comida internacionalBlog

Descubriendo el Sabor de Holanda II. Comida en la calle

  • Fritos en Holanda. Mundo Sabor
  • Expendedor de "croquetas" Holanda. Mundo Sabor
  • Pescados para freír en Holanda. Mundo Sabor

Con este trabajo que tengo y lo maravilloso que me resulta comer (el trabajo no me sirve de excusa), cada vez que voy a un lugar nuevo, intento probar su comida típica, así que cuando llegue a Holanda, lo primero que hice fue preguntar que podía comer allí, para contáoslo todo aquí como ya hice en el anterior post sobre Holanda.

‘Los frititos’ me dijeron, y resulta que ‘los frititos’ inundan las calles de todas las ciudades de Holanda, y son justo eso: ¡fritos! Desde pescado y  bollos, hasta una especie de croquetas de carne, muy densas y con sabor muy intenso.Vayas donde vayas, calles y mercadillos, te encuentras puestos ambulantes con una amplia gama de estos fritos, puestos al más típico estilo “churrería española”.

El pescado frito es uno de los más comunes. Lo tienen expuesto como en una pescadería, crudo sobre cajas de hielo, sólo tienes que elegir la pieza y a la freidora!!. También puedes tomarlo empanado, con unas patatas de acompañamiento o en bocadillo, bien cubierto de cebolla y pepinillo. Allí es habitual comerlo por la calle como si fuesen pipas, para ello, puedes comprarlo en trocitos pequeños para que resulte más fácil disfrutarlo.

Pero las ‘croquetas’ se llevan la palma, son tan grandes, que con una te quedas satisfecho y las hay de diferentes tipos, pero todas ellas rebozadas en harina de maíz y fritas. Está la Frikadel, mitad de carne de vaca y la otra mitad carne de cerdo, con verduras y patata. También los Kipcom, tiras de pollo pero de un tamaño bestial y los Bambi, hechos pon pollo, cebolla, col blanca, pimiento, ajo y una salsa muy picante.He de reconocer que estas no las probé, aunque lo haré en la próxima visita, ya que gustan tanto en Holanda, que incluso tienen maquinas expendedoras que las sirven calientes!!

Los perritos calientes son otro must en la comida holandesa de la calle. Salchichas de un considerable tamaño, acompañadas con el típico pan, cubiertas de muchísima cebolla, pepinillo y salsas.

Y si después te apetece acabar con algo dulce, pues nada mejor que un bollo relleno de crema, chocolate o cubierto de azúcar, con canela… eso sí, frito.

Como veis Holanda ofrece la posibilidad de comer a lo grande y en cualquier sitio, eso sí, este no es el tipo de comida recomendable para tomar a diario dentro de un alimentación sana y equilibrada.

¿Curioso verdad? Pues si te ha gustado compártelo

Conoces la Comunidad Mundo SaborPincha aquí y descubre en un espacio en el que tu opinión es lo más importante

Descubriendo el sabor de Holanda

Si tienes intención de visitar Holanda, no dejes de pasarte por sus mercadillos en plena calle, ya que es una de las mejores formas de vivir la cultura holandesa de primera mano y de conocer algunas de sus delicias gastronómicas.

Quesos en Holanda. Mundo Sabor

Se celebran en la mayoría de sus ciudades, incluso varios días por semana y en ellos puedes encontrar el resplandor de las lentejuelas de un tenderete de ropa de segunda mano, junto al más espectacular puesto de queso que hayas visto nunca, donde el Formaggio es el protagonista. Quesos de 30cm de diámetro y 10 de alto y con un color amarillo que no dejan indiferente a nadie, y donde además puedes encontrar cualquier tipo de queso que se te pase por la cabeza, con cualquier sabor, de vaca, oveja, ahumado, con nueces, de salmón, con hierbas, de champiñón…, la lista es infinita!

En estos mercadillos, la alimentación es la estrella, con productos frescos como carne y pescado, así como verduras y fruta, aunque también flores y todo tipo de plantas, encargadas de dar color al lugar.

 

mercadillo frutas Holanda Mundo Sabor

El pan es otro de sus alimentos más apreciados, con puestos especializados que ofrecen una gran variedad de panes y panecillos elaborados artesanalmente: con semillas, de cebolla, de ajo, en aceite, con especias, con miga, con menos miga... Además  de pastas y pasteles, como  las típicas galletas holandesas con caramelo, las Stroopwafles, una auténtica delicia.

Tanta es la diversidad que hay en los mercadillos holandeses, que  hasta podemos encontrar tenderetes con alimentación especializados en animales!. Pero no nos equivoquemos, no sólo venden piensos, sino caramelos, galletitas, enriquecedores… y todo lo que te puedas imaginar para la nutrición de tus mascotas.

Y si después de recorrer puesto tras puesto, ya has llenado la despensa y estas agotado, lo mejor para reponer fuerzas es tomarte un zumo natural recién preparado mezclando las frutas que más te gusten, una costumbre muy saludable que también podrás disfrutar en el mercadillo.

Si te ha gustado ¡compártelo! 

Conoces la Comunidad Mundo SaborPincha aquí y descubre en un espacio en el que tu opinión es lo más importante

 

Archivo

Blog rolls