ensaladaBlog

Como preparar la ensalada perfecta

Las ensaladas son platos que tradicionalmente se asocian a dietas hipocalóricas, pero no siempre es así. Si elegimos bien los ingredientes con los que prepararlas, una ensalada puede ser un plato muy completo, nutritivo y sano.

De esta forma, nos tenemos que alejar de la típica ensalada preparada con unas hojas de lechuga y algo de tomate. Esta sería una buena opción si queremos tomar algo muy ligero, pero no implica que sea un plato completo. Para conseguir esto, necesitamos un aporte equilibrado de hidratos de carbono, proteínas y vitaminas.

Hidratos de carbono

Encontramos diferentes formas de añadir hidratos de carbono a nuestras ensaladas, como por ejemplo, añadiendo maíz, guisantes, remolacha o zanahoria, que además de complementar el plato, añaden una variación de los colores agradable a la vista.

La pasta y la patata son otro de los ingredientes estrella a la hora de preparar una ensalada, aunque también podemos emplear arroz para conseguir un poco más de diversidad a la hora de completar los elementos del plato.

Otro recurso importante son las legumbres, como las judías o los garbanzos, que complementan perfectamente una buena ensalada.

Proteínas

Tan importantes como los hidratos de carbono, las proteínas son necesarias para conseguir que cualquier tipo de ensalada sea un plato completo y equilibrado. Podemos recurrir a alimentos proteicos pero poco que no eleven mucho el aporte graso: pavo, pollo, salmón, atún, tofu, etc. También podemos recurrir al huevo cocido, que es una importante fuente de aminoácidos y siempre es un buen complemento.

Vitaminas y antioxidantes

Un truco para saber si una ensalada es rica en vitaminas es comprobar su colorido. Cuanto más variado sea este mayor será el contenido en vitaminas y antioxidantes presentes.

Aparte de la lechuga que siempre empleamos como base de las ensaladas, no nos podemos olvidar de otras verduras como la recula, la lombarda o las acelgas, con el fin de diversificar en los ingredientes.

Otra opción menos frecuente es recurrir a las frutas: naranja, manzana, pasas o plátano, que además de aportar vitaminas y minerales, incrementan el aporte de hidratos de carbono. Muy recomendable incluir algún tipo de fruta roja, que son muy ricas en antioxidantes.

El aliño

Es importante que el aliño sea sabroso pero que no sea muy calórico, ya que en caso contrario, el esfuerzo realizado para conseguir un plato sano y equilibrado se irá al traste. Aparte aliño con aceite de oliva virgen extra y vinagre (cuidado con la cantidad de aceite), podemos preparar mezclas de aceite con hierbas aromáticas, o salsas con yogur o zumos de cítricos.

08:27
03-10-2013

Buscando el aliño perfecto

Fuente:http://multimedia.hola.com/noticias-de-actualidad/2013/07/15/ensalada_alinar_imagen.jpg

Se puede decir que el aliño es la esencia de la ensalada, lo que le da personalidad, independientemente de los productos con los que la elaboremos. Hay que tener en cuenta, que generalmente, emplearemos vegetales (lechugas, escarolas, etc.) que tienen un sabor bastante suave, por lo que el sabor final del plato dependerá en gran medida de los ingredientes complementarios y del aliño.

La forma más sencilla y más práctica de preparar el aliño es en un recipiente aparte, no añadir los ingredientes directamente sobre la ensalada, ya que calcularemos mal las proporciones y el aliño no quedará bien. Por lo tanto, mezclaremos todos los ingredientes a parte, y una vez este listo, añadiremos sobre la ensalada en el último momento, o bien presentar por un lado la ensalada sin aliñar, y que cada uno se apañe su plato al gusto.

Los elementos de un buen aliño son muy variados, adaptados a los diferentes gustos de la gente. Ya sea el típico aliño de aceite, vinagre y sal, pasando por los que emplean algún tipo de jugo ácido, cremas reducidas, salsas, etc.

Aceites

Los aceites son grasas en estado líquido extraídos mediante diferentes procedimientos, siendo el más adecuado para el uso en ensaladas la extracción en frío. Con este proceso, obtenemos un aceite más rico en aromas, de mayor calidad y sin defectos.

Encontraremos diferentes tipos de aceite, de oliva, girasol, semillas, etc., aunque en nuestro país, el más usado a la hora de aliñar ensaladas es el de oliva, y si es virgen extra, mucho mejor. Este tipo de aceite proporciona un sabor intenso a las ensaladas, difícil de conseguir con otros aceites más suaves.

Además, el aceite sirve de base para preparar otro tipo de aliños, como veremos más adelante.

Vinagres

Compañero del aceite a la hora de aliñar ensaladas, y un complemento indispensable de estos platos. Al igual que en el caso del aceite, existen multitud de tipos de vinagre. Los más común es a nivel nacional, son los vinagres de vino, tanto de blanco como de tinto. También son comunes otros vinagres, como el vinagre de sidra o de Jerez, y últimamente, el vinagre de cava.

Otro tipo de vinagres más minoritarios son los afrutados, o los aromatizados con diversas hierbas (romero, estragón, tomillo, etc.), sin olvidar los vinagres balsámicos.

Ajo

Como ya hemos comentado, el aceite es un ingrediente base otras preparaciones. Basta sumergir unos ajos enteros en una cuenco con aceite, obteniendo un aceite aromatizado que se puede completar con unas bolitas de pimienta o una cayena si nos gusta un toque picante.

Vinagretas

La vinagreta es una salsa preparada con un poco de aceite, vinagre u otro ácido, una pizca de sal y un toque de pimienta. Partiendo de esta base, se pueden hacer múltiples combinaciones, añadiendo un poco de mostaza, un poco de queso bien picado, unos frutos secos, etc.

Mayonesas

Como base para la mayonesa, emplearemos dos yemas de huevo, un huevo entero, una pizca de sal y un poco de zumo de limón, mezclaremos y luego añadiremos el aceite. Debemos tener todos los ingredientes a temperatura ambiente, e ir añadiendo el aceite poco a poco, pero removiendo de forma continúa.

En este caso, es mejor que el aceite empleado sea una mezcla de oliva y otro tipo, ya que si es solo de oliva le dará un sabor demasiado fuerte. Y al igual que las vinagretas, podemos usar diferentes ingredientes extra para conseguir diversos tipos de mayonesas (añadiendo ajo, mostaza, etc.)

Zumos

En algunas ocasiones, un zumo de cítrico (limón o lima) se emplea para sustituir el vinagre en los aliños.

12:34
26-03-2013

ALGAS

¿OS APETECE UNA ENSALADA DE ALGAS?

Si nuestro planeta esta cubierto las tres cuartas partes por agua. Y esas aguas tienen algas...¿por que no empezar a probar los deliciosos platos que pueden cocinarse con ellas? Sushis, arroces, pescados o ensaladas sabrán deliciosos si nos atrevemos con ellas. Potencian sabores y aportan multitud se nutrientes ¿Por qué no probarlas?

El mar nos ofrece unas verduras que poco introducidas están aún en la cocina, y con ellas, no sólo se enriquecen nuestros platos con sabores y texturas de gran valor, también nutricionalmente son un excelente alimento. Mientras que la población asiática, principalmente la china y japonesa, ha mantenido la tradición de incluir las algas en su dieta, España concretamente, a pesar de poseer amplias costas y abundantes jardines de algas marinas, no tiene tradición en el consumo de algas. Las algas son un alimento claramente poco calórico. Los azúcares que contienen son en su mayor parte mucilaginosos, es decir, que tienen la propiedad de inflarse en agua, pero el organismo no los asimila, característica que evita que se eleve el nivel de azúcar en sangre.

Las algas son muy ricas en vitaminas C, E, grupo B y provitamina A. El contenido mineral de algunas llega al 36 % de su peso en seco, lo que las convierte en el alimento con mayor aporte de estas sustancias. Otra fuente de salud la constituyen los denominados oligoelementos o elementos traza, que están suscitando un creciente interés en cuanto a su función clave en todos los procesos metabólicos vitales y también para combatir el envejecimiento precoz. Los oligoelementos son asimismo los principales responsables de las virtudes desintoxicantes de las algas. Las principales propiedades de las verduras del mar se centran en su alta concentración y biodisponibilidad de minerales, en particular el yodo, el zinc, el silicio, el cobalto, el cromo y el manganeso.

Las algas con mayor interés gastronómico son:

  • Nori: Es muy sabrosa. Son apreciadas por sus propiedades nutritivas, especialmente ricas en proteínas (35%) y en vitaminas A y B12. Son ricas igualmente en calcio, hierro y potasio. Su consumo es apropiado en personas que pueden sufrir problemas de piel o de visión
  • Kombú: Se usa como verdura por su consistencia carnosa y debido al ácido glutámico que contiene esta alga. Rica en minerales (22%), es una de las algas más ricas en yodo, contiene también calcio, hierro y vitaminas A y del grupo B. Su riqueza en yodo la hace indicada en los problemas de tiroides y como complemento en las dietas de adelgazamiento.
  • Wakame: Rica en minerales (18%), sobre todo en calcio y en vitamina C y del grupo B. Es la más indicada para iniciarse en el gusto de las algas y muy versátil en la comida. Para aprovechar mejor sus cualidades, es preferible tomarla cruda en ensaladas.
  • Hijiki: Está considerada una de las fuentes más ricas en sales minerales (contiene hasta un 34%), especialmente de calcio. Además posee alto contenido en hierro lo que la hace adecuada para personas que padecen anemia.
  • Dulse: Es rica en proteínas, hierro, potasio, yodo y es un gran aporte de calcio.

 

 

Maria(mdaroca@ctic-larioja.es)Enlace permanenteComentario 0Gravatar: MariaTags: algas, ensalada, mundosabor, mundo saborVisualizaciones: 6962
 

Archivo

Blog rolls