El huevo

Es uno de los alimentos más presentes en la dieta mediterránea y seguro que conoces cientos de recetas diferentes que lo tienen como ingrediente y con diferentes formas de prepararlo.

Sin embargo, ¿sabes qué significan los números que están impresos en la cáscara?

Los dígitos que aparecen impresos en la cáscara forman parte de un sistema de trazabilidad que se ha implantado en la Unión Europea, aportándonos datos sobre el modo de cría de la gallina (primer dígito), el Estado Miembro de la UE donde se ha producido (dos letras siguientes, en el caso de que se hayan producido en España, será ES), y un identificador de la granja productora (este último código marca la provincia, el municipio y la explotación ganadera concreta). Por supuesto, la tinta utilizada para su impresión es apta para uso alimentario.

Vamos a ver un poco más en profundidad los dígitos del modo de cría de las gallinas ponedoras. Los dígitos varía de 0 a 3, cada uno de ellos especifica unas condiciones únicas que están reglamentadas a nivel comunitario.

  • "0" Producción ecológica: Las gallinas ponedoras habitan en gallineros con salida permanente al aire libre (el espacio para cada gallina también está regulado). En el interior cuentan con perchas en altura para descansar, nidos para sus huevos y un área con paja y tierra donde pueden escarbar y picotear. Además, la alimentación de estas gallinas está regulada y debe realizarse con cereales cuyo origen sea también ecológico. Este tipo de producción cuenta con una acreditación internacional y un sello certificación emitido por los Consejos Reguladores de la Agricultura Ecológica de cada país. 
  • "1" Gallinas camperas. Las gallinas se alojan en gallineros y recintos con salida permanente al aire libre. También disponen de perchas donde la gallina se sube a descansar, nidos para que pongan los huevos y material para que escarben y picoteen.
Fuente: huevo.org
  • "2" Criadas en suelo. En este caso, las gallinas no cuentan con salidas al exterior, pero sí con libertad de movimientos en el interior de un recinto cubierto. Esto les permite interactuar entre ellas y con el medio, donde disponen de hierba seca y tierra para escarbar y picotear. Asimismo, cuentan con perchas para descansar y nidos para la puesta de huevos.
  • "3" Gallinas criadas en jaula. Las gallinas criadas por este método no tienen acceso al exterior pero cuentan con perchas para su descanso, nidos para la puesta y material para que escarben y picoteen.

En la etiqueta de la caja estará reflejado:

  • el modo de cría de la gallina
  • la fecha de consumo preferente: se considera fresco hasta los 28 días posteriores a la puesta, sin cambios térmicos bruscos y conservados en el frigorífico después de la compra
  • la clase del huevo: determinado por el tamaño medio de los mismos. Así podemos encontrar huevos de diferentes tamaños.
    • XL: huevos muy grandes, con un peso mayor o igual a 73 gramos.
    • L: huevos grandes, con un peso mayor o igual a 63 gramos hasta 73 gramos.
    • M: huevos mediarnos, con un peso mayor o igual a 53 gramos hasta 63 gramos. 
    • S: huevos pequeños, con un peso menor de 53 gramos.

Si quieres saber más sobre los huevos, ¡no te pierdas este video!

No sólo es importante conocer la producción del huevo, sino también sus propiedades nutricionales. El huevo posee un alto contenido en nutrientes como proteínas, vitaminas, minerales y aminoácidos esenciales, que son aquellos que nuestro el organismo no fabrica por sí solo y por lo tanto deben ser aportados en la dieta. El huevo no contiene hidratos de carbono, sino que la energía que aporta proviene de los lípidos, principalmente ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados (beneficiosos para la salud cardiovascular). El huevo también contiene antioxidantes (selenio, vitamina E, carotenoides) ácido fólico y colina, necesarios para el buen funcionamiento del organismo.

 

 

Así que ya sabes, ¡no pierdas la oportunidad de comer huevo en tu dieta!