Cuidado con el anisakis en navidad
CARTEL DIVULGATIVO DE LA AGENCIA ESPAÑOLA DE SEGURIDAD ALIMENTARIA SOBRE ANISAKIS

En Navidad consumimos mucho pescado, marisco…hay que tener ciertas precauciones para prevenir el ANISAKIS.

El Anisakis es un parásito que puede encontrarse en el pescado de mar, cefalópodos y crustáceos (nunca en moluscos bivalvos ni en pescado de río) dentro de esta categoría de productos, sin cocinado previo, que normalmente se consumen en crudo o semi-crudo:

  • Boquerones en vinagre y otros pescados en escabeche.
  • Sashimi, sushi, carpaccios y otras especialidades a base de pescado crudo.
  • Pescado marinado
  • Huevas de pescado sólo si están crudas o prácticamente crudas.
  • Arenques y otros pescados crudos preparados en salmuera o vinagreta.
  • Pescados ahumados de las especies: arenque, caballa, espadín y salmón (salvaje) del Atlántico o del Pacífico.

Sus larvas pasan activas al aparato digestivo humano al ingerir pescado crudo o poco cocinado y puede provocar alteraciones digestivas y reacciones alérgicas, a veces graves. La enfermedad producida es conocida como Anisakiasis.

Hasta finales de los años 80 su presencia en España no fue conocida, sufriendo sobre todo en los años más próximos una rápida expansión que provoco distintas normas y recomendaciones por parte de las autoridades para proteger la salud del consumidor.

La legislación europea y española obliga a los establecimientos que sirve comida a los consumidores finales o a colectividades o que elaboran los productos indicados a continuación para su venta al consumidor final, a garantizar que los productos de la pesca para consumir en crudo o prácticamente en crudo han sido previamente congelados a una temperatura igual o inferior a –20º C durante un periodo de al menos 24 h.

Las recomendaciones de La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición nos dan pautas para su prevención AQUI

PRINCIPALES CONSEJOS PARA CONSUMIR PESCADO/MARISCO EN NAVIDAD

  1. Compre el pescado eviscerado o eviscérelo lo más rápido posible.
  2. Evite consumir pescado crudo del que desconozca su origen o control
  3. Evite procesos de cocinado que no garanticen la correcta temperatura en el pescado fresco
  4. Cocinarlo convenientemente: cocinar el alimento a más de 60ºC durante al menos 10 minutos.
  5. En caso de comer algún producto de estas categorías, utilice siempre pescado congelado como mínimo 48 horas a -20 ºC.
  6. Hay que evitar el consumo de pescado y cefalópodos crudos o semicrudos si previamente no se han congelado