La espelta, un cereal antiguo ahora de moda.

La espelta (Triticum spelta) es un cereal cultivado en Oriente Medio desde hace unos 7.000 años, que actualmente es un ingrediente fundamental en la alimentación ecológica. A diferencia de su pariente, el trigo común (Trititcum aestivum), la espelta no ha sufrido ningún proceso de hibridación por parte del hombre, únicamente la adaptación propia de la especie a nuevos hábitats.

Desde su lugar de origen, este cereal se extendió rápidamente por Europa, incluso hay indicios de cultivo en China. Era empleada para la elaboración de pan y cerveza destinados a la alta sociedad, mientras que las clases más bajas usaban otro cereal, el centeno. Posteriormente, a partir del siglo XIX, su cultivo fue disminuyendo progresivamente, debido al auge de cereales como el trigo o la cebada, más productivos y fáciles de procesar.

Sin embargo, en los último años y debido al auge de la alimentación ecológica, su cultivo y consumo está aumentando exponencialmente, llegando incluso a escasear por una demanda excesiva. En Europa, se cultiva en zonas montañosas de España, Suiza y Alemania.

Presenta una espiga aplanada cuyos frutos están adheridos a la cascarilla y tiene un color tostado oscuro, con un sabor intenso. Es un cereal muy rústico, que tolera climas muy fríos y secos, en terrenos muy pobres. Además, posee una elevada resistencia frente a plagas y enfermedades, lo que cual posibilita que el uso de fitosanitarios sean mínimo o nulo.

Beneficios nutricionales de la espelta

Presenta un menor aporte calórico que el trigo común, pero es rico en proteínas de elevado valor biológico, con aminoácidos esenciales como la lisina, escasa en otros cereales. Además, es una buena fuente de minerales (sodio, potasio, calcio, fósforo, etc.) y de vitaminas, como las del grupo B y E.

Su sabor tiene un ligero toque dulce y recuerda a la nuez. Su harina es más soluble en agua y más fácil de digerir que la de trigo, y aunque su contenido en gluten es muy bajo en comparación al de otros cereales, su consumo no es apto para celiacos.