Ola de calor, ¿Que hay que comer?

Ropa ligera y de algodón, duchas de agua fría, piscinas, aire acondicionado... Todo ello está bien para hacer frente al calor en verano. Pero muchos se olvidan de que la alimentación también nos puede ayudar a combatir los efectos de las altas temperaturas.

El helado es el recurso más utilizado cuando los termómetros suben en verano, pero eso no quiere decir que sea el más adecuado. De hecho, la Sociedad Americana de Química de Estados Unidos advierte del común error de consumir helados creyendo que combatimos así el calor, ya que provocan justamente lo contrario:

Fuente: empresa.nestle.es

"Los helados refrescan cuando se comen, pero crean calor a medio plazo debido a sus altos niveles de proteínas".

Según sus expertos, el helado viene a ser como un placebo. En cambio, hay otros alimentos que olvidamos o desconocemos que sí nos ayudan a enfriar nuestro cuerpo. Aunque un helado… ¡siempre es muy apetecible!

Alimentos contra el calor

  • Frutas y verduras. Durante el verano es aconsejable apostar por una mayor presencia de las frutas en la dieta, aprovechando la presencia de variedades tan saludables como éstas.
    • La sandía: uno de los alimentos con mayor contenido en agua, además de antioxidantes y carotenoides capaces de combatir el calor y contrarrestar la acción de los radicales libres.
    • Cerezas: son una de las frutas del verano, sabrosas y refrescantes, además de ser una excelente fuente de vitamina A, nutriente esencial para el bienestar del organismo. Además de aportar los beneficios de las frutas rojas, son bajas en calorías, por lo que te ayudan a cuidar el peso.
Fuente: okdiario.com
    • Zanahorias: destaca su contenido en betacarotenos, un nutriente esencial para la salud de los ojos. Las zanahorias ayudan a potenciar el bronceado de manera natural, al tiempo que son refrescantes. Prueba a tomarlas al natural o en zumo.
    • Tomates: Rico en agua y un nutriente llamado licopeno que actúa como un potente antioxidante para combatir el envejecimiento celular. Los tomates, además, ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares. Aprovecha todos sus beneficios tomándolos al natural, en ensalada, o en zumo.
    • Melocotón: Una fruta propia de la temporada del verano, con su característico color naranja y rojizo. Está compuesto en un 87% por agua, al tiempo que también contienen potasio, hierro y vitamina C. Los melocotones también son una fruta refrescante y desintoxicante, ideal para el verano.
    • Albaricoque: Son una de las frutas veraniegas que ayudan a combatir el calor. Son ricos en minerales y una verdadera panacea para la salud.
    • Calabacín: un alimento con efecto purificante y compuesto en un 95% por agua. El calabacín también es una excelente fuente de vitaminas (A y C) y de minerales, además de ser bajo en calorías, ideal para cuidar el peso.
  • Cereales integrales: ricos en minerales como el magnesio, ayudan a recuperar la energía tras realizar ejercicio físico.
  • Especias picantes como la pimienta provocan un efecto de termostato en el organismo.
Fuente: remediocaseroweb.com
  • Bebidas calientes, como por ejemplo el té de menta, ayudan a sudar y a liberar así calor corporal. La menta es un ingrediente fresco y aromático, ideal para añadir a los platos de verano, para tomar en infusión o acompañando el té y también como un extra de la limonada y granizados de verano. Ayuda a combatir los trastornos digestivos y los dolores de cabeza provocados por el calor.

    Otra bebida caliente que es un buen aliado para refrescarse durante los calurosos días del verano, es la infusión de anís. Las infusiones ayudan a depurar y a desintoxicar el cuerpo por dentro.
  • Y por supuesto, el agua, aunque será más efectiva del tiempo en vez de fría para equilibrar la temperatura corporal.

Después de estos consejos para combatir el calor… ¡Anímate a probarlos… y refréscate!