La luteína

Fuente:http://fichas.infojardin.com/hortalizas-verduras/espinaca-espinacas espinafre.htm

¿QUE ES LA LUTEÍNA?

La luteína es un compuesto químico perteneciente al grupo de las xantofilas, derivado del caroteno.

Es un pigmento colorante natural que se encuentra en plantas, algas y bacterias fotosintéticas. En la naturaleza, las plantas la utilizan como filtro protector frente a la luz ultravioleta; es un poderoso fito-nutriente (químico de las plantas) que aunque no es esencial como las vitaminas o minerales juega un papel importante en la salud de los humanos ya que posee propiedades antioxidantes que protegen el organismo de radicales libres y actúa como protector en piel y ojos. Además es usada como aditivo alimentario en la industria del sector.

La luteína protege la vista por un lado gracias a su efecto antioxidante (la parte externa de la retina es rica en ácidos poliinsaturados que son atacados por los radicales libres y sufren un proceso de oxidación debido a la incidencia de la luz en esta área) y por otro gracias a que actúa como un filtro de luz, protegiendo la vista de algunos de los efectos dañinos del sol.

La Luteína puede ser un gran aliado en la lucha contra la degeneración macular y también como prevención o tratamiento coadyuvante de las cataratas.

Protege nuestra piel de la radiación solar gracias a su efecto antioxidante, ya que es uno de los carotenoides más potentes lo que hace que mejore el sistema inmune y la comunicación celular.

Pero... ¿qué alimentos la contienen? Son muchas las frutas y verduras que contienen este pigmento. La col y las espinacas son las verduras que la tienen en más concentración pero también es abundante en berza, calabacín, brócoli, maíz, guisantes y presenta menos concentración en zanahoria, naranja, nectarina, tomate y melón.

La luteína es una sustancia liposoluble cuya absorción disminuye cuando se consume a partir de vegetales carentes de grasa por ello para mejorar su absorción a través del tracto digestivo requiere la presencia de grasa en la dieta. La luteína es sensible a la cocción por ello un cocinado durante un tiempo elevado de hortalizas de hoja verde puede reducir considerablemente el contenido de ella.

Hay personas, como las de de ojos azules, los fumadores, las mujeres post menopáusicas, que tienen dificultades para absorbe bien la luteína, y pueden tomarla como suplemento de la dieta siempre y cuando no se superen las concentraciones recomendadas ya que aunque no está demostrado que el exceso de luteína produzca toxicidad, si que puede generar hipercarotenosis, caracterizada por una pigmentación amarilla en la piel debido a que el exceso no es absorbido.