¿Qué afecta a nuestra sensorialidad? (III)

Hace unas semanas, hablando de los factores fisiológicos y biomédicos que afectan a nuestra sensorialidad, estuvimos viendo los segundos constructores sensoriales que poseemos, pero no acabamos de verlos todos, por ello esta semana acabaremos de ver cuales son esos factores y así entender cómo afecta el modo de trabajo conjunto de nuestros sentidos,  nuestro sistema celular y nervioso más básico,  a nuestra manera de percibir las cosas: los sabores, los olores, los colores...

Comencemos.

SEGUNDOS CONSTRUCTORES SENSORIALES:

7.     Lateralización. Nuestro cerebro está dividido en dos, y no es capricho de la naturaleza, diferente simetría da diferentes funciones. Por ello el cerebro derecho es más bucólico, más artístico, suave en sus formas, romántico… Mientras que el cerebro izquierdo es más matemático, más calculador, estructurado… El cerebro humano es la suma de los 2, pero en todas las personas una mitad del cerebro domina sobre la otra mitad, por ello podemos sentirnos identificados con uno de los dos.

8.     Canales. Estos son los canales de captación de la información. Son esenciales, ya que cada uno de nosotros tenemos una manera diferente de captar la información, una velocidad diferente…

El canal VAK (Visión/Auditivo/Kinésico) define en qué canal se siente cómodo cada uno, es decir, si una persona prefiere ver las cosas, o si simplemente las prefiere oír, o incluso necesita tocarlas para captar más información. A todos nos vendría muy bien saber en que canal nos sentimos más cómodos. Por ejemplo, si sabes que una persona entiende mejor las cosas si puede ver fotografías o dibujos mientras se lo explicas, además de hablar, es porque esta persona se siente cómoda en el canal visual; conocer estás herramientas mejoraría la estabilidad del diálogo y la comunicación.

 9.     Matriciales. Este punto ya se explicó en parte la semana pasada cuando hablamos de los “primeros constructores sensoriales”. Con matriciales nos referimos a que todos los sentidos tienen que ir juntos, no pueden funcionar por separado. Si se pierde un sentido, se pierden propiedades en todos los demás.

10.     Sexualidad. Parece curioso, pero en nuestro cuerpo las hormonas mandan, sobretodo en las mujeres, aunque los hombres también tienen ciclos hormonales.

11.     Educación. Aunque parezca algo superfluo a la hora de pensar en como percibimos las cosas por los sentidos, la educación que recibe cada uno hace que la sensorialidad vaya por un camino u otro.

Esto se debe principalmente al factor N.D.S.: Necesidades, deseos y sociedades. Se refiere a la manera de relación de uno, con si mismo y con los demás.

TERCEROS CONSTRUCTORES SENSORIALES:

Estos constructores sensoriales están más relacionados con lo que nos llega, y como somos capaces de percibirlo.

De todos los estímulos que somos capaces de percibir, sólo llegamos a conocer el 0.002%, mientras que ignoramos el resto, por ello sabemos que nuestro cerebro es controlador y caprichoso, recoge información según los controladores  sensoriales vistos anteriormente.

De ese 0.002% de estímulos que nos llegan y que vamos conocer, el 99% de ellos son inconscientes, por lo que únicamente somos conscientes de conocer el 0.00002%, ¡2·10-5 de los estímulos que nos llegan!

¿No os parece increíble? ¿Cuánta información hay a nuestro alrededor de la que no somos ni lo más mínimamente conscientes?

¿Acaso los genios o los eruditos, esos pensadores que hacían hace miles de años las teorías que, aún hoy, son la base de la física actual, eran personas con la capacidad de ser conscientes de un % mayor de información que el resto de los humanos?

A pesar de esta mínima cantidad de información que somos capaces de percibir conscientemente, toda ella se procesa en nuestro cerebro, por ello se dice que "nuestro cerebro es nuestra sensorialidad", además, esto es así porque todas las sensaciones que llegan al cerebro están regidas por el sistema NIPE (Neuro-Inmuno-Psico-Endocrinológico), y esto es lo que regula constantemente la sensorialidad, de ahí este dicho.

Como este último dato es impactante, en las próximas semanas comentaremos cuáles son los factores no conscientes que modulan nuestra sensorialidad, ya que también los hay.