Estudio de tendencias de consumo y nuestra dieta

Mundo Sabor siempre ha tenido un objetivo claro: servir de altavoz sobre tus inquietudes alimentarias, tus gustos, tus necesidades y apetencias para favorecer el desarrollo de productos alimenticios que mejoren nuestra calidad de vida.

Para llevar a cabo este objetivo, nuestra escucha hacia vosotros es esencial, en ello llevamos ya unos meses trabajando con vosotros en nuestra web.

A través de nuestra comunidad de usuarios y de nuestra web, estamos realizando desde hace unos meses unos pequeños estudios sobre vuestros gustos y hábitos de consumo, os hemos preguntado acerca de diversos aspectos relacionados con los alimentos que consumimos, como nos gustan, y como resultado de esta investigación hemos obtenido datos de tendencias de consumo, de las cuales, algunas nos resultan curiosas.

A través de la sección “PARTICIPA CON UN CLICK” hemos obtenido los datos que se muestran a continuación. Esta sección es muy enriquecedora, nos aporta mucha información, por lo que la seguiremos manteniendo y planteándoos pequeños estudios en el futuro.

Un dato curioso es que, además del sabor, nos preocupan los envases de los alimentos que consumimos; envases que les alargan la vida y nos dan garantía de calidad hasta el final. Para el tomate frito el 50.62% confiamos en el envase de tetrabrik, muy seguido del cristal (35.8%) y la lata (29.26%); y el que menos nos gusta para esta salsa de tomate es el envase de plástico (4.32%).

A la hora de probar cosas nuevas, se observa un dato esperanzador hacia la industria alimentaria que apuesta por la innovación, el 40.58%  de los encuestados siempre compra productos con nuevos sabores para probar; y un 49.28% lo prueban, aunque sólo si alguien se lo recomienda antes. Otro dato curioso e importante, es que sólo solo un 2.9% confía de la publicidad, y un 7.25% es conservador y tradicional para la alimentación y no le gusta probar nuevos sabores.

Si hablamos de productos con marcas de calidad como una denominación de origen, el 63.43% nos dice que asociada a la denominación de origen hay un producto de gran calidad, el 29.10 % aprecia un gran control sobre el producto, y sólo el 4.48% habla de su precio, y es que los alimentos con marca de calidad tienen un valor añadido que va más allá de todo esto, su sabor.

Somos una sociedad moderna, que se adapta a los cambios generacionales, nuestro estilo de vida ha cambiado…y nuestra forma de comer también….comemos alimentos preparados en los que confiamos tanto como en las recetas tradicionales, o no. De estos platos preparados el 50.81% valoramos más su facilidad de preparación, que nos ahorra tiempo en comparación con el 35.48% para los que importa más su valor nutricional, que sea equilibrado y ponderado, para una dieta sana y rica. Además de esto, se tiene en cuenta la cantidad de comida que se quiere, ya que el 8.87% valora que sea “plato único”, y un 4.84% que sea mono-ración.

Nos gusta cuidar nuestra dieta. Los datos en lo referente a nuestra manera de cuidarla es que apostamos, en general, por la mediterránea; nos gusta llevar una dieta sana y equilibrada, por eso el 51.06% cree que en nuestra alimentación son básicas las frutas y verduras, el 23.40 % fundamenta su dieta en la carne y el pescado, y el 15.96% cree que los lácteos son básicos en la alimentación.

A la hora de tener que controlar más la alimentación, y tener que hacer algún sacrificio para mantener la línea, tan solo un 7.46% de los encuestados decide apuntarse al gimnasio, mientras que una gran mayoría, el 53.73% comemos más frutas y verduras. Lo curioso es que hay un 31.74% de los encuestados que no hace nada especial para mantener la línea, no sabemos si es porque ya de por si mantienen una dieta sana y equilibrada y hacen ejercicio a diario, o porque no tienen fuerza de voluntad suficiente para hacer nada especial, desde Mundo Sabor apostamos por mantener una dieta variada y vida activa.

Los lácteos y en concreto el queso son de los alimentos más consumidos, pero ¿Cómo nos gustan más? El 52.88% prefiere el queso fuerte, con cuerpo, en lonchas o trozo; y el 35.58 % prefiere el suave, quedando muy por debajo en el estudio los quesos cremosos y de untar.

Al preguntar sobre los alimentos “sin azúcar”, si no se tienen problemas de salud, un 26.87% de los usuarios reconocen no tomar estos alimentos, del mismo modo, que sólo un 1.49% afirma tomarlos para cuidar su dieta. Se observa también que un 70.15% de los usuarios que toman alimentos bajos en azúcar es debido a que son diabéticos. Estos datos son reveladores para demostrar que tenemos un colectivo que tiene que prescindir de los alimentos azucarados debido a su salud.