obesidadBlog

11:29
29-06-2017

NIÑOS: ¿PUBLICIDAD INSANA?

Desde el año 2005 el Ministerio de Sanidad se marcó como objetivo junto con la OMS y otras instituciones comunitarias, disminuir la prevalencia de la obesidad y el sobrepeso así como sus consecuencias, tanto en el marco de la salud pública como en sus repercusiones sociales.

Para ello se creó el Código PAOS que establece un conjunto de reglas éticas que guían a las compañías adheridas en el desarrollo, ejecución y difusión de sus mensajes de publicidad de alimentos y bebidas dirigidos a menores para evitar una excesiva presión publicitaria sobre ellos es decir, es un código de corregulación que permite reducir la presión de venta sobre población infantil y mejorar la calidad y contenido de todo tipo de anuncios de alimentos y bebidas dirigidos a menores. Este código se amplió en el 2012 con la regulación de la publicidad en Internet dirigida a menores de 15 años.

Fuente: https://rociocabreranutricion.com/

Este código enmarcado dentro de la estrategia NAOS representa un paso adelante en el cumplimiento de la Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Ley 17/2011), que obligaba a promover acuerdos de corregulación y códigos de conducta con los operadores económicos, con el objeto de prevenir la obesidad y promover hábitos saludables.

A pesar de este tipo de medidas, han aumentado de manera exponencial el número de anuncios publicitando alimentos poco saludables lo que ha fomentado el aumento de la obesidad infantil en España.

Los niños son asediados diariamente con todo tipo de anuncios publicitarios. Es fácil captar su atención, basta con poner colores llamativos. La publicidad infantil no está regulada, solo autocontrolada, por eso OCU exige una normativa que impida la publicidad infantil de productos con perfiles nutricionales inadecuados.

Para la OCU los códigos de autorregulación adoptados por la propia industria no han servido para atajar el problema de la obesidad y ha solicitado recientemente la supresión de publicidad de alimentos no saludables dirigida a niños, considerando fundamental la inclusión de los criterios de la OMS para determinar qué productos deben anunciarse en función de su perfil nutricional.

Según la OCU, esta situación ha llevado a un descontrol en materia de publicidad ya que muchos de los alimentos que se publicitan para el público infantil están muy alejados de cumplir con unos requerimientos nutricionales mínimos.

En opinión de OCU deberían existir regulaciones más ambiciosas y mayores restricciones, limitando la publicidad de productos alimenticios dirigida a menores de 12 años a los productos frescos. Además, aconsejan exigir que los criterios para determinar qué productos exceden en su composición los límites para poder ser publicitados partan de los criterios establecidos por la OMS como base mínima.

Y tú, ¿consideras la publicidad infantil insana?

12:00
23-06-2017

El "peso" del verano

El índice de sobrepeso y obesidad que sufre la población infantil está en constante crecimiento.

El 10% de los niños españoles son obesos y hasta un 20% padece sobrepeso. Es decir, el 30% de la población infantil de nuestro país tiene un mayor riesgo de desarrollar, aun en su etapa adulta, enfermedades potencialmente mortales como las cardiovasculares, la diabetes y hasta ocho tipos de cáncer.

Es difícil de asumir que por primera vez en la historia se augura que la actual generación de niños vivirá menos que sus padres a causa de una pésima alimentación y del sedentarismo.

Desde los colegios se fomentan unos hábitos de vida saludables que inciden en una correcta alimentación y en la huida de los más pequeños del sedentarismo; pero… ¿y cuando llegan las ansiadas vacaciones de verano? En esta época, los niños duermen menos, cambian sus rutinas alimentarias y realizan menos ejercicio físico que a lo largo del curso. Por lo general, al estar de vacaciones las personas suelen optar por alimentos rápidos y poco elaborados, y permitir a los niños un consumo inapropiado de comida basura.

Aquí entra en juego la responsabilidad de los padres para mantener la calidad de vida de los más pequeños. Somos su ejemplo en todo y en la comida y en la actividad física también. Si nos ven comer sanos, si nos ven movernos, se animarán antes a hacerlo, a hacerlo con nosotros, a participar en familia.

Los padres deben velar porque lleven una dieta adecuada y practiquen ejercicio y no se dejen llevar por la comodidad. Claro que es más fácil que coman una natilla en vez de una manzana, es más rápido darles un bollo que ponerles un bocadillo pero se debe incidir en que lo verdaderamente importante es que los niños aprendan a comer para ganar en salud. De hecho, son muchos los especialistas que recomiendan que la nutrición sea una asignatura que se imparta en enseñanza primaria, también la apoyan muchos cocineros, padres, profesores… Y así debería ser. Lo que se aprende a temprana edad es más fácil de mantener.

Pero mientras llegan estas medidas y para ayudaran poco a los padres a seguir manteniendo unos hábitos saludables a los niños en el período estival, el experto en nutrición Ata Pouramini, autor del libro Tú eres tu medicina elaboró el siguiente decálogo que esperamos os sea de utilidad:

  1. No compre productos gaseosos ni bebidas artificiales de forma habitual, sólo excepcionalmente. Los zumos no deben sustituir al agua.
  2. Infórmeles de que los azúcares añadidos son tan peligrosos como fumar, para que ellos lo comprendan Los productos ‘sin azúcares’ no son una solución, contienen aspartamo y otros edulcorantes.
  3. Elija alimentos enteros y naturales. Lo mejor, fruta y verdura de temporada.
  4. No mezcle una gran variedad de productos en cada comida. No sobrecargue a su hijo dándole demasiadas opciones.
  5. Evite la comida genéticamente manipulada, los aditivos, los conservantes y los ácidos grasos ‘trans’ presentes en algunas margarinas, galletas, aperitivos fritos salados, patatas fritas industriales.
  6. Evite aceites baratos y comida aceitosa. Escurra la comida con papel secante.
  7. Fomente el consumo de pescado, el de aceite de oliva y evite el de carnes procesadas.
  8. Celebre cuando su hijo haya comido bien, dígale que será más fuerte.
  9. Enseñe a su hijo a cocinar.
  10. Si puede comprar alimentos orgánicos para ellos, hágalo.

Cuando pasen las vacaciones, podemos intentar mantener estas rutinas durante el resto del año, a fin de cuentas, estamos hablando de nuestra salud, de la de nuestra familia ¿se os ocurre algo más importante?

12:02
18-06-2013

TODOS CONTRA LA OBESIDAD INFANTIL

Actualmente, la obesidad se ha convertido en una de las enfermedades más extendidas de los países desarrollados. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad y el sobrepeso han alcanzado caracteres de epidemia a nivel mundial.

El estudio Aladino, coordinado por nutricionistas y pediatras de la AESAN se ha centrado en estos últimos años en investigar y obtener datos precisos de la prevalencia de sobrepeso y obesidad en la población infantil española. La muestra de población esta centrada en 7.659 alumnos comprendidos entre los 6 y los 10 años de todo el territorio nacional. los resultados del estudio han sido claramente concluyentes para concienciarnos entre todos e intentar cambiar el desarrollo de la ya declarada, pandemia del siglo XXI.

Una mala alimentación, la poca regularidad en la práctica de actividad física y el fomento del sedentarismo son los principales factores de riesgo para desencadenar sobrepeso desde la infancia y demás consecuencias que en un futuro puedan derivar a complicaciones más serias de salud.

Desde aquí queremos fomentar un estilo de vida saludable y unos buenos hábitos alimentarios en la infancia, por eso nos dirigimos a los padres y madres para tratar de ayudarles en la labor de educar nutricionalmente a sus hijos.

"LA DIETA MEDITERRÁNEA. SINÓNIMO DE ALIMENTACIÓN SALUDABLE"

Para empezar nos vamos a centrar en mejorar los hábitos alimentarios siguiendo una serie de recomendaciones nutricionales básicas, para garantizar una base sólida y determinante en la educación alimentaria de nuestros niños.

No es difícil tratar de seguir una alimentación sana y equilibrada, solo basta con valorar un poquito más los productos de nuestra tierra, así como la gran variedad gastronómica que nos aportan.

A continuación os damos unos consejos para empezar a modificar hábitos y llevar a cabo una alimentación sana y equilibrada:

  • realizar cinco comidas al día, siendo el desayuno y comida las más fuertes del día y los más completos nutricionalmente
  • comer fruta y verduras todos los días aprovechando los de temporada
  • debemos de incluir cereales, lácteos, frutas y verduras, legumbres, hortalizas, carnes, pescados y aceite...todo ello consumido regularmente nos cubren
  • empezar el día con un desayuno completo y equilibrado (lácteos, cereales y fruta), esto nos aportará energía durante toda la mañana
  • no abusar de la comida basura y evitar ingerir calorías vacías, productos sin aporte nutricional pero ricos calorías
  • no picar entre horas
  • beber entre 1´5-2 litros de agua cada día
  • comer despacio, tranquilo y sin prisas, masticando bien los alimentos y disfrutando de su sabor
  • practicar alguna actividad deportiva para mantener a tono nuestro cuerpo y encontrarnos mejor física e intelectualmente.

Estos consejos son adecuados para empezar a realizar cambios en nuestro estilo de vida y modificar alguna de las malas costumbres que nos impiden disfrutar plenamente de los beneficios de la dieta mediterranea

Maria(mdaroca@ctic-larioja.es)Enlace permanenteComentario 0Gravatar: MariaTags: obesidad, alimentación, infantil, mundosabor, mundo saborVisualizaciones: 3004
 

Archivo

Blog rolls