¿Crees que influye el ejercicio en lo que comemos?

Cuando pensamos en ejercicio y alimentación, siempre relacionamos que el ejercicio únicamente es necesario para quemar lo que consumimos y de este modo ayudarnos a perder peso (o mantenernos). Pero no sólo se relaciona de este modo:

Fuente: www.masquesalud.com

- El ejercicio nos ayuda a controlar las porciones: la práctica regular de ejercicio provoca un menor nivel de hambre y apetito gracias a los cambios hormonales que se producen en nuestro organismo. De este modo, tendremos un mayor autocontrol en la comida al ser capaces de controlar la cantidad y calidad de la comida, así como sentir saciedad con mayor facilidad.

- Mejorar la calidad de lo que comemos: Gracias a la práctica regular de ejercicio, nuestra autoestima se ve reforzado (nos vemos mejor y nos sentimos mejor con nosotros mismos). Y de esta manera se crea una cadena, que ayuda a mantener los hábitos saludables y comer mejor.

- Nos ayuda a consumir alimentos saludables: ¿Cómo puede el ejercicio ayudarnos a consumir alimentos más saludables? El ejercicio nos ayuda a controlar los niveles de estrés, reduciendo así los deseos de comer alimentos ricos en grasas, azúcares y calorías.

Así que ya podemos responder a la pregunta inicial, con un sí rotundo. Gracias al ejercicio habitual, aumentamos el gasto calórico y mejorarnos nuestra dieta; además de reducir el estrés y la ansiedad.

Por si aún no te habías animado a practicar deporte de manera habitual, ya tienes una razón de peso para hacerlo.

¡Ejercicio y alimentación, la combinación perfecta!