Melón

EL MELÓN, EL REY DEL VERANO

El melón es una de las frutas más consumidas en verano junto a la sandía. En todas las casas se encuentra en la temporada estival, porque...¿quién se puede resistir a su jugosidad y refrescante y dulce sabor?

Además, ¡hay que aprovechar, que sólo la tenemos durante unos pocos meses! También hay que decir que es poco calórico, prácticamente más del 80% de su composición es agua y el resto son azúcares sencillos, sacarosa principalmente. Con lo que sólo aporta 52 kcal por 100 gramos.

En nuestro país se producen en Almería, Valencia, Castellón, Cuenca, Ciudad Real y Madrid.

Existen múltiples variedades de melón, que difieren en su aspecto y propiedades, pero todos igual de sanos y sabrosos.

Ricos, pero también sanos

Los melones, como ya hemos mencionado, están compuestos principalmente por agua, pero también tienen otros nutrientes interesantes como el potasio y el magnesio.

Es una excelente fuente de antioxidantes al contener provitamina A, en mayor cantidad cuanto más naranja es la pulpa (en la variedad cantalupo sobre todo), y grandes cantidades de vitamina C (una ración de 100 gramos proporciona más de la dosis diaria recomendada de vitamina C). La provitamina A es muy importante para mantener nuestra piel y nuestros tejidos sanos, para tener buena vista y prevenir ciertos cánceres, además de, actuar contra el envejecimiento. La vitamina C ayuda a reparar la piel, en la cicatrización de heridas, potencia nuestro sistema inmune y facilita la absorción de hierro proveniente de los alimentos vegetales.

Como vemos, el melón es una fruta bastante completa para incluirla en nuestra dieta este verano. Además, ayuda a cuidar la línea, ¡así que a disfrutar de ellos!

Fuente: ideasde.productosmercedes.com
Fuente: 0lostops.graatis.com