Semillas comestibles

En la actualidad, dentro del ámbito alimentario, se pretende aprovechar al máximo los alimentos, recayendo siempre en los más habituales, sin darnos cuenta que existen grandes variantes para alimentarse.

En este caso, la mayoría de semillas son comestibles; siendo muy nutritivas y beneficiosas para la salud, ya que aportan proteínas, carbohidratos, minerales, grasa vegetal y fibras al organismo.

Cada una de las semillas aporta distintos beneficios para la salud. Veamos algunas de ellas:

  • Semillas de Lino; Poseen un alto contenido en Omega3. Es un potente anticancerígeno, que regula la presión y la función arterial, ofreciendo infinidad de beneficios para el organismo.
  • Semillas de Sésamo; éstas, son muy ricas en proteínas y contienen un alto componente de Omega 3 y 6, esencial para el organismo.
  • Semillas de Amapola; son un gran calmante; Además, poseen muchas vitaminas y minerales, además de ser ricas en antioxidantes.

Semilla de Amapola

Las semillas de la amapola son un fruto negro y pequeño que se encuentra en cada una de las flores.

Pueden ingerirse de diferentes formas, resultando beneficiosas para el organismo.

En la actualidad puede verse cada vez más utilizada en panadería.

Entre la amplia variedad de propiedades que poseen destacan sus altas dosis de energía y el papel que juegan a la hora de ayudarnos a conseguir una dieta equilibrada.

Es un alimento fácil de ingerir y de asimilar por el microorganismo, lo que las convierte en un bocado práctico y sencillo.

Cada vez son más los alimentos que las contienen, en especial los panes multicereales.

Suelen presentarse tostadas y tienen un sabor dulzón que dota al alimento de un toque especial.