Cuidado con las alergias alimentarias después de Navidad ¿Dónde me puedo informar?

En Navidades hay alimentos en la mesa que no se comen el resto del año y que pueden provocar alergias. Después de las grandes comidas que realizamos en Navidad hay que tener precaución si detectamos cualquiera de los síntomas y acudir al médico con urgencia.

Las alergias alimentarias son una respuesta exagerada del sistema inmunológico por el consumo de un alimento en particular.

La alergia alimentaria es una forma específica de intolerancia a un alimento o uno de sus componentes, que activa el sistema inmunológico. Las alergias alimentarias ocurren cuando el sistema inmunitario considera, por error, que algo que ingiere la persona es nocivo para su cuerpo.

Los alimentos que con más frecuencia producen alergia son la leche, los huevos, el marisco, los frutos secos, el trigo, las legumbres, la soja, las frutas y el pescado.

En muchas ocasiones las personas confunden la alergia alimentaria con la intolerancia. No obstante, aunque comparten similitudes, como que provocan efectos nocivos en el organismo a causa de la ingesta de determinados alimentos, no son iguales.

Las alergias se producen por una respuesta inmunológica alterada a los alimentos, mientras que en las intolerancias no interviene el sistema inmunológico. Las principales causas de la intolerancia suelen ser por alteraciones en la digestión y/o el metabolismo de los comestibles.

Las alergias alimentarias aparecen debido a que se produce un fallo en la tolerancia inmunológica por factores como la genética de las personas, el estado de la mucosa intestinal, la edad o el tipo, la cantidad y la forma de presentación del alimento, entre otros.

Las reacciones alérgicas suelen presentar las primeras manifestaciones en las dos horas siguientes al consumo del alimento, según comentan los expertos; aunque lo más frecuente es que aparezcan los síntomas en los primeros 30-60 minutos.

Las principales manifestaciones que pueden aparecer son las siguientes:

  • Cutáneas: Es la reacción más frecuente. Los pacientes suelen presentar urticaria.
  • Mucosas y faringe: Estos síntomas son los segundos más comunes. Los adultos que tienen alergia a los alimentos suelen tener reacciones en la mucosa oral y en la faringe, conocidas como síndrome de alergia oral, como la rinitis.
  • Aparato digestivo: síntomas relacionados con el aparato digestivo que incluyen diarrea, dolor abdominal, vómitos y náuseas.
  • Otros síntomas son el picor en la boca, la garganta, los ojos, la piel u otra área, dificultad para deglutir, mareo, desmayo, hinchazón de los párpados, la cara, los labios y la lengua.

 

¿DÓNDE NOS PODEMOS INFORMAR?
http://aesan.msssi.gob.es/AESAN/web/rincon_consumidor/subseccion/alergias.shtml

La AECOSAN nos informa en la web sobre los alimentos que es necesario evitar en algunas de las alergias alimentarias más frecuentes.

Las alergias alimentarias están en alza. Con los ancianos y niños hay que tener un especial cuidado en su dieta para estos días de Navidad.