07-01-2014
11:34

Lo que pesa la Navidad

Lo queramos o no, la Navidad pasa factura. No me refiero al dineral que nos gastamos en los banquetes, regalos y demás, sino a los kilos de más que casi todos solemos coger después de estas fiestas tan deseadas. Son días para celebrar con la familia y amigos, en los que cometemos excesos con la comida y la bebida de los que no tomamos conciencia hasta el día 7 de enero, cuando nos damos cuenta que quizás, y solo quizás, nos hemos pasado un poco.

Entre la clásica cena de empresa, las comidas y cenas de los días señalados de Nochebuena y Navidad, Nochevieja y Año Nuevo, algún compromiso inesperado (que probablemente incluirá bien de comer y de beber) y la guinda final a las fiestas, con el roscón de reyes, son muchos días en los que cometemos excesos a los que nuestro cuerpo no está acostumbrado, y todo ello da como resultado unos kilos de más.

Según los expertos en nutrición, lo normal es, que de media, una persona gane entre dos y tres kilos durante las fiestas, pero hay que tener en cuenta que mientras una persona con un peso adecuado solo gana alrededor de medio kilo, una persona con tendencia al sobrepeso puede ganar más de 3 kg. Además, el problema añadido es, que si no se toman medidas rápidamente, este sobrepeso adquirido en Navidad cueste mucho eliminarlo.

El efecto que estas comidas excesivas tiene sobre nuestro organismo es claro, ya que se produce una sobrecarga del sistema digestivo y del hígado, que es el encargado de procesar las toxinas ingeridas y mantener estable el nivel de azúcar en la sangre. Además del incremento de peso que se produce durante estas fiestas, también pueden aparecer problemas digestivos de diverso tipo.

Nos hemos pasado ¿y ahora qué?

Esta es la gran pregunta que casi todos nos hacemos en algún momento a lo largo del mes de Enero. Hemos cogido algo de peso y no lo queremos de compañero para el resto del año. La solución es clara, hay que compensar los excesos a la mesa y comenzar a desintoxicar el organismo. Nada mejor que comenzar el año con algo de ejercicio físico.

A modo de ejemplo, os indicamos el aporte calórico de varios platos y el ejercicio físico que hay que realizar para quemar las calorías ingeridas.

  • Turrón: estos productos tan típicos de la Navidad son una verdadera bomba calórica que po, ya que 100 g contienen unas 550 kcal que podemos quemar con una hora y media de aeróbic.
  • Merluza en salsa: aunque es una de las opciones más ligeras, una ración normal ronda las 200 kcal. Bastará con media hora de baloncesto para compensar.
  • Cordero: otra de las bombas calóricas de Navidad, una ración normal aporta poco más de 400 kcal que se pueden eliminar con una hora de natación.
  • Pavo relleno: el plato con más calorías de los que solemos comer durante estas fiestas. La ración típica supone casi 500 kcal que deberemos eliminar con aproximadamente hora y media de carrera continua, a ritmo moderado.
  • Vino tinto: de lo que menos engorda, aunque el problema viene cuando no solo es una copa sino una botella... Aporta 20 kcal por copa, que podemos compensar con unos 15 minutos de frontenis.

 

 

 

 

  •  
  • 0 Comentario(s)
  •  

Comunidad Mundo Sabor

Blog

 

Archivo

Blog rolls