Come sano con cinco colores

¿Sabías que para el correcto funcionamiento de nuestro organismo es necesario tener una alimentación equilibrada? Ésta se puede llevar a cabo cumpliendo la simple regla de añadir los cinco colores en nuestra dieta.

Fuente: https://www.dietaypeso.net/la-dieta-del-color-3a-parte/

Esta tendencia a incluir los colores en nuestro plato es idea de James Joseph, integrante del Centro de Investigación sobre la Nutrición Humana del Departamento de Agricultura de los EE.UU., donde su investigación se basa en el contenido de distintas sustancias en alimentos coloridos, los cuales tienen un efecto rejuvenecedor del cerebro, carácter protector del corazón y mejora del sistema inmunitario.

Además de aportar infinidad de sustancias necesarias para nuestro organismo, esta dieta nos ayuda a activar nuestros sentidos a la hora de comer y así lograr que nos resulte más atractiva la alimentación saludable. Sólo se debe de cumplir una sencilla norma: introducir diferentes alimentos de cada uno de los colores en la alimentación semanal. A ser posible comer las frutas y verduras crudas, y en caso de ser necesaria la cocción debe ser empleadas técnicas como el escaldado o la cocción a vapor.

Los colores son:

  • VIOLETA: Son ricos en antioxidantes y fitoquímicos. Nos ayudan a combatir el envejecimiento, preservar la memoria, disminuir el riesgo de algunos tipos de cáncer. Algunos ejemplos son: arándanos, ciruelas, higos, berenjena, remolacha...
  • BLANCO: Son ricos en diferentes compuestos, como la alicina, un potentísimo antioxidante, y en potasio. Nos ayudan a reducir los niveles de colesterol, disminuir la presión arterial, prevenir diabetes de tipo II y aumenta las defensas. Alimentos blancos que puedes incorporar a tu dieta son: chirimoya, melón (parte blanca), pera, ajo, cebolla, coliflor, champiñón, endibia, espárragos blancos, nabo y puerro.
  • VERDE: son ricos en luteína, potasio, vitamina C y K y ácido fólico. Nos ayuda a mantener una buena visión, mejora circulación de la sangre y evita enfermedade VERDE: son ricos en luteína, potasio, vitamina C y K y ácido fólico. Nos ayuda a mantener una buena visión, mejora circulación de la sangre y evita enfermedades cardiovasculares. Puedes incorporar a tu dieta saludable kiwi, espinaca, guisantes, alcachofa, aguacate, brécol…
  • NARANJA Y AMARILLO: son ricos en beta-carotenos, vitamina C, potasio y ácido fólico. Nos ayuda a tener una buena visión, mantener la piel sana y reforzar nuestro sistema inmunitario. Los alimentos más comunes de este color son: albaricoque, melocotón, mango, níspero, naranja, limón, calabaza o las zanahorias.

¿TE APUNTAS A PROBARLA?