sanoBlog

Snack's diferentes ¿Te atraves?

NO picar entre horas siempre ha sido un “esfuerzo” por el sentimiento de culpabilidad que luego nos crea.

Lograr el equilibrio entre una nutrición sana y ese momento de “pecar” es lo que han conseguido en esta empresa de EEUU- algo que ellos llaman una indulgencia nutritiva.
https://nourishsnacks.com/

Son snack´s de mantequilla de cacahuete con chocolate, con coco, avena de grano entero y chia.

MONDELEZ ha lanzado una nueva y sana gama de galletas saladas. Sólo están disponibles en los Estados Unidos y Canadá.

Han desarrollado VÉA orientada al consumidor milenial, muy activo, orientado al bienestar, abierto al descubrimiento, la aventura y la autenticidad.

Las galletas de VÉA se hornean con ingredientes auténticos, hierbas y especias en capas de sabores complejos, todo ello en formas innovadoras, como barras crujientes, patatas fritas del mundo y galletas de semillas, con sabores regionales audaces, desde el coco tailandés y las hierbas toscanas hasta la patata dulce peruana y el hummus griego.

Desde Australia nos llegan estos snack´s en varios sabores http://freedomfoods.com.au

Crunchy quinoa chips, que son chips crujientes hechos con quinoa de grano entero elaborados con una mezcla de sal ahumada, pimentón y chile, o una mezcla de Salt & Apple Cider Vinegar (sal y vinagre de manzana)

O los “Infantiles” del mono Messy con granos enteros y sabor a queso o a pizza

 

 

Con estos snack´s te sentirás ¿libre de culpa?

¿Artesano, natural, tradicional o casero? No es oro todo lo que reluce

Son muchos los productos existentes en el mercado que presentan esta denominación en el etiquetado pero en realidad inducen a error al consumidor ya que no pueden denominarse de esta forma cuando en su lista de ingredientes aparecen todo tipo de aditivos, conservantes, espesantes, colorantes, etc. Por tanto, hay que tener cuidado con este tipo de mensajes, ya que pretenden embaucar a los consumidores con alegaciones que se pueden considerar falsas, haciéndoles creer que los productos están hechos con más mimo, que son más saludables, más ricos… mensajes que en muchos casos son fáciles de desmontar simplemente leyendo la lista de ingredientes.

El Reglamento Europeo sobre la información que se facilita al consumidor a través del etiquetado, se especifica que dicha información no debe inducir a error sobre las cualidades, las características o la naturaleza del producto alimentario, algo que se extiende tanto a la publicidad como a la presentación de los productos. A su vez en el artículo 6 del Reglamento de etiquetado, presentación y publicidad de los productos industriales destinados a su venta directa a los consumidores y usuarios dice lo siguiente:

  • 6.1 Todos los productos puestos a disposición de los consumidores y usuarios deberán incorporar, llevar consigo o permitir de forma cierta y objetiva una información eficaz, veraz y suficiente sobre sus características esenciales.
  • 6.2 No dejarán lugar a dudas respecto de la verdadera naturaleza del producto.
  • 6.3 No inducirán a error o engaño por medio de inscripciones, signos, anagramas o dibujos.
  • 6.4 No se omitirán o falsearán datos de modo que con ello pueda inducirse a error o engaño al consumidor o propicien una falsa imagen del producto.
  • 6.5 No contendrán indicaciones, sugerencias o formas de presentación que puedan suponer confusión con otros productos.
  • 6.6 Declararán la calidad o calidades del producto o de sus elementos en base a normas específicas de calidad, cuando dichas normas existan.
  • 6.7 Advertirán de la peligrosidad que tiene el producto o sus partes integrantes, cuando de su utilización pudieran resultar riesgos previsibles

Amparándose en esta reglamentación, la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) se dirigió a la AECOSAN (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición) solicitando que se regulase el uso de estos términos basándose en un análisis realizado en 25 productos que incluían alegaciones de este tipo. La OCU consideró que las declaraciones y afirmaciones eran exageradas, teniendo como propósito confundir y engañar a los consumidores por lo que denunció a 24 marcas alimentarias ante las autoridades de consumo de diferentes Comunidades Autónomas por el uso de este tipo de mensajes que se consideran engañosos, como por ejemplo, “tradicional”, “casero” o “artesano”. Entre los alimentos denunciados se encuentran productos, consumidos por una amplia mayoría de consumidores: salsas, purés, bollería, caldos y alimentos precocinados de diferentes marcas (Madel, Gallina Blanca, Obradoiro, Fuentetaja, Albe, Royal, Bimbo, Casamas, Bo de Debó, Molino Real, Carretilla, Preferida, Frit Ravich, Family Tarts, Helios, Calvé, Solís, Ferrer, Sojasun, The Rustik Bakery, Florette, Aneto, La Piara y Maggi, son las marcas denunciadas).

Fuente: https://gastronomiaycia.republica.com

AECOSAN confirmó que el uso de estos términos no se ajustaba a las prácticas que aparecen en el reglamento sobre información alimentaria facilitada al consumidor, pero parece ser que no tiene competencia en lo que se refiere al control y a las oportunas sanciones, por tanto, la OCU se ha dirigido a las autoridades de consumo de las Comunidades Autónomas para denunciar la situación. La organización de consumidores espera que se impongan las sanciones oportunas por incumplir la normativa sobre el etiquetado. Además pide a la industria que abandone este tipo de prácticas, ya que son declaraciones engañosas que atribuyen cualidades a los productos que en realidad no poseen.

Podéis conocer todos los detalles de la denuncia realizada por la OCU a través de este artículo publicado en su página web.

Brócoli: +sano, +rico, +facil

Fuente: Pixabay / PDics - https://pixabay.com/es/users/PDPics-44804/

Quizá hayas encontrado una etiqueta con el lema “Piensa en ti, + rico, +sano, +fácil” en el último brócoli que compraste. Se trata de un campaña para la promoción de este alimento puesta en marcha por la asociación sin ánimo de lucro +Brócoli. Su objetivo es ofrecer al consumidor ideas para descubrir nuevas formas de cocinar y degustar esta hortaliza, así como informar sobre los beneficios saludables que conlleva su consumo.

Para lograrlo se han puesto a la venta en las principales cadenas de distribución alimentaria de España (10.000 puntos de venta en total) un millón de brócolis con etiquetas especialmente diseñadas para la campaña, que incluyen consejos, información y recetas fáciles para cocinar en casa.

También en internet se ha desarrollado una intensa promoción a través del sitio ‘Piensa en ti’. Esta web nos ayuda a descubrir los beneficios de esta “superverdura”, antioxidante, depurativa y saciante, que fortalece nuestras defensas y, según indica la asociación, previene el cáncer.

Fuente: Pixabay / ImagesBG | https://pixabay.com/es/users/ImagesBG-2002298/

El brócoli, indican, es la hortaliza de mayor valor nutricional por unidad de peso comestible; contiene una gran cantidad de vitaminas (vitamina A, beta-caroteno, niacina, vitamina B1, B2, B6, E, ácido fólico y vitamina C - 200 gramos de este alimento aportan tres veces las necesidades diarias de vitamina C -) y minerales (calcio, hierro y potasio, entre otros); tiene un alto poder antioxidante, protegiéndonos frente a los radicales libres, causantes de los procesos de envejecimiento celular, y, por si fuera poco, aunque consumieras medio kilo, ingerirías las mismas calorías que tomando 28 gramos de mantequilla.

Además de estas y otras curiosidades, la web ofrece consejos útiles tanto a la hora de comprar y conservar el brócoli como para su consumo, recetas (desde tortilla de patata y brócoli hasta un wok con ternera, incluyendo un recetario que puedes descargar en pdf), noticias y diversa información sobre este producto.

Fuente: Pixabay / Mi Yun | https://pixabay.com/es/users/MiYun-922054/

La campaña de promoción se extiende también a las redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram), a través de un concurso. Bajo el hashtag #siempreconbrocoli, los internautas pueden compartir su forma preferida de consumir el brócoli, mediante un mensaje, un vídeo o una foto. La aportación más creativa y original, elegida por un jurado profesional, ganará una escapada rural de tres días para dos personas con la que sumergirse en una “desconexión saludable”, según indican los organizadores.

Alimentos sanos, sostenibles y para “seniors”

Fuente: Pixabay / Unsplash | https://pixabay.com/es/users/Unsplash-242387/

¿Cuáles son las tendencias en alimentación que despuntan este año? El Observatorio de Tendencias de Surgenia (Centro Tecnológico Andaluz de Diseño) nos desvela algunas en su informe “Gastrotendencias 2: alimentación, turismo y diseño en la era de los millennials”. Entre ellas destacan la búsqueda de alimentos saludables, la preocupación por que sean sostenibles (ecológica y socialmente hablando) y su necesaria adaptación a las personas de la tercera edad, un grupo de consumidores en constante ascenso.

El interés por los alimentos saludables no es nuevo, sino una tendencia que se consolida. Aunque se trata de una cualidad que todos deseamos, adquiere especial importancia para aquellos consumidores decididos a cuidar de su salud mediante una dieta controlada y un estilo de vida activo y ligado al deporte.

El mercado ha sabido registrar esta demanda y los productos naturales se hacen un hueco cada vez mayor en las estanterías. Los productores buscan sistemas para mantener sus cualidades nutricionales sin necesidad de conservantes artificiales y los avances tecnológicos permiten desarrollar alimentos funcionales de última generación

Fuente: Pixabay/ Bobbie | https://pixabay.com/es/users/seagull-bt-987634/

Entre estos destacan los ligados a la nanotecnología, capaz de introducir en los alimentos microcápsulas que permiten la liberación progresiva de los compuestos funcionales, sin que se destruyan durante los procesos digestivos ni alteren las cualidades organolépticas del producto. El Centro Tecnológico Empresarial Agroalimentario CTIC-CITA investiga también en proyectos de este tipo.

Además de saludables, cada vez preferimos más alimentos que sean social y ambientalmente sostenibles. El desarrollo de la conciencia ecológica, unido a valores solidarios especialmente necesarios en épocas de crisis, refuerzan esta tendencia.

Pero sin duda uno de los factores determinantes en los cambios ligados al consumo es el envejecimiento de la población. El porcentaje de gasto de las personas de la tercera edad aumenta y las empresas han de adaptarse a sus gustos y necesidades. Demandan alimentos saludables, adecuados a sus necesidades particulares, ergonómicos y cómodos de preparar y consumir.

Las personas mayores representan, además, un alto porcentaje de los hogares unifamiliares (generalmente viudas mayores de 65 años). Se unen a este grupo los jóvenes independientes, los separados y una modalidad en alza, los denominados “Living Apart-Together”: parejas que no conviven juntas. En este último caso, la tendencia detectada por el informe es un comportamiento de consumo como hogar unifamiliar durante la mayor parte del tiempo, pero algo más compulsivo y caprichoso cuando estas personas están juntas, por ejemplo, durante los fines de semana.

Fuente: Pixabay/ Rudolf Langer

Estos hogares demandan productos en formatos más reducidos, para evitar sobras y, sobre todo en el caso de los solteros más jóvenes, platos preparados (siempre que sean equilibrados y saludables) o que no requieran mucha dedicación en la cocina.

“Gastrotendencias” habla también de la preocupación por obtener alimentos más seguros, mediante tecnologías innovadoras de envasado. Así, se trabaja con compuestos activos incorporados al film del envase que ayuden a protegerlos de factores externos y a conservar sus propiedades nutricionales, prolongando la vida útil del producto. También destaca la investigación en etiquetas inteligentes que proporcionen información útil al consumidor sobre el estado del producto.

Y, por supuesto, gana terreno la compra por Internet. La mayor parte de las grandes superficies disponen ya de plataformas de compra online, un sistema que los consumidores incorporan poco a poco a sus hábitos de consumo. Algo más que una moda: ¡incluso Amazon, el gigante del comercio digital, ha abierto recientemente su supermercado online de productos alimentarios!

Bocadillos y emparedados sanos y nutritivos

En cualquier momento, un bocadillo o un emparedado son una solución rápida para comer, tanto fuera como dentro de casa. Sin embargo, también pueden ser nutritivos y sanos, de forma que seguimos cuidando nuestra dieta y al mismo tiempo, siguen siendo un recurso fácil a la hora de comer.

Generalmente, se suele considerar que un bocadillo es una comida pesada y con gran cantidad de calorías, debido a que se usan en su preparación embutidos, fiambres, etc., acompañados de diversas salsas. Sin embargo, su versatilidad, sus facilidad de preparación y los prácticos que son, hacen que no podamos dejarlos de lado, intentando que sean saludables, con unos nutrientes adecuados y que puedan ser parte de una dieta equilibrada.

Ingredientes más saludables.

Para elaborar un bocadillo lo más saludable posible, lo primero que habrá que hacer será escoger los ingredientes vamos a emplear y al mismo tiempo, intentar que sean lo más saludables posible.

Comenzaremos por el pan, que es la principal fuente de hidratos de carbono de este tipo de alimentos. Para evitar una ingesta excesiva de harinas de fácil digestión, escogeremos panes elaborados con un mayor contenido en vitaminas y minerales, así como más cantidad de fibra o cereales sin moler, de forma que incremente su capacidad saciante y aporte un sabor más intenso.

Una vez seleccionado el continente, elegiremos el contenido. Lo primero, hay que tener en cuenta que vamos a poner en el bocadillo como fuente de proteínas. Si queremos sustituir los embutidos tradicionales ricos en grasas podemos emplear carnes magras, como por ejemplo: pechuga de pollo, pavo braseado, ternera fileteada, jamón cocido, etc., o incluso recurrir a pescados, como las sardinas o el atún.

Otras fuentes de proteínas a tener en cuenta son aquellas de origen lácteo, como el queso fresco, queso de cabra, etc. Otra opción es preparar un salsa ligera con yogur o leche, que le dará más untuosidad al bocadillo.

El aporte de vitaminas y minerales se deberá a los vegetales que incluyamos en la preparación del bocadillo, y aquí tenemos una gran variedad: lechuga, tomate, pepino, pimiento, etc.

No nos olvidemos de los extras

Una vez seleccionados todos los ingredientes principales, podemos elegir con que vamos a complementar el bocadillo. Para ello disponemos de varias salsas y aderezos que servirán para dar el último toque al plato. Sin embargo, no hay que descuidarse y añadir en el último momento una salsa que incremente de forma importante el aporte calórico del bocadillo.

Por tanto, intentaremos añadir salsas más saludables y ligeras, como por ejemplo: pulpa de tomate, algún puré de verdura especiado, aceite de oliva virgen extra, yogur natural con aceitunas negras, etc.

Finalmente, recordar que los métodos de cocinado también son importantes, por lo que habrá que dejar al margen la fritura, optando por emplear productos cocidos, asados, a la parrilla, etc., mientras que los vegetales siempre frescos, evitando en la medida de los posible su cocinado.

 

Archivo

Blog rolls