Obesidad infantil 1. Una asignatura pendiente

El comer saludable se está convirtiendo en la asignatura pendiente de la sociedad actual, empieza a ser habitual la tendencia de obesidad infantil en el mundo. El estudio ALADINO, realizado en 2013, muestra que el 44,5% de población española, de 6 a 9 años de edad, presenta exceso de peso de los cuáles el 18,3% padecen obesidad.

Primero debemos conocer más el concepto de obesidad, cómo sabemos si tenemos sobrepeso u obesidad, las causas y qué consecuencias pueden derivar de ese exceso de peso. Lo mostramos a continuación:

¿Qué conocemos por obesidad?

Es un proceso de acumulación excesiva de grasa corporal en relación con el promedio normal que corresponde a cada persona según la edad, sexo y talla. Este exceso se almacena en el organismo y puede ser perjudicial para la salud. El sobrepeso y la obesidad aparecen porque la ingesta de alimentos supera al gasto de energía necesario para nuestro organismo.

¿Sobrepeso u obesidad?

No es lo mismo sobrepeso que obesidad. El sobrepeso es que tu peso corporal es superior al peso ideal, que está definido por parámetros como edad, sexo, talla, constitución corporal. Por ejemplo, el sobrepeso puede deberse al aumento de masa muscular. Por el contrario el exceso de peso que tienes cuando presentas obesidad es debido, principalmente, a la acumulación de grasa.

Para orientarnos un poco sobre si tenemos o no sobrepeso, podemos calcular nuestro Índice de Masa Corporal (IMC). Es tan fácil como dividir nuestro peso (expresado en Kg) entre nuestra talla, expresada en metros al cuadrado. Y ayudándonos de una tabla con los criterios de la SEEDO para la evaluación del grado de obesidad según el IMC.

Causas

Las razones que explican la creciente epidemia de obesidad infantil en nuestra sociedad son los cambios producidos en los hábitos o estilos de vida. En las últimas décadas, se ha producido una pérdida progresiva de hábitos alimentarios saludables y un aumento del consumo de productos que aportan exceso de calorías. Otra causa importante es la gran disminución del tiempo que niños y niñas dedican actualmente a la práctica diaria de actividad física, así como un aumento del tiempo dedicado a actividades de tipo sedentario.

Consecuencias

Los niños obesos tienen más probabilidades de desarrollar una serie de problemas de salud en la edad adulta. Entre ellos:

  • Cardiopatías
  • Resistencia a la insulina (signo temprano de diabetes)
  • Hipertensión arterial
  • Trastornos osteomusculares
  • Dificultad respiratoria