Descubrimientos para una dieta sana: pequeños "superalimentos"

Son una excelente fuente de fibra, proteínas y antioxidantes, por lo que ayudan a bajar de peso y regular el colesterol.

Estas pequeñas semillas y cereales milenarios se han convertido en los nuevos ‘superalimentos’ por su alto contenido en proteínas, vitaminas, hidratos de carbono y nutrientes.

Algunos como las bayas de goji, la avena o la quinoa ganan popularidad; pero también la espelta, el mijo, la linaza, la chía

Descubre las propiedades de estos “super alimentos”

Tienen todo el potencial de convertirse en alimentos del futuro, al ser resistentes, fáciles y baratos de producir, así como nutritivos. Contienen proteínas, ácidos grasos Omega, minerales y fitonutrientes, lo que los hace ideales para poblaciones con necesidades alimenticias específicas: dietas sin proteína animal, celíacos, etc.

Las bayas goji del himalaya o cereza de goji o cereza del Tibet es uno de los “superalimentos” más conocidos; fuente de energía usado por civilizaciones milenarias para combatir el envejecimiento de las personas, mejorar la salud y la longevidad, mejorar la vista, proteger los riñones y el hígado; es uno de los alimentos más completo en nutrientes: fitonutrientes, antioxidantes, vitaminas..

La avena se ha convertido en un cereal de moda. Su éxito radica en sus innumerables beneficios: reduce los niveles de colesterol, el azúcar en sangre, la presión arterial, mejora la salud intestinal, regula el apetito y actúa como diurético natural.

La espelta es una variedad de trigo primitivo que se cultiva desde hace más de 5.000 años; fuente de vitamina B y aporta betacarotenos, potasio, magnesio, fósforo y hierro. Posee propiedades cardiovasculares, previene el estreñimiento ya que contiene elevados niveles de fibra, mejora los niveles de glucosa y colesterol en sangre.  

El teff es un cereal con un alto valor nutricional; aporta ocho aminoácidos esenciales, hidratos de carbono de absorción lenta; ayuda a combatir y prevenir la diabetes.

El Mijo es un cereal muy completo. Carente de gluten , ideal para la población celíaca. Posee potasio, hierro, calcio, sodio y zinc.

La Quinoa es un cultivo andino con 3.000 años de historia. Contiene un índice glucémico bajo, ayuda en la pérdida de peso por su efecto saciante y escaso aporte calórico; y es muy rica en hierro, potasio, minerales, fósforo y vitaminas, ácidos Omega-3 y 6.

El Kamut Es una variedad de trigo muy rico en lisina, uno de los aminoácidos esenciales para el ser humano. Es rico en hidratos de carbono, nos aporta selenio y vitamina E.

Las semillas de Linaza ricas en fibra y ácidos grasos Omega-3, con alto contenido en fibra soluble, que también ayuda a controlar el colesterol. Es saciante y regula el apetito.

Las semillas de Chía fueron el alimento básico de los aztecas y mayas. Rica en Omega-3, protege la salud de nuestro corazón, aporta calcio, potasio, hierro y antioxidantes.

Ahora que conoces estos “superalimentos” milenarios, ¿por qué no incluirlos en tu dieta?

Podrás combinarlos con otros sabores según tus gustos dejando volar tu creatividad!!!