Sinestesia

Sabores que evocan recuerdos. Sinestesia sabores-palabras.

Saborear un alimento y evocar un recuerdo es una sensación que todos hemos experimentado alguna vez, lo que no es tan común es que un recuerdo o una palabra nos llene la boca de la sensación de saborear algo concreto. Esto es lo que les pasa a algunos de los sinestetas.

Un sinestetas es una persona que padece de sinestesia, una experiencia física involuntaria que consiste en la vinculación de dos sentidos al experimentar uno de ellos. Existen varios tipos dependiendo de los sentidos que se vinculen, la sufrida más comúnmente es la de ver colores, es decir, al ver una letra o un número, la persona ve siempre un color asociado a esa letra o ese número.

Hay también personas que sufren de la disfunción de tono-color; cuando oyen un sonido, o con ciertos intervalos o tonos musicales ven un color concreto, no es que se lo imaginen, realmente cada vez que oyen por ejemplo la palabra "perro" ven el color verde.

Estas experiencias de los sentidos parecen muy ventajosas para los artistas, ya que su mente crea de por sí, y de un modo involuntario, metáforas. Por ejemplo, un artista sinesteta de tono-color que se dedique a la pintura, podría pintar una canción.

Otra de las relaciones más curiosas y que más nos puede interesar, es la que al oír una palabra concreta, la persona experimenta un sabor muy intenso en su boca; estas personas tienen ciertas palabras asociadas a sabores y cada palabra la tienen asociada a un sabor concreto.

Las conexiones de los sentidos relacionadas con el sabor son menos comunes, y también parecen tener menos ventajas. De todos los estudios que se han realizado sobre esto, buscando alrededor del mundo e intentado hablar con personas que sufran esta curiosa experiencia, se sabe que los sabores que pueden experimentar en su boca al oír una palabra, no son sólo los sabores básicos, como dulce, salado, ácido... van desde pizza, yogur, tarta de fresa... a incluso sabores a podrido, a suciedad y cosas muy desagradables; además, no sólo puede incluir sabor, a veces también textura y temperatura.

No se sabe muy bien cuál es la causa de la sinestesia, aunque si se conoce una fuerte vinculación genética para ser transmitida de padres a hijos. Ha habido muchos estudios que dejan ver una diferencia en el desarrollo de los cerebros de estas personas y de los que no sufrimos este tipo de "conexión extraña". Esta diferencia consiste en una mayor comunicación entre ciertas áreas del cerebro, las cuales no interaccionan en cerebros "normales". Esta interacción ha sido incluso corroborada con sistemas de imagen, donde puede apreciarse una conexión estructural. Ha de decirse, que hay muchos tipos de de sinestesia, más de los recién comentados, sin embargo, hay muy pocas personas en el mundo que las sufren.

Respecto a la sinestesia de palabras-sabores hay diversos estudios que han tratado de darle explicación a este fenómeno, y muchos ejemplos muy curiosos que merecen ser comentados en un siguiente artículo.