Las hamburguesas pueden ser saludables.

Tradicionalmente, las hamburguesas han sido denostadas como alimentos poco saludables. Esto se debe, fundamentalmente, a las hamburguesas que se pueden consumir en los establecimientos de comida rápida o "fast food".

Las hamburguesas tradicionales y las hamburguesas de hoy

Es necesario diferenciar lo que llamamos hamburguesas tradicionales de las hamburguesas gourmet o de hoy. Las que podemos encontrar en el primer grupo son las típicas de ciertos "restaurantes" de cadenas estadounidenses, cuyo contenido calórico es muy elevado debido a la gran cantidad de grasa (hasta un 30 %) que se emplea para elaborar la mezcla cárnica, y también al método de cocción empleado.

Además, los panes son elaborados con harinas refinadas no muy saludables, con muy poca fibra pero con muchas grasas y azucares añadidos. Sumando el pan y la hamburguesa, y teniendo en cuanta las salsas que se suelen emplear, podemos cuantificar en no menos de 600 kcal cada ingesta de este tipo de platos.

Si hacemos referencia al nivel de grasa de estas recetas, teniendo en cuenta su composición y el tipo de cocinado, puede rondar un 50 % el contenido graso. Además, su nivel de sodio y de colesterol también es elevado, por lo que su consumo debe ser limitado al máximo.

En contraposición a esta comida rápida, tenemos a las hamburguesas gourmet tan de moda actualmente, que poseen una mayor calidad nutricional ya que tienen menos grasa, son elaboradas con materias primas de primera calidad y son más variadas, ya que añaden vegetales y sabores nuevos a los formatos tradicionales.

Hamburguesas más saludables

Entre las preparaciones de hamburguesas gourmet siempre encontraremos opciones más saludables, porque se elaboran con carne de mejor calidad y tienen un menor contenido graso, y por tanto, menor aporte de colesterol. Además, el método de cocción no añade grasas en exceso.

Una opción muy de moda es elaborar la hamburguesa en casa, tanto la carne como el resto de elementos. Para obtener la hamburguesa hay que seleccionar la materia prima con cuidado, escogiendo carne magra de ternera, pechuga de pollo o pavo, pescados, o incluso legumbres o arroces. También podemos completar la receta añadiendo a la carne cebolla picada, zanahoria, espinaca, etc., que incrementarán el volumen de la mezcla reduciendo las calorías totales.

En cuanto al pan, se pueden elaborar mezclas con harinas integrales, semillas de diverso tipo, que incrementan el aporte de fibra y vitaminas del plato. También es importante controlar las salsas que vayamos añadir, intentando reducir su contenido graso. Una buena opción es elaborar la salsa con queso de crema, yogur, aguacate o aceite de oliva.

Por lo tanto, estas nuevas hamburguesas son una alternativa más saludable que las recetas tradicionales propias de la comida rápida. Con ellas podemos lograr variados platos mucho más nutritivos, con menos grasa y más sabor que denota calidad al comerlas, sin alterar lo saludable de la dieta.

  •  
  • 0 Comentario(s)
  •  

Comunidad Mundo Sabor

Blog

 

Archivo

Blog rolls