Últimas tendencias en el envasado: Parece ciencia ficción

Los investigadores de los envases del fututo tienen como objetivo garantizar la seguridad y calidad del producto envasado incrementando, en la medida de lo posible, su fecha de caducidad.

Son muchas las investigaciones acerca de mejorar la conservación de los alimentos envasados con nuevos tratamientos: el uso de nuevos gases o materiales, las técnicas radiantes o el desarrollo de tratamientos no térmicos como las altas presiones la luz pulsada para inhibir los diferentes mecanismos de alteración de los productos envasados, con el objetivo de disminuir o eliminar totalmente los aditivos.

TECNOLOGÍA SOUS-VIDE

La tecnología SOUS-VIDE o cocinado a vacío es una técnica mediante la cual el alimento se envasa a vacío para tratarse térmicamente dentro del envase, seguido de un enfriamiento rápido y drástico. Los materiales que se emplean es esta tecnología son bolsas estables al calor que permiten mantener todos los nutrientes del alimento. La vida útil se incrementa, ya que la tensión de oxígeno existente dentro del envase inhibe el crecimiento de microorganismos.

Este envase impide la salida de agua y de las sustancias que componen los aromas y sabores del alimentola calidad sensorial se mantiene, así como las propiedades nutritivas. Ésta técnica es muy utilizada en la alta cocina, para las elaboraciones culinarias de restauradores afamados.


Fuente: www.rational-online.com

IRRADIACIÓN DE ALIMENTOS

La irradiación de los es una herramienta que sirve como complemento a otros métodos para garantizar la seguridad y aumentar la vida útil de los alimentos. La irradiación de alimentos es un método físico de conservación; consiste en exponer el producto a la acción de radiaciones ionizantes durante un cierto periodo de tiempo, proporcional a la cantidad de energía que deseemos que alimento absorba.

Actualmente se utilizan varias fuentes de energía ionizante:

  • Rayos gamma provenientes del 60Co o del 137Cs.
  • Rayos X
  • Electrones acelerados

Utilizando la dosis adecuada de radiación se pueden mantener las propiedades organolépticas del alimento; sin embargo, si se aplican dosis elevadas de radiación, se producen en el alimento modificaciones del sabor, color y textura que pueden hacerlo inaceptable para el consumo.

Por el contrario, el beneficio más importante que ofrece la irradiación a los alimentos es, sin duda, la mayor calidad desde el punto de vista microbiológico, ya que en el proceso se destruyen elementos patógenos perjudiciales para la salud.