Otra tendencia en comida sana, la "RAW FOOD”!!!

Crece la última tendencia en comida saludable: la “raw food” o alimentación viva.

El raw food o comida viva es una forma de alimentación que promueve el consumo de alimentos de en su estado natural -crudo-.

Es una tendencia en alimentación que vincula el nivel físico, mental, emocional, espiritual, social y medioambiental, generando un estilo de vida responsable, consciente y en armonía con la naturaleza, evitando sufrimiento animal.

Se incluyen alimentos enteros, crudos, orgánicos y en su estado natural son los que ayudan a mantenernos sanos, vibrantes y libres de enfermedades. Por eso los fans de este tipo de tendencia eligen una alimentación que consta de productos que vienen directamente de la naturaleza, cultivados de forma natural, o bien orgánica y sosteniblemente.

Frutas, verduras, frutos secos, semillas, brotes, granos germinados, legumbres, cereales y también algunos alimentos mínimamente procesados mediante tratamientos físicos no agresivos como algas marinas, polvo de legumbres crudas, aceite de oliva de primera prensa en frío y ciertas especias y condimentos; procesos naturales como la fermentación, deshidratación y otros donde la estructura molecular del alimento no se destruye, preservando y activando el nutriente óptimo de cada alimento.

Los beneficios de una dieta raw food

Entre los beneficios que conlleva una dieta raw food se encuentran

  • Hay escaso bajo aporte de grasas saturadas y colesterol que contienen los productos de origen animal.
  • Se aumenta la ingesta de fibra más aun si consumimos cereales integrales, lo cual se ha asociado a una menor prevalencia de cáncer de próstata y colon.
  • La alimentación basada en vegetales y frutas crudos mejora la salud y fortalece el sistema inmunitario.
  • Previene enfermedades tales como el colesterol, la diabetes, alergias y problemas digestivos.
  • Se elimina de la dieta los azúcares refinados y grasas saturadas que dañan la salud y provocan el aumento de peso e incluso la obesidad.
  • Mejoramos la sostenibilidad al usar productos orgánicos, locales y frescos, estamos minimizando la cantidad de desechos y el uso de recursos naturales, se apuesta por el desarrollo sostenible.
  • Los alimentos crudos contiene enzimas digestivas que ayudan en la digestión; al cocinarlos y someterlos a temperaturas altas estas enzimas se destruyen.
  • Las frutas y las hortalizas crudas son ricos en antioxidantes y por tanto ayudan a retrasar el envejecimiento.

Pero hay ciertas desventajas

  • Una dieta raw food conlleva sufrir carencias de algunos micronutrientes, ya que el alto consumo de fibra puede impedir una correcta absorción de minerales y además, algunos nutrientes son escasos o nulos en el reino vegetal.
  • El grupo de las vitaminas como la B12 o el hierro no está presente en este grupo de alimentos, lo que puede predisponer a anemias.
  • Las proteínas de origen vegetal son de menor calidad nutricional que las de origen animal

Hoy la comida viva gana terreno: crece la oferta de talleres y cursos, aparecen restaurantes de viandas raw y los platos crudos gourmet se multiplican en las cartas de restaurantes vegetarianos.

Así, cada vez más cocineros se suman a este modo de vida que propone conservar la energía vital y todos los nutrientes originales de los alimentos, evitando su cocción por encima de los 44ºC para de ese modo prevenir la destrucción de las enzimas.

Crece la tendencia raw food. ¿Te apuntas?