LOS ESPAÑOLES Y EL QUESO EN 2012

 

En un estudio reciente publicado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente sobre el consumo de quesos en España en el 2012, se muestra como el queso fresco es la variedad más consumida en nuestro país, seguida por el queso semicurado y curado.

Dicho estudio refleja también que el consumo de estos productos ha disminuido respecto al año anterior (aproximadamente un 0,6 %), aunque el gasto se mantuvo estable, con un ligero incremento del 0,3 %. Esto se debe a un incremento de los precios.

En cuanto a cantidades, cada español consumió 7,94 kg por persona y año, lo que equivale a un gasto de 56,34 € por persona y año. Este gasto supondría el 3,84 % del presupuesto destinado a alimentación en los hogares españoles.

Quienes más consumieron fueros los hogares formados por parejas con hijos así como en hogares monoparentales, cuyo responsable de la compra tiene una edad comprendida entre los 35 y 49 años, con rentas medias-altas, y que viven en localidades de 2.000-10.000 habitantes. Los mayores consumos por Comunidades Autónomas se sitúan en Canarias y Murcia, mientras que los menores en País Vasco y Navarra.

Los quesos frescos

El 31 % del consumo total a nivel nacional corresponde al queso fresco, pero presenta un descenso del 2,9 % respecto al año anterior. Este tipo de queso es el que tiene un menor precio medio, ya que se sitúa en unos 4,83 €/kg de media.

Los hogares más consumidores de esta variedad están formados por parejas con hijos, siendo aquellas con hijos pequeños los que consumen el 28,5 % sobre el total nacional, con rentas medias-altas y que viven en poblaciones de 10.000-100.000 habitantes. Las CC.AA. con un mayor consumo de quesos frescos son Cantabria, Extremadura y Asturias, mientras que Aragón es la que menos consumo presenta.

Los semicurados

Los quesos semicurados presentan un 21 % del consumo total de queso en España. Sin embargo, durante el 2012, el consumo de esta variedad cayo un 1;1 % respecto al año anterior. El consumo per cápita se sitúo en 1,67 kg por persona y año.

El perfil del hogar consumidor de este queso son aquellos formados por parejas con hijos de edad media y mayores, o sin hijos. Canarias, Islas Baleares y Murcia son los mayores consumidores.

Los curados

El queso curado en la variedad con un mayor incremento del consumo, un 7,1 % más que en el 2011. El consumo medio por persona y año es de 0,380 kg, un 6,7 % más que el pasado año.

Los mayores consumos se centran en hogares de clases sociales acomodadas, formados por más de 3 personas, parejas con hijos medianos y mayores. Como dato a destacar, citar que los hogares monoparentales presentan un incremento del 22,7 %, mientras que las parejas jóvenes sin hijos el aumento fue del 15,6 % (0,31 kg y 0,36 kg, respectivamente).

El queso fundido

El consumo de queso fundido en los hogares españoles aumentó un 2,9 %. El perfil del hogar consumidor de esta variedad de quesos son aquellos formados por familias con hijos de hasta 15 años, con más de tres miembros, rentas acomodadas y que viven en poblaciones de 2.000-10.000 habitantes.

El consumo medio se situó en 0,94 kg por persona y año, lo que supone un aumento del 2,5 % respecto al año 2011. Los hogares con parejas jóvenes sin hijos junto a los hogares con jóvenes independientes, fueron los que más incrementaron su consumo, 12,2 % y 10,2 %, respectivamente. Asturias y Cantabria son las CC.AA. que más han consumido este producto durante el 2012, mientras que en el extremo opuesto se situan las Islas Baleares y Cataluña.