ETG, DOP, IGP qué son y cómo diferenciarlas

Como consumidores, lo que buscamos en un alimento es que éste nos aporte los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Sin embargo, una vez conseguido esto, buscamos algo más y que el alimento tenga una calidad elevada, y que lo diferencie del resto de productos del mercado.

A la hora de diferenciar la calidad de los productos agroalimentarios existen las llanadas Denominaciones de Calidad, lo que implica que los diferentes alimentos están avalados por sus propios consejos reguladores, por lo que se supone que cumplen con unos estrictos requerimientos de calidad.

En relación estas Denominaciones de Calidad, existe un reglamento a nivel europeo (Reglamento (UE) nº 1151/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de noviembre de 2012, sobre los regímenes de calidad de los productos agrícolas y alimenticios) que ha legislado recientemente éstas denominaciones, ayudando a los productores ligados a una determinada zona geográfica, al mismo tiempo que les asegura una retribución adecuada para sus productos y un reconocimiento de su labor.

Si embargo, en el consumidor medio existe un gran desconocimiento de la diferente clasificación de las Denominaciones de Origen existentes en nuestro país, así como cuales son los motivos de estas diferencias. En España encontramos tres grupos bien diferenciados: Indicación Geográfica Protegida (IGP), Denominación de Origen Protegida (DOP) y Especialidad Tradicional Garantizada (ETG). A continuación comentaremos cada uno de ellos.

Denominación de Origen Protegida

Bajo las siglas DOP se identifican aquellos productos que son originarios de un lugar determinado, una región, o excepcionalmente, de un país.Sin embargo, según la legislación, una DOP puede amparar a un determinado producto que sea elaborado con animales vivos, carne o leche producida en terceras zonas, siempre que cumplan unas determinadas condiciones.

En el caso anterior, la calidad y características de el producto se deben exclusivamente al medio geográfico donde se elaboran, con todos aquellos condicionantes inherentes a el, tanto naturales como humanos. Por todo ello, la elaboración del producto ha de realizarse en todo momento en la zona geográfica definida.

Indicación geográfica Protegida

Con estas siglas se definen aquellos productos que provienen de un lugar determinado, región o país. En este caso, se exige que una cualidad o característica determinada, pueda atribuirse únicamente al origen geográfico, y que por otra parte, al menos una de las fases de su elaboración se desarrollo en la zona en cuestión.

Especialidad Tradicional Garantizada

Esta última denominación es una de las más recientes, y ha quedado establecida dentro del reglamento anteriormente citado. Bajo estas siglas, se podrán registrar como ETG los nombres que describan un producto o alimento específico que sea el resultado de un método de producción, transformación o composición que corresponda a una práctica tradicional, y que sea producido con unas materias primas empleadas tradicionalmente.

Por lo tanto, se admite registrar el nombre de un alimento como ETG cuando se ha llamado así durante a lo largo del tiempo (al menos durante 30 años). En España, solo existen cuatro alimentos amparados por la ETG, el jamón serrano, la leche certificada de granja, los panellets y la torta de aceite.

Resumiendo, similitudes y diferencias entre DOP e IGP

Las dos características comunes a la DOP e IGP son que ambas provienen de un lugar geográfico determinado, y que además existe una conexión entre las propiedades del alimento y la zona en cuestión. En cuanto a las diferencias, en la DOP toda la elaboración tiene que realizarse en el la zona geográfica amparada, mientras que en el caso de la IGP no es obligatorio en todas las fases de proceso.