06-02-2014
10:23

Vuelta a los platos de cuchara en tiempos de crisis

La actual situación de crisis económica ha cambiado la forma de cómo realizamos nuestras compras, y por tanto, nuestra alimentación. Después de unos años en los que los precocinados y alimentos listos para su consumo se pusieron de moda, muchas familias han vuelto a los platos tradicionales de cuchara. Son recetas sencillas, más o menos fáciles de preparar, pero sobretodo, económicas y con un elevado rendimiento.

El recetario tradicional de nuestro país esta rico en recetas económicas y de gran rendimiento, elaboradas con productos cercanos y de temporada, lo cual facilita mucho su compra, al mismo tiempo que su precio nunca es muy alto. Si que es cierto que implica un tiempo elevado en su elaboración, ya que su cocción y preparación suele ser lenta, pero al mismo tiempo, una misma receta puede suponer la comida de varios días. Otra opción es cocinar en fin de semana, y recurrir a nuestro gran aliado el congelador.

Por lo tanto, hay que romper una baza a favor de estos platos, que injustamente habían sido apartados de muchas de nuestras cocinas, pero que debido a las circunstancias, han vuelto a reclamar su lugar en la mesa. A continuación vamos a dar un repaso a algunas de las numerosas recetas que podemos encontrar a lo largo y ancho de la geografía española.

Cocidos con garbanzos

Esta legumbre es la base de muchas recetas de platos de cuchara más tradicionales. Entre los más conocidos podemos destacar el "cocido madrileño", la "olla gitana" (de Murcia), el "pote gallego" o la "escudilla i carn de olla" (en Cataluña). Todos son platos que precisan su tiempo, dejando a remojo los garbanzos desde el día anterior, para luego cocerlos junto con diferentes verduras y carnes. De esta manera, de una sola preparación podemos obtener varios platos: un plato de legumbres y verduras, un plato de sopa y por último, la carne que se puede acompañar con un poco de tomate casero.

Existen otras variantes que no llevan carne entre sus ingredientes, pero si pescado, lo que se conoce con el nombre de "potaje de vigilia". Es un cocido de garbanzos con espinacas, bacalao desalado y una pelota de miga de pan, ajo y yema de huevo.

Cocido con alubias

De nuevo una legumbre es la base para numerosas recetas de cuchara, ya sea con alubias blancas o rojas. Entre las preparaciones más conocidas podemos encontrar la "fabada asturiana", el "cocido montañés", las "alubias de Tolosa" o los "caparrones con sacramentos" en La Rioja. La forma de prepararlos, generalmente, implica dejarlas a mojo desde el día anterior, para que se hidraten. Luego se cuecen junto a verduras (cebolla, ajo, puerro, zanahoria), un trozo de adobado o salazón de cerdo (oreja o careta), junto a un buen chorizo y costilla de cerdo. Todo esto hace que consigamos un plato único bastante potente.

Guisos de lentejas

Los platos de lentejas son similares a las preparaciones con alubias, con la diferencia que las lentejas no necesitan estar a mojo desde antes de la cocción. Además, su tiempo de preparación es menor que el resto de legumbres. Los platos más tradicionales con esta legumbre son las "lentejas estofadas con costilla y chorizo" y las "lentejas viudas", que no llevan ningún ingrediente cárnico.

Sopas

Sencillas de preparar y muy nutritivas, las sopas son otro gran aliado a la hora de preparar platos con los que ahorrar y comer bien. Podemos hacer sopas con casi cualquier cosa, pero casi siempre usaremos algo de carne junto con verduras y hortalizas. Se cuece todo junto, y cuando estés las verduras cocinadas, se trituran y se mezclan con el caldo. La carne se puede incorporar a la sopa, picada muy menuda, o bien dedicarla a otras recetas, como unas buenas croquetas caseras. Otras opciones tradicionales son las "sopas de ajo", la "sopa castellana", la "zurrukutuna" o "sopa de bacalao" o la "sopa de tomate andaluza" caliente (gazpacho en su versión fría).

  •  
  • 0 Comentario(s)
  •  

Comunidad Mundo Sabor

Blog

 

Archivo

Blog rolls