DIETA CONTRA LA QUIMIOTERAPIA

El cáncer es una enfermedad que parece estar entrando en todos los hogares. No tenemos que tenerle miedo, cada época de la historia tiene una 'epidemia' diferente.

Medicina, alegría, buena alimentación y un poco de suerte, por que no, es lo que se necesita para superar esta enfermad.

El cáncer surge de un descontrol celular. Todas las células tienen programado en su ADN su ritmo de división y duplicación, cuando algo altera ese ADN, pueden ser infinidad de causas, las células empiezan a duplicarse sin control, generando una masa de células 'locas', por decirlo así, que son 'venenosas' y que no sientan bien a nuestro organismo, alterando parámetros vitales, acabando con órganos...

La quimioterapia es el tratamiento más habitual para acabar con la masa de células que crecen sin control. Consiste con una cantidad de "veneno" o sustancia extraña en nuestro organismo, introducido por vía intravenosa, que correrá por nuestro torrente sanguíneo acabando con todo, pero sobretodo, acabando con las células cancerosas.

El veneno que corre por nuestras venas, la quimio, permanecerá en nuestro cuerpo entorno a 24 horas. Cabe decir, que no todos los cánceres son iguales, no todas las personas somos iguales, y no todos los tratamientos son iguales, pero la esencia, es siempre la misma: destruir células cancerosas.

Esa cantidad de veneno que nos aporta la quimio, son infinidad de toxinas que se quedan en nuestro organismo, entre todo lo que nos destruye por dentro, y todas las toxinas que nos quedan en el cuerpo cuando la quimio deja de hacer su trabajo, es lo que nos provoca el malestar, que nos llevan a las nauseas, mareos...

Lo que tenemos que hacer entre quimio y quimio, es una dieta de desintoxicación, además de una dieta hipercalórica para no dejar que nuestro cuerpo se rinda adelgace y siempre tenga energía fácil que consumir.

Debemos eliminar todas las toxinas que nuestro cuerpo ha acumulado para reponer el equilibrio en el cuerpo y acabar con la obstrucción, por exceso, de las principales vías de desintoxicación: hígado, riñones, pulmones y piel.

Una de las 'normas' que habría en esta dieta sería tomar cuanto menos carne, mejor. Las frutas, verduras y cereales que crecen con la energía del sol deben ser nuestros mejores aliados, además de alimentos provenientes del mar, que están llenos de minerales que necesitamos. Los dulces caseros son la mejor idea para aportar calorías a nuestra dieta y así evitar perder peso.

Otra de las normas, es no tomar las partes quemadas o chamuscadas tras la cocción de los alimentos (pan tostado, carne o pescado a la brasa, vegetales horneados, la parte de la paella quemada...). Los alimentos muy cocinados y más los ya chamuscados, no son sanos, los compuestos se transforman con el calor, y pueden ser muy tóxicos, no son buenos ni para los pacientes que no tienen ni un catarro.

El alcohol estaría prohibido, al menos hasta 10 días después de la sesión de quimio. Contiene muchas toxinas, que no nos ayudarían a liberar las vías de desintoxicación, además, puede afectarnos al estómago.

En nuestro siguiente monográfico de la próxima semana, hablaremos de alimentos muy beneficios y de consejos a seguir cuando afrontemos esta enfermedad.