consumoBlog

La controversia del azúcar ¿Qué cantidad realmente consumimos?

Eso es lo que se ha planteado Antonio R. Estrada -ARE-, fotógrafo y amante de la alimentación saludable y la nutrición deportiva.

Su proyecto sinAzucar.org http://www.sinazucar.org/ es un proyecto fotográfico basado en captar conjuntamente los alimentos y la cantidad de azúcar, en formato terrón, contenida en los mismos; con el único objetivo de concienciarnos sobre el azúcar oculto que consumimos habitualmente.

Las fotografías son sencillas pero con mucho impacto visual y pretenden concienciarnos sobre la importancia de la reducción de la cantidad de alimentos procesados y de azúcar añadido en muchos de los alimentos que consumimos de forma cotidiana; esta información ya aparece en las etiquetas de cada alimento, pero se visualiza mejor con la comparativa en formato terrón a la que estamos más acostumbrados.

Este proyecto pretende concienciarnos sobre la alta ingesta de “azúcares escondidos”, preocupación también de la OMS que ha planteado aumentar los impuestos de determinadas bebidas con altos índices de azúcar, como posible solución a la elevada tasa de obesidad existente.

Todos sabemos lo importante que es restringir alimentos y bebidas extremadamente azucaradas para evitar problemas de salud como la obesidad, las enfermedades cardiovasculares, diabetes, caries……. Empezando con los más pequeños.

En Reino unido las autoridades sanitarias, ante la alarma del excesivo consumo de azúcares por parte de la población infantil, han puesto en marcha una aplicación que calcula el azúcar, la grasa y la sal de los alimentos. Según la Encuesta Nacional de Nutrición y Dietética de UK los niños entre cuatro y 10 años consumen el doble de cantidad de azúcar recomendada.

https://www.nhs.uk/change4life-beta/be-food-smart#FzYWZgpqDItqav40.97

 

¿Será esto suficiente para alertarnos?

Vascos, catalanes y riojanos, los que más gastan en alimentación.

Son regiones con fama de “buen comer”, y las cifras parecen confirmarlo: el País Vasco, Cataluña y La Rioja son las comunidades autónomas con mayor gasto per cápita en alimentación. Así lo indica el último Informe del Consumo Alimentario en España, publicado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

El informe indica que los españoles gastan de media 1.482,3 euros en alimentos al año. Encabezan la lista los vascos (1.830,3 euros por persona y año), seguidos de los catalanes (1.743 euros), riojanos (1.674,8 euros), aragoneses (1.606,7 euros) y asturianos (1.606,2 euros). Los menos gastadores son los extremeños (1.252,8 euros) y castellanomanchegos (1.248,6 euros).

En total, el gasto en alimentos de los hogares españoles ascendió a 66.443 millones de euros, lo que supone una disminución del 3,5% respecto a años anteriores. Explican este dato como el resultado del descenso en el consumo (-2,3%) unido a un menor precio medio de los alimentos (-1,2%).

Cataluña y La Rioja encabezan también, junto a Baleares, el consumo per cápita anual de alimentos: 728,6 kilos por persona al año los catalanes; 720,2 kilos los balerares, y 702,10 kilos los riojanos. La media del país se sitúa en 662 kilos de comida al año.

Ha descendido el consumo de leche y derivados lácteos, carne fresca, pescado, pan, frutas, patatas, hortalizas, legumbres, pasta, huevos y arroz, mientras que se ha mantenido el de bollería, pastelería, galletas, cereales y azúcar. En cuanto a bebidas, ha aumentado el consumo de cerveza, se mantiene el de agua envasada y refrescos y desciende el de zumo, néctares y vino.

Las personas mayores (23,3% de la población) prefieren una alimentación fresca y mediterránea, con productos tradicionales y para “cuidar la salud”. En los hogares con niños pequeños (12,7% de la población) destaca el consumo de lácteos, chocolates y galletas, mientras que los adultos independientes que viven solos (7,4 % de la población) se decantan por productos light, integrales y dietéticos, y vinos de calidad.

Respecto a los hábitos de uso de los alimentos en el hogar, se detecta una tendencia a preparar menús más ligeros y sencillos, con una fuerte presencia de la opción de “plato único”, eso sí, más elaborados y con mayor número de ingredientes.

El informe señala que si se estudia el ranking de platos en las comidas y cenas realizadas semanalmente en el hogar, se observa que la dieta de los españoles es equilibrada y con mucha tradición; lo que más se repite son las ensaladas verdes y de tomate y las pechugas de pollo.

Para hacer las compras, seguimos prefiriendo los supermercados (43% de las compras), sobre todo para productos envasados, mientras que para los alimentos frescos elegimos el comercio especializado (tienda tradicional, panadería, carnicería/charcutería, pescadería, tienda de congelados, mercados y plazas).

La calidad de productos, proximidad/cercanía y los buenos precios aparte de ofertas, son los tres principales factores que determinan la elección del establecimiento. Somos fieles a las mismas marcas y en el 71,9 % de los casos vamos con la lista de la compra preparada.

La compra de alimentos a través de internet va incrementándose de forma significativa, aunque aún supone tan solo el 0,8% del total. Los más mayores utilizan menos esta vía, que también es más empleada en poblaciones de entre 50.000 y 100.000 habitantes que en las de menor tamaño.

¿Hay evidencias científicas que relacionan el consumo de carne y productos cárnicos con el riesgo de desarrollar un cáncer?

El consumo de carne y productos cárnicos es un tema altamente polémico y que preocupa al consumidor, debido a la alarma creada ante el informe de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) - una organización dependiente de la OMS- cuyos principales resultados apuntan a la relación directa entre el desarrollo de cáncer de colon y el consumo de carne roja y procesada.

Pero ¿existen evidencias científicas que lo validen? ¿de dónde surge este informe? ¿Dónde se centra la investigación en este campo?

Desde la Comunidad Científica y organismos internacionales se trabaja en la investigación directa entre el consumo de los alimentos y el desarrollo de enfermedades, atienden las preocupaciones de salud pública más acuciantes y luchan contra las enfermedades.

Haciendo un recopilatorio de las investigaciones más recientes sobre este tema, recogemos aquellas desarrolladas por el equipo de investigación del profesor Jan Alexander. Department of Environmental Medicine, National Institute of Public Health, de Oslo, Noruega.

Carne procesada y el cáncer colorrectal: una revisión cuantitativa de los estudios epidemiológicos prospectivos
DD Alexander, AJ Miller, CA Cushing, KA Lowe. European Journal of Cancer Prevention, 19 (2010), pp. 328- 341

No se encontró asociación entre el consumo de carne y la mortalidad en los países asiáticos
DD Alexander. The American Journal of Clinical Nutrition, 98 (2013), pp. 865 – 866

Meta-análisis de estudios prospectivos sobre el consumo de carne roja y el cáncer colorrectal
DD Alexander, DL Weed, CA Cushing, KA Lowe. European Journal of Cancer Prevention, 20 (2011), pp. 293-307

Heme hierro de la carne y el riesgo de cáncer colorrectal: Un meta-análisis y una revisión de los mecanismos implicados
NM Bastide, FHF Pierre, DE Corpet. Cancer Prevention Research, 4 (2011), pp. 177-184

De todos ellos resaltar este artículo:

El papel de la carne roja y procesada en el desarrollo del cáncer colorrectal: una perspectiva http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0309174014000564

Este trabajo se basa en un taller celebrado en Oslo, Noruega, en noviembre de 2013, en el que expertos discutieron cómo llegar a un consenso sobre la salubridad de la carne roja y procesada. Se trabajó en relacionar la ingesta de carne roja y procesada para reducir el riesgo de cáncer, especialmente el cáncer colorrectal (CCR).

La conclusión de este trabajo es que los datos epidemiológicos, sobre el mecanismo, y la relación directa entre el consumo de carne roja y procesada y el CRC son inconsistentes y los mecanismos subyacentes no están claros.

Los expertos recomiendan la reducción de la ingesta de carne roja y procesada para reducir el riesgo de cáncer, especialmente el cáncer colorrectal (CCR).

Conclusiones:

La carne contiene un número de compuestos de alto beneficio nutricional y puede no ser carcinógeno como tal, sino cuando su consumo es en cantidades muy altas en una dieta desequilibrada, y por lo tanto aumentar el riesgo de desarrollar CCR.

Existe la necesidad de realizar más estudios sobre las diferencias entre las carnes blancas y rojas, entre la carne roja procesada y su conjunto y entre los diferentes tipos de carnes procesadas, y analizar como los riesgos potenciales para la salud pueden no ser los mismos para todos los productos.

Desde la Comunidad Científica debemos de trabajar en la modificación de la composición de la carne a través de la alimentación animal y la cría, la mejora de procesamiento de carne por métodos alternativos, recomendaciones para mejorar nuestra dieta.

Fomentar el consumo de jamón, embutidos, carnes rojas y procesadas, en la cantidad moderada habitual en nuestros hogares, y demostrar que es beneficioso para nuestra salud ya que “forma parte de la dieta mediterránea, equilibrada y saludable”.

12:01
12-11-2014

Las mejores fotos de "5 al día"

Autora: Verónica Mulio. Fuente: 5aldía.org

Esta contundente fotografía, titulada “Que el alimento sea tu medicina” ha sido la ganadora del concurso de fotografía “5 al día”, promovido por la asociación del mismo nombre. Su autora es Verónica Mulio, de Madrid, y competía con más de 500 fotografías “de gran calidad y originalidad”, en palabras de los organizadores.

“5 al día” es una asociación sin ánimo de lucro que promueve el consumo diario de frutas y hortalizas frescas. Su nombre hace referencia a la ración mínima de estos productos recomendada por los expertos para una dieta saludable.

El objetivo de este concurso, que ha celebrado ya su quinta edición, es “impulsar el conocimiento de la realidad del mundo de las frutas y hortalizas, contando con la particular visión de los participantes acerca de estos productos a través de la fotografía”. Y vaya si lo han conseguido. Mirad si no la fotografía ganadora del segundo premio, tan artística como sugerente:

Autora: Eva Sarciat. Fuente: 5aldía.org

Se titula “Verde doncella” y es obra de la también madrileña Eva Sarciat. El tercer premio ha sido para la obra “5 manzanas”, de Miguel Planells, de Girona. 

Autor: Miguel Planells. Fuente: 5aldía.org

El concurso, patrocinado por IFCO SYSTEM, la Escuela de Fotografía EFTI, Fruit Attraction, y la Asociación “5 al día”, ha otorgado los siguiente premios: 2.500 euros y un curso de formación en la Escuela EFTI para el primero; 1.500 euros al segundo, y 1.000 euros al tercer galardonado.

Las fotografías de los ganadores y de los finalistas han sido expuestas durante la Feria Internacional de las Frutas y Hortalizas, Fruit Attraction, celebrada en octubre en el recinto ferial de IFEMA (Madrid).

Autores: José Reyes,
Julia Linares
Fernando Méndez (derecha). Fuente: 5aldía.org

Son fotos muy originales, creadas con una visión artística que tan pronto nos transporta a paisajes oníricos, donde los productos de la huerta crean mundos de ensueño…

Autor: Ángel Atanasio Ricón. Fuente: 5aldía.org

… como a otros más cotidianos; siempre con una cuidada composición que destaca el protagonismo de las frutas y hortalizas presentes en la obra.

Autores: Evelyn Hellenschmid (izquierda)
Jaime Gómez (derecha). Fuente: 5aldía.org

Y así, entre frutos prohibidos y verduras misteriosas, las cinco raciones al día de frutas y hortalizas se nos presentan de una forma divertida, singular y hasta poética. Y es que con imágenes como esta, ¡cualquiera se resiste a un bocado!

Autor: Fernando Cobarro. Fuente: 5aldía.org
10:52
16-04-2013

La caducidad de los yogures

La fecha de duración minima o fecha de caducidad de un producto es la indicación del estado de frescura y/o de la vida útil de un alimento; En el etiquetado de todos los productos alimenticios figurará la fecha de duración mínima. Debe llevar anexa en la etiqueta las condiciones de conservación y almacenamiento.

Puede aparecer en distintos formatos:

  • "Consumir preferentemente antes del...":
    * Seguido del día o mes si la duración es menos de 3 meses.

    * Seguido del mes y año si la duración es mayor de 3 meses y menor de 18 meses.

    * Seguido del año para duraciones mayores a 18 meses.
  • "Consumir preferentemente antes de finales de...": Para el resto de los casos.
  • "Fecha de caducidad": se usa en alimentos perecederos indicando el día, mes y ocasionalmente el año además de las condiciones de conservación y utilización.

Estas definiciones están en boca de todos debido a la polémica que se ha generado respecto a este tema;

La normativa actual establece la fecha de caducidad para los yogures en 28 días después de su elaboración; sin embargo, muchos tomamos estos productos lácteos pasada su fecha, sin sentir ninguna molestia tras su consumo... ¿Siguen en perfecto estado? Esta es la pregunta que nos ronda por la cabeza a los consumidores asiduos de este tipo de productos y es por ello que se plantean nuevos cambios legislativos en este marco de actuación.

Esta nueva normativa, que se está planteando, hará modificaciones no sólo en la fecha de caducidad sino también en los envases, intentando mejorar aquellos que puedan ser beneficiosos a la hora de alargar la vida de los alimentos.

A partir de ahora serán las empresas quienes decidan la fecha de consumo preferente de sus productos, fecha que sólo indica el momento en el que el alimento pierde propiedades organolépticas, pero sigue siendo perfectamente válido para el consumo. Lo que cambia el término "fecha de caducidad" por la de "consumo preferente".Cada fecha dependerá de las características de cada producto según sus condiciones de envasado y conservación así como de sus características nutricionales.

El ministerio de agricultura y alimentación, prevé en esto una estrategia para frenar el desperdicio alimentario (que alcanzan los 165kg que tiramos los españoles de comida válida por persona al año), se están investigando los sectores de industria y restauración, así como los propios hogares dónde hasta ahora se desperdicia, para tratar de ponerle freno. Esto se enmarca en la iniciativa 'Más alimento, menos desperdicio'.

En el día a día, se observa un gran desperdicio de alimentos, muchas veces debido a criterios de marketing a pesar de ser perfectamente válidos y otras veces a que su envase se encuentra deteriorado, y por lo tanto, no apto para su consumo. Este control de desperdicio alimentario también se esta estudiando modificar.

Las empresas sin embargo no están del todo conformes con esta medida y piden conservar la fecha de caducidad de sus productos, pero proponiendo ampliarla (en el caso de los yogures) de 28 a 35días. Normalmente, solo la comida perecedera -pescado, carne, pastelería- está señalada con una fecha de caducidad.

Otros, como los embutidos, los quesos o las legumbres no caducan, aunque con el paso del tiempo pierden propiedades organolépticas; la concentración de azúcares y la baja actividad de agua que contienen los hace menos sensibles.Actualmente sólo podremos observar el cambio de fecha en los yogures, aunque con el tiempo se irá viendo en otros productos puesto que necesitarán más tiempo llevar a cabo las pruebas correspondientes para fijar la duración de sus productos".

 

Archivo

Blog rolls