¿Cómo evitar tener hambre todo el día?

En muchas ocasiones, ya sea por la época del año o por cambios hormonales, tenemos hambre durante todo el día. Ninguna comida nos llega a saciar, provocando que estemos incómodos por realizar comidas copiosas o por estar picando de forma continua.

Para intentar solucionar este problema, es conveniente optar por aquellos alimentos que tengan un mayor poder saciante. Entre ellos destacan las sopas, tanto calientes para el tiempo frío como frías para el tiempo más caluroso.

Algunos de los alimentos que tienen una mayor capacidad saciente son los siguientes:

  • Champiñones, espárragos, huevos y cereales, debido a su alto contenido en fibra.
  • El tomate, sobre todo consumido en fresco. Presente numerosas posibilidades de preparación, en ensalada, sopas, jugos, etc.
  • Ciertas frutas, como el melón y la sandía, debido a su gran contenido en agua ayudan a incrementar la sensación de saciedad, además de proporcionarnos vitaminas.
  • Los vegetales en general, presentan un elevado poder saciante debido a que forman una especia de pasta en el estómago de forma que este envía señales al cerebro, y la necesidad de comer se reduce.

 Otros trucos para combatir el hambre

Existen diversos trucos para combatir el hambre. El más sencillo es repartir las comidas en hasta seis ocasiones, aunque limitando las cantidades. De esta manera, tendremos una sensación de saciedad al mismo tiempo que evitamos las comidas abundantes, que bajo ciertas circunstancias, el organismo no es capaz de metabolizar. Se recomienda espaciar las comidas con al menos dos horas entre cada una.

Otra opción es beber gran cantidad de agua, ya que no es perjudicial en absoluto y puede ser el remedio a una situación de continuo apetito.

Finalmente, y no menos importante, a la hora de comer hay que masticar bien y limitar la cantidad ingerida en cada bocado, ya que si no excedemos, ni masticaremos bien ni serán bien digeridos.