Ahora que se acerca el verano... !Pásate a los zumos¡

Ahora que se acerca el verano, te mostramos una de las mejores maneras para mantenerte hidratado… y aprovechando las propiedades naturales de la fruta. ¡Aprovecha y utiliza tus frutas y hortalizas preferidas para hacer tu zumo!

Podemos mantenernos hidratados mientras aumentamos la ingesta de micronutrientes, tales como vitaminas, antioxidantes y electrolitos mediante la toma de zumos. Por ejemplo, un fácil modo de consumir las cinco raciones de fruta y hortalizas recomendadas cada día, podría ser en forma de zumo. Presenta muchas ventajas la tomad de fruta y verdura en zumos, entre las que destacan:

  • La acidez de la fruta ayuda a nuestro organismo a eliminar bacterias.
  • Al licuar las frutas son más digestivas y las verduras podremos comerlas crudas sin necesidad de cocerlas, sin perder propiedades.
  • Los nutrientes se absorben más fácil y con mayor rapidez.

Dependiendo de la fruta u hortaliza que añadamos a nuestro zumo, tendremos diferentes propiedades. Los cítricos nos suministran vitamina C, mientras que otras frutas como la piña mejoran la digestión (gracias a su contenido en enzimas). También podemos añadir verduras, ya que contienen valiosos nutrientes para proteger el organismo y procesar las grasas.

Para realizar un buen zumo es importante la calidad de las frutas y/o verduras a añadir, además de su punto de madurez. Una vez ya las tienes seleccionadas, debes lavar todas las piezas, aún incluso si las vas a pelar.

Si tienes dudas sobre cómo combinar las diferentes frutas y hortalizas para conseguir buenas propiedades y que esté sabroso. ¡Te damos algunas pistas!

Los vegetales de hoja verde como la lechuga o la espinaca son los más sabrosos y ricos en nutrientes, por lo que puedes combinarlos con otros más suaves como la zanahoria o el pepino. Si te resultan demasiado fuertes los puedes disolver en agua o con otros zumos más suaves. Como ya comentamos en otro de nuestros post, dependiendo del color de las frutas tendrán diferentes propiedades, así que no lo dudes, y ¡atrévete a combinar!

Puedes añadir hierbas aromáticas o especias para mejorar el sabor, tales como el anís, la canela, la soja o incluso con tabasco. Pero una de nuestras preferidas es la menta, le dará a tu zumo un toque muy refrescante.

Si lo que quieres es endulzar tu zumo, te planteamos varias opciones: la miel es el edulcorante natural por excelencia, aunque también puedes añadir azúcar (blanco o de caña) o incluso, si sigues una dieta baja en calorías, edulcorante artificial. Según la combinación de frutas que realices, podrás tomar zumos con diferentes propiedades, por ejemplo como desintoxicante, “quema grasas”, para contrarrestar excesos o para recuperar el desgaste energético después de hacer ejercicio.

Anímate y prueba todas las combinaciones posibles, además de refrescarte… ¡¡son deliciosos!!