08-02-2016
10:10

El fraude del azafrán

Fuente Consejo Regulador DOP Azafrán de La Mancha - www.doazafrandelamancha.com/es/

En España se produce una media anual de unos 2.800 kg de azafrán y, sin embargo, se exportan casi 36.000 kg. ¿De dónde salen esos más de 33.000 kg de diferencia? Se trata de un fraude que desde hace tiempo denuncian los medios de comunicación, pero hasta ahora no podía detectarse por falta de herramientas de análisis. Un equipo de investigadores de la Universidad de Valencia y de la Universidad de Química y Tecnología en Praga lo han conseguido mediante la llamada “huella química”.

“Hemos desarrollado una nueva estrategia de autenticación del azafrán basada en la metabolómica, es decir, la huella dactilar química de los alimentos”, explica el investigador Josep Rubert. Para ello, en una primera fase identificaron los metabolitos o pequeñas moléculas características del azafrán, y después crearon un método para detectarlas.

Según publica la Agencia de Noticias Científicas SINC, la nueva técnica permite diferenciar tres tipos de azafranes: el certificado con la denominación de origen protegida (DOP) de La Mancha o Aragón; el cultivado y empaquetado en España (aunque no tenga DOP), y aquel etiquetado como ‘azafrán español’ que, a pesar del nombre, es de origen desconocido (aunque muy probablemente empaquetado en nuestro país).

Fuente: Pixabay / Holger - https://pixabay.com/es/users/hodihu-84128/

Los científicos recogieron 44 muestras comerciales de azafrán para comprobar si lo que ponía en sus etiquetas era cierto. Pero los resultados, publicados en la revista Food Chemistry, no dejaron lugar a dudas: más del 50% de las muestras eran fraudulentas. Estaban etiquetadas como ‘azafrán español’, cuando no se han cultivado ni procesado en España.

“Muy probablemente se compra azafrán de peor calidad y a un precio mucho más bajo en otros países (como Marruecos, Irán o India, según nuestros datos) – señala Rubert –, y después se envasa y vende como español. Un fraude que juega con la confianza del consumidor”.

La técnica desarrollada por los científicos checos y españoles ha confirmado que los azafranes etiquetados con DOP de la Mancha (y Aragón) sí se cultivaron y procesaron en España. “No había fraude, cuadraban perfectamente con nuestros modelos”, subraya Rubert, “a diferencia de las muestras del ‘azafrán español’, que tenían un metaboloma o conjunto de pequeñas moléculas completamente diferente”.

De ahí el desfase entre las cifras de producción nacional de azafrán y las de exportación de este mismo (supuestamente) producto. Pedro M. Pérez, gerente del Consejo Regulador DPO de La Mancha explica que esos miles de kilos que salen de más “proceden de otros países, como Irán o Marruecos. Se trae aquí y se etiqueta como ‘elaborado y envasado en España’, algo que es verdad, pero no se indica su verdadero origen, así que el consumidor no tiene la información suficiente para valorarlo”.

Fuente: Consejo Regulador DOP Azafrán de La Mancha - www.doazafrandelamancha.com/es/

Aunque desde 1999 existe legislación nacional y europea sobre el etiquetado de productos alimentarios, “los organismos competentes de las comunidades autónomas no están cumpliendo de forma eficaz su cometido para el caso del azafrán”, afirma Pérez.

El nuevo método desarrollado por los investigadores, que combina la química con la estadística, pude ser una útil herramienta para frenar este fraude. Así los consumidores podremos identificar con seguridad el auténtico azafrán español, una de las variedades de mayor calidad de esta valorada especia.

AntonioEnlace permanenteBlogTags: azafran, fraudeVisualizaciones: 736
  •  
  • 0 Comentario(s)
  •  

Comunidad Mundo Sabor

Blog

 

Archivo

Blog rolls