HIPERTENSIÓN. ALIMENTOS PARA CONTROLAR TU SALUD

La hipertensión es el término empleado para describir la presión arterial alta.

La presión arterial es la medida de la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre a través del cuerpo.

Las lecturas de la presión arterial generalmente se dan como dos números: la alta o medida de la presión sistólica, y la baja o diastólica.

La presión arterial normal es cuando mide menos de 120/80 mmHg; si la presión arterial es de140/90 mmHg o superior, nos encontramos con un caso de hipertensión; enfermedad relacionada con los accidentes cerebro vasculares, ataques cardíacos, insuficiencia cardíaca, o enfermedades renales.

La presión arterial está relacionada directamente con la cantidad de agua y sal contenida en el organismo, el estado de los riñones, del sistema nerviosos y los niveles de hormonas en el cuerpo.

A medida que envejecemos la presión arterial, en la mayoría de los casos, va aumentando; esto es debido a que nuestros vasos sanguíneos se vuelven más rígidos con la edad.

Es una enfermedad cada vez más frecuente, a la que podemos ayudar mucho cuidando nuestra alimentación y nuestros hábitos, como aumentar el ejercicio y moderar el consumo de sal.

Cuidado con la sal de los alimentos ¿porqué es mala para los hipertensos?

Una dieta demasiado rica en sal produce retención de líquidos y por lo tanto aumento de la tensión, pero ¿Por qué? Un gramo de sal contiene un 40 por ciento de sodio, que el organismo procesa en los riñones. Cuando se consume mucha sal los riñones envían al flujo sanguíneo el sodio que no pueden metabolizar.

Una vez en la sangre, el mineral produce acumulación de agua y, por tanto, un aumento del volumen del flujo sanguíneo, que necesita de más presión para recorrer el cuerpo; de esta manera el corazón tiene que trabajar mucho más para bombear la misma cantidad de sangre.

La forma mas fácil de reducir la sal en la dieta es no añadirla a los alimentos. Los alimentos frescos suelen tener una concentración de sal mucho más baja que los preelaborados, precocinados, o lo que elaboramos en casa.

Los alimentos mas ricos en sal son: cubitos de caldo y sopas comerciales, bacalao salado, caviar, pizzas, conservas de pescado y carne, platos precocinados (croquetas, empanadillas...), queso, salsas comerciales: ketchup, mayonesa, embutidos: jamón serrano, lomo, aceitunas, patatas fritas y snacks comerciales, frutos secos, etc...

Si tomas suficiente cantidad agua, no de otras bebidas, ayudaras a mantener un buen equilibrio hídrico y favorecer la buena circulación de la sangre, lo cual, te reducirá la presión arterial.

El aceite de oliva y los frutos secos: avellanas, pistachos, almendras, nueces... son un buen aliado contra la hipertensión, por la calidad de sus ácidos grasos, que tienen un fuerte efecto antiinflamatorio, lo cual ayuda a prevenir enfermedades que afectan al flujo sanguíneo y a mantener sanas las arterias.

El ajo es un gran aliado contra la hipertensión, ya que gracias a sus compuestos tiene una acción diurética y reduce la presión del torrente sanguíneo; además de protegernos de vampiros.......pero de esta leyenda que asocia el ajo con los vampiros.......hablaremos otro día.

Si sufres de hipertensión, sigue nuestros consejos.