16-07-2015
11:42

Posos de café, 500 veces más antioxidantes que la vitamina C

Fuente: Pixabay Humusak

¿Sabías que los posos de café tienen una capacidad antioxidante 500 veces mayor que la vitamina C? Gracias al descubrimiento de ésta y otras interesantes propiedades, lo que hasta ahora se consideraba un subproducto sin valor de la industria cafetera podría reutilizarse en la elaboración de alimentos funcionales, buenos para nuestra salud.

Científicos de la Universidad de Granada (UGR) y de la Estación Experimental del Zaidín (CSIC), han obtenido estos datos al evaluar las propiedades biológicas de los subdproductos derivados de las empresas productoras de café, como los posos de café o el coffee silverskin, conocido en español como “cascarilla”. Su trabajo de investigación ha sido publicado en la revista Food Science and Technology, según informa la Agencia de Noticias Científicas SINC.

Las empresas productoras de café (un sector de gran importancia en la economía mundial por su volumen de ventas y beneficios) generan al año más de 2.000 millones de toneladas de estos subproductos, muy ricos en fibra y compuestos fenólicos beneficiosos para la salud.

“También son ricos en unos compuestos pardos, que dan lugar al color del café, conocidos como melanoidinas, que presentan diversas propiedades biológicas interesantes para los humanos”, José Ángel Rufián Henares, profesor del departamento de Nutrición y Bromatología de la UGR y autor principal de este trabajo.

Fuente: Pixabay Unsplash

Por el momento, estos subproductos son desaprovechados por la industria del café, que los envía a vertederos donde pueden originar una elevada actividad tóxica. Pero el descubrimiento de sus gran capacidad antioxidante los hace muy atractivos para la elaboración de alimentos funcionales.

Los antioxidantes son unas moléculas que ayudan a proteger las células sanas de los daños ocasionados por los radicales libres, responsables del envejecimiento celular y de numerosas patologías, como la diabetes o el alzheimer. Se encuentran en numerosas frutas y hortalizas frescas, como los cítricos, el brócoli, la coliflor, la cebolla, el tomate o la sandía, así como en la piel de la uva y el té verde, entre otros productos naturales. Pero en ninguno en tal cantidad como en los subproductos del café.

Para realizar este estudio, los investigadores sometieron estos restos de café a una digestión ‘in vitro’, simulando todo el proceso digestivo humano. Evaluaron su actividad prebiótica, determinando si los compuestos estudiados son capaces de favorecer el crecimiento de bacterias beneficiosas para el organismo humano, como las bifidobacterias o los lactobacilos.

Fuente: Pixabay Carllilo3070

Examinaron también su actividad antimicrobiana (capacidad para disminuir el crecimiento en diversos alimentos de bacterias perjudiciales, como el Staphiloccocus aureus o Escherichia coli) y su actividad antioxidante (contra los radicales oxidantes que se generan en el organismo).

Los resultados demostraron que tanto los posos de café como la “cascarilla” presentan una elevada actividad prebiótica, aunque las melanoidinas la suprimen. Estas, muestran una gran actividad antimicrobioana, y los tres subproductos tienen una actividad antioxidante muy elevada, hasta 500 veces superior a la vitamina C. Se comprobó, además, que la actividad antimicrobiana y antioxidante es mayor en el café torrefacto, al que se le añade azúcar durante el proceso de tostado.

Los autores concluyen que los subproductos de la industria cafetera estudiados se pueden reutilizar para elaborar alimentos más saludables. “Si queremos potenciar la actividad prebiótica de dichos alimentos, - señala el profesor Rufián Henares - habría que eliminar primero las melanoidinas , que éstas podrían adicionarse a otros alimentos para incrementar su vida útil gracias a su elevada actividad antimicrobiana".

  •  
  • 0 Comentario(s)
  •  

Comunidad Mundo Sabor

Blog

 

Archivo

Blog rolls