05-06-2013
12:35

ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA

Fuente: www.asociacionsina.org

ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA (BEIKOST)

Bajo esta expresión se incluyen todos los tipos de alimentos distintos a la leche, que se incluyen en la alimentación del lactante.

Se ha generalizado el término alemán "Beikost" que hace referencia a la introducción de nuevos alimentos en su dieta, de manera controlada y progresiva, observando la tolerancia que presenta hacia los alimentos incorporados...

La introducción del Beikost a partir de los 4 o 6 meses, es importante desde el punto de vista nutricional para ampliar la gama de sabores y texturas nuevas, características de los alimentos que pasarán a formar parte de su dieta diaria. Este tipo de alimentación comienza a ser fundamental para el lactante, ya que a partir de esta edad, la leche por sí sola comienza a no ser suficiente para satisfacer el aumento de sus necesidades energéticas, de vitaminas y minerales. En este momento se inician las funciones de masticación y deglución de sólidos.

Hay una serie de recomendaciones para la correcta introducción del Beikost, las más destacadas aconsejan lo siguiente:

  • Iniciar mediante pequeñas cantidades y aumentar progresivamente la cantidad y variedad
  • La introducción de un nuevo alimento se hará una vez comprobada la tolerancia del anterior
  • A los 6 meses el Beikost debe proporcionar el 50% de la dieta y hasta el año no administrar menos de 500ml de leche en cualquiera de sus formas
  • No introducir alimentos con gluten hasta los 4 meses o más
  • Retrasar la administración de alimentos reconocidos como alergénicos (huevos y pescados) hasta los 6-8 meses
  • En los primeros meses evitar los alimentos con alta concentración en nitratos: espinacas, remolacha...

A continuación, vamos a comentar las características principales que muestran los diferentes grupos de alimentos en cuanto a la alimentación del bebé:

  • Los cereales: empezamos con las papillas! Los cereales, pos su elevado contenido en hidratos de carbono, se perfilan como el mejor alimento energético para los niños. Además contienen vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales y proteínas .Los más utilizados en alimentación infantil provienen del trigo, cebada, maíz, avena y centeno. También encontramos papillas multicereales, las cuales suelen enriquecerse con vitaminas, miel y sacarosa. Como ya hemos comentado, evitaremos los cereales con gluten antes de los primeros 4 meses de vida.
  • Los purés: verduras legumbres y frutas. Estamos con los primeros dientes! A partir del cuarto mes podemos introducir paulatinamente las frutas, a modo de puré, utilizando siempre las bien frescas y maduras. Al principio es conveniente la mezcla con cereales para que el niño se vaya acostumbrando a los sabores. Frutas como el albaricoque, melocotón y kiwi son las más alergénicas y su consumo se deberá retrasar hasta ir probando tolerancias. Las más adecuadas desde el principio son el plátano, manzana y pera. En cuanto a los purés de verduras y legumbres no deben sustituir en ningún caso la toma de leche, puesto que esta, es la fuente principal de proteínas de alto valor biológico. Entre las verduras que más frecuentemente causan alergia destacan las hortalizas tipo tomate, lechuga, zanahoria, apio, col, berenjena o pimiento. Otras verduras de uso habitual como la cebolla, el ajo, la espinaca, la calabaza y el espárrago también han sido descritas en reacciones alérgicas, aunque ya con menor frecuencia. Podemos indicar los 6 meses para comenzar a dar estos purés de verduras y legumbres.
  • Carnes, pescados y huevos. Se administran cocidos, formando parte del puré de verduras. Como regla general se empiezan a administrar a partir del octavo mes. La única limitación en cuanto a las carnes es en la elección de las menos grasas y fibrosas, por cuestiones de digestibilidad del bebé. Los huevos administrar siempre cocidos y con prudencia, por su grado de alergenicidad, comprobar tolerancia de este alimento entre los 8 y los 12 meses. Los pescados no tienen limitación en cuanto al tipo, generalmente la merluza y el lenguado son los más utilizados, se incluyen en purés a base de arroz, verduras y legumbres. Los purés que contienen lenguado suelen ser muy apreciados por los niños.

Siguiendo estas pautas en la alimentación del bebé conseguiremos la correcta administración del Beikost y beneficiar a nuestro hijo debido a un crecimiento fuerte y sano, evitando al máximo las infecciones y enfermedades debido a una alimentación completa, sana y equilibrada.

La primera infancia es la base de su alimentación para un futuro, aquí se empiezan a definir los gustos y costumbres del niño, así qué insistiremos en que pruebe todo tipo de alimentos y que consiga la aceptación de todos ellos, conviene evitar rechazos del niño hacia alimentos del grupo de verduras, frutas y pescados.

Por último recordar que una dieta variada y equilibrada nos beneficia a todos, por tanto la alimentación familiar y el entorno del niño deben favorecer en todo caso la buena conducta del niño hacia los alimentos. Fomentemos una vida más sana y saludable desde el principio...!!! La salud es lo más importante y la base para conseguirla y mantenerla se centra en una buena alimentación desde el primer día de vida.

Maria(mdaroca@ctic-larioja.es)Gravatar: MariaEnlace permanenteBlogTags: alimentación complementaria, lactantes, mundosabor, mundo saborVisualizaciones: 3576
  •  
  • 0 Comentario(s)
  •  

Comunidad Mundo Sabor

Blog

 

Archivo

Blog rolls