variedadesBlog

Variedades de cervezas

Continuando con los artículos sobre la cerveza anteriormente publicados en este blog, ahora nos centraremos en describir las diferentes variedades de cerveza que existen a lo largo y ancho del mundo. Y es que esta bebida, pese a que pueda parecer de elaboración o composición simple, tiene una enorme variabilidad en función de la localización geográfica donde se elabore y consuma.

En función del mercado a la que vaya destinada, y las condiciones concretas que afectan a su elaboración, encontraremos diversos tipos de cervezas, muy diferentes unos de otros.


A nivel general, se diferencian dos grandes grupos de cerveza, tipo Ale o tipo Lager. En la cerveza tipo Ale se produce una fermentación rápida con altas temperaturas, propias de la levadura Saccharomyces cerevisae, mientras que en las cervezas tipo Lager se produce una fermentación más lenta y a baja temperatura, propia de levaduras Saccharomyces carlsbergensis.

A continuación, vamos a comentar las variedades más importantes de cervezas que podemos encontrar en el mercado.

  • ABBEY ALE: o cerveza de Abadía, variedad fuerte fabricada tradicionalmente por monjes belgas como sustituto del pan durante los periodos de ayuno.
  • ALE: nombre genérico para cervezas elaboradas mediante una fermentación alta.
  • ALTBIER: estilo de cerveza propio de la ciudad de Dusseldorf. Cerveza Ale de alta fermentación.
  • AMERICAN ALE: versión estadounidense de la cerveza Ale, elaborada con lúpulos americanos.
  • AMERICAN MALT ALE: variedad de cerveza de EE.UU. que exceden el nivel de alcohol definido para las cervezas de tipo Lager.
  • BARLEY WINE: cerveza con una fermentación muy alta, típica del vino y con un nivel alcohólico muy elevado.
  • BERLINER WEISSE: cerveza típica del Norte de Alemania, de fermentación alta a base de trigo.
  • BEST BITTER: cerveza británica, con mayor cantidad de lúpulo y sabor seco.
  • BITTER: equivalente inglés a la variedad Ale Pale. En la más comercializada en Gran bretaña.
  • BLACK & TAN: Una mezcla de partes iguales de cervezas oscuras y pálidas.
  • BOCK: Una cerveza muy fuerte que se fabricaba durante el invierno para ser consumida en primavera.
  • BROWN ALE: cerveza británica saborizada con caramelo y tostada.
  • CASK ALE: términos usados en G.B. para referirse a las cervezas que experimentan una segunda fermentación.
  • CREAM ALE: Un estilo de cerveza típico de EE.UU., mezclas de cerveza Ale y Lager.
  • DORTMUNDER: cerveza dorada de baja fermentación típica de Dortmund.
  • EISBOCK: cerveza de alta graduación alcohólica. Durante la fermentación, se somete a temperaturas muy bajas, de forma que se va retirando el agua que se congela, aumentando la riqueza en alcohol.
  • INDIAN PALE ALE: cerveza fabricada en Inglaterra para exportar a los territorios británicos en ultramar.
  • IRISH RED ALE: cerveza Irlandesa, caracterizada para su color rojizo, mucho cuerpo, y gusto mantecoso.
  • LAGER: término genérico para cualquier cerveza producido por baja fermentación.
  • LAMBIC: cerveza de trigo típica de la región de Bruxelloise de un fuerte carácter acido.
  • MUNCHENER: cerveza de producida en Munich desde el s. X.
  • OLD ALE: originaria de Gran Bretaña, cerveza fuerte consumida en invierno.
  • PALE: una cerveza tipo bock fabricada con la malta seca.
  • PALE ALE: cerveza, fabricada con maltas pálidas.
  • PILSNER: cerveza altamente lupulada típica de la zona de Pilsen, Alemania.
  • SCOTCH ALE: de origen escocés. Con fermentación alta, muy fuertes y oscuras.
  • STOUT: cerveza muy oscura, de fermentación alta hecha con malta tostada y cebada sin maltear, y frecuentemente malta de caramelo.
  • STRONG BITTER: Una cerveza británica de estilo Ale, de un contenido más alto de alcohol que una Stout.
  • WEISSBIER: en Alemania, un nombre genérico para cervezas de trigo, pálidas y turbias.
  • WEIZENBIER: en Alemania, un término genérico para cervezas con fermentación alta, de trigo.
  • WHEAT BEER: cualquier cerveza que contiene una proporción alta de trigo malteado.
  • WITBIER: cerveza tradicional de trigo fabricada en los pueblos belgas de Hoegaarden y Louvain.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

11:38
06-06-2012

Sano como una manzana. Aprende a catarlas

Se desconoce el origen exacto de la manzana. Según diversos autores el primer manzano se originó hace 15.000 ó 20.000 años para dar las primeras especies cultivadas y los primeros frutos. Se pude afirmar que es el cultivo frutal más antiguo de la humanidad. La manzana fue introducida en la península por los romanos y los árabes, y hoy en día, España es uno de los principales países productores.

Existen entre mil y dos mil variedades de manzanas cultivadas en todo el mundo, pero la gama que nos ofrece el mercado es limitada; ya que tan sólo podemos elegir entre poco más de media docena de variedades, debido a su carácter perecedero.

CARACTERÍSTICAS

Aspecto: depende de la variedad, pero por lo general son de forma ovoide, alargadas o redondas, que esconden numerosas semillas de color pardo en su interior. Su piel es casi siempre brillante y lisa; aunque algunas variedades presentan rugosidades o defectos en la piel, que le dan un aspecto “roñoso”, pero nada más lejos de la realidad, esta herrumbre superficial o “russetting” es una característica de calidad según que variedades.

Color: tenemos una gama amplia de diferentes colores de la piel, en general se distinguen cuatro grupos: verdes, rojas, amarillas y bicolores.

Sabor: la pulpa puede ser dura o blanda, refrescante y jugosa, harinosa o granulosa…. y su sabor va desde el muy dulce al muy ácido pasando por toda una mezcla de gustos y aromas dependiendo de cada variedad.

¿CÓMO CATAMOS UNA MANZANA?

El primer parámetro de calidad es el aspecto externo: los rasgos externos definen el fruto: achatado, más ancho que alto, aplastado, con pecíolo corto o largo y la cavidad calicínica (o lo que es lo mismo: la base), cerrada, ancha, redonda... El color es un verde sin brillo de fondo, amarillo brillante, entre rojo y verde…… con herrumbre superficial típica, russeting; el aspecto es la primera característica donde se aprecian las principales diferencias a simple vista de una variedad con otra.

Si la tocamos con las manos: percepción de textura táctil, podemos ver las diferencias de variedades lisas y suaves, frente a variedades rugosas y ásperas.

Ahora la partimos en dos mitades, y observamos las semillas, y la cavidad interior, característica de cada variedad; además del color y aspecto de la pulpa: blanca, carnosa, amarillenta, rígida, tersa…

Nos acercamos uno de los trozos a la nariz…y aspiramos el aroma ¿a que huelen las manzanas?….Esta pregunta es de difícil respuesta….ya que las manzanas producen multitud de compuestos químicos volátiles que son responsables de ese aroma tan característico. Los científicos han llegado conocer, mediante diferentes estudios, cerca de 400 compuestos volátiles diferentes presentes en la manzana.

Continuando con la cata: partimos un cuarto de manzana y nos lo llevamos a la boca;  al morder se apreciarán las características organolépticas de textura del producto como la dureza de la pulpa, la textura al morder (nada harinosa, muy jugosa, tersa, granulosa…), el sonido al morder (seco, crujiente…) el sabor: ácido, dulce, equilibrado entre acidez y dulzor, el sabor más predominante.

Una vez en la boca, durante la masticación se estudiarán parámetros internos como el aroma vía retronasal, a través de la parte interna de la nariz, con matices característicos de cada variedad: floral, cítrica, a caramelo…. la crocancia o crujido al masticar, la jugosidad o capacidad de liberar zumo durante la masticación, la harinosidad o sensación de sequedad y poca jugosidad en la boca, o la sensación refrescante que deja alguna variedad como la Fuji.

Sana, rica, aromática, fuente de fibra…..Cuando nos comamos una manzana, además de su agradable sabor y sus valores sensoriales, tendremos en cuenta también los beneficios para nuestra salud. 

 

Archivo

Blog rolls