Potenciamos el sabor umami

Ya hemos hablado del umami, el 5º sabor básico que junto al dulce, salado, ácido y amargo podemos detectar las personas. El responsable del sabor umami es el compuesto activo glutamato, un aminoácido, es decir, esta en todas las proteínas y por tanto en nuestro organismo y en los alimentos de modo natural.

En países asiáticos, como china por ejemplo, donde la dieta se basa en arroz blanco, vegetales y pescado, se hace indispensable el glutamato monosódico, el umami es así un sabor muy conocido en esos países, donde las algas, muy ricas en este compuesto, son condimento en todas las comidas.

El glutamato lo que genera es un sabor suave rico y con cuerpo dando lugar al umami; estas características son deseables para cualquier sabor, por ello la industria alimentaria no ha dejado pasar la oportunidad, productos de bollería y platos preparados van siempre condimentados con glutamato monosódico.

La industria alimentaria lo usa como potenciador de sabor, más que para remarcar otros sabores como pueden ser el dulce o el salado, para dar un toque de sabor diferente, más poderoso, umami. Ya se sabe que todos los aditivos alimenticios usados por la industria causan siempre controversia por parte de los consumidores, no son muy atractivos, en concreto éste compuesto es objeto de gran cantidad de estudios para certificar su inocuidad.

La idea de este potenciador de sabor se dirige a los niños, por ejemplo, o a personas mayores que por la edad pierden propiedades gustativas que degeneran en un cambio de preferencia por ciertos alimentos, ocasionando generalmente, una dieta no muy sana. Un principio activo como el glutamato, podría añadirse a estos alimentos sanos y beneficiosos pero poco atractivos gustativamente, para así conseguir de ellos un sabor mucho más apetitoso, conseguir umami en estos alimentos y hacerlos así atractivos.

 ¿Alguien tiene alguna idea más para el uso del glutamato monosódico?