varios estudios científicos coinciden en el poder anticancerígeno que tiene; parece ser que los compuestos de origen sulfurado que contiene el ajo son los responsables de combatir las células cancerígenas en órganos vitales como el estómago, el hígado o el pecho.

Algunos científicos, han identificado varios componentes en el ajo que bloquean la formación de un potente cancerígeno llamado nitrosamina, y que a la vez limitan los efectos de otros cánceres similares de carácter genético.

El ajo crudo está lleno de compuestos sulfurosos, y muchos de sus compuestos derivados, actúan sobre las células sensibles al dolor y los canales nerviosos, encontrando que el ajo crudo activa específicamente dichos canales presentes en la boca y la lengua, por eso lo percibimos como picarte-ardiente en la lengua.

¿CÓMO PODEMOS ELIMINAR EL OLOR DEL AJO EN EL ALIENTO?

Tenemos varios remedios a nuestro alcance:

El perejil fresco o la menta fresca controlan el nivel de bacterias en la boca, mastícalos o toma una infusión, es bastante efectivo.

El té o el anís verde también nos pueden ayudar a eliminar el olor. Mastica unos granos de anís verde y sentirás un aliento agradable y fresco.

Chupa un limón y bebe su zumo, así eliminarás el ajo del aliento

La leche es un buen aliado, según un estudio realizado en la Universidad de Ohio, el consumo de la leche reduce la concentración de los compuestos químicos sulfurados del ajo, y en consecuencia se elimina el olor intenso.

Para eliminar el olor de las manos un truco: Una vez manipulado el ajo, sin tocar, ni frotar los dedos con nada, pásalos por un gran chorro de agua fría. Luego frótate todos los dedos de la mano con el jugo de limón o con unas hojas de lechuga, y lava tus manos con un jabón suave.

Disfrutemos del ajo, un gran aliado de nuestra salud......

Enlace permanenteBlogTags: ajo, mundosabor, mundo saborVisualizaciones: 2964
  •  
  • 0 Comentario(s)
  •  

Comunidad Mundo Sabor

Blog

 

Archivo

Blog rolls