¿HELADOS LIGHT?

Los helados... que aliado tan bueno en verano; y no sólo para niños, también para mayores. ¿A quién no le gusta disfrutar de un helado después de comer y de haber estado toda la mañana en la playa? Bueno, o para merendar, o para después de cenar... la verdad que el momento siempre es bueno, pero....

¡Las calorías! ¡La operación bikini! ¡El colesterol! ¡Demasiada azúcar para los niños!

Para paliar esas inquietudes aparecieron los helados light, los cuales, cuando los veías por primera vez en el cartel de helados del chiringuito, aparecía como "el superhelado" siempre con fondo en tonos pastel y en grande eso de "0% materia grasa", o "bajo en calorías".

¿De verdad son light los helados light?

Repetimos lo que hemos dicho varias veces ya sobre los alimentos light, para que puedan etiquetarse así, deben tener al menos una reducción calórico del 30%.

Que un alimento sea light, no significa que podamos comer más de él, sino que debemos comer la misma cantidad que comeríamos del producto normal, y así notaremos esa reducción calórica.

Además, hay que tener en cuenta, que no solo la grasa engorda, y en exceso es mala para nuestro cuerpo, también el azúcar, por ello, que un helado sea bajo en grasa, no significa que sea light, significa eso, que tiene menos grasa, pero del azúcar no dice nada, debemos tener cuidado y mirar nosotros los productos, comprar y decidir si nos convienen o no.

En los helados, obviamente la cantidad de calorías depende de si es un helado cremoso, de si este lleva galleta o barquillo, si es un polo de hielo, si es casero...

En lo casero está la mejor opción, siempre claro, que tengas ganas y tiempo de prepararlo.

La fruta puede ser tu mejor aliado para hacer polos en tu casa, de diferentes zumos de frutas, o mezclando los zumos y consiguiendo sabores a tu gusto. También puedes hacerlos triturando la fruta, sin que llegue a zumo, o incorporando trocitos de fruta entera.

En la página de facebook de Mundo Sabor, hemos puesto alguna foto de helados caseros que puedes hacer tu mismo, como por ejemplo uno que mezcla zumos de frutas y yogur desnatado.

Si lo que tú quieres hacer son helados cremosos, no polos, hay un montón de recetas por Internet. Hay gente que los hace con queso cremoso de untar light, otros con leche y yogures desnatados, y otros incluso incluyen clara de huevo montada, la cual, al ser pura proteína, no afecta a la cantidad de grasa ni azúcar. Hacer estos helados tiene la ventaja de que tú racionas la cantidad de azúcar que llevan, y eso puede ser muy importante. Si en tu casa hay gente con problemas de colesterol, no lo dudes, haz tu mismo, polos de sabores en casa o prepárales helados cremosos con productos desnatados y con poca azúcar.

Además de esto, recuerda que ¡en la moderación está la clave!