PEPINO, una de las verduras de temporada

Ahora que ya estamos oficialmente en verano, queremos hablaros sobre una de las verduras de temporada que más consumimos en esta época, el pepino.

Su nombre científico es Cucumis Sativus y se trata de una planta anual de la familia de las Cucurbitáceas. La planta contiene flores femeninas y masculinas, de hojas delgadas. La planta tiene una vida vegetal de entre 4 y 5 meses, y da los frutos a partir de los dos meses y medio - tres, hasta que la planta se seca. El fruto se recolecta aún verde.

El pepino es originario de la India, donde se lleva cultivando desde hace más de 3000 años. Desde allí, fue trasladado a orillas del Mar Mediterráneo, concretamente a Egipto, donde se convirtió en uno de los alimentos más significativos de los faraones.

Esta verdura se comienza a consumir en España a partir de la segunda mitad del siglo X y en el continente americano, fue introducido durante el siglo XVI.

Actualmente, el pepino es una de las hortalizas más cultivadas en Europa y América del Norte, siendo China el país que mayor número de toneladas cultiva al año, seguida de Turquía, Irán y Estados Unidos. España se sitúa entre los 10 productores principales a nivel mundial.

¿Qué usos se le da al pepino? 

  • Culinario: El pepino es el ingrediente habitual en las ensaladas mediterráneas, siendo consumido en crudo frecuentemente. También lo podemos degustar en su variante encurtida. Aunque quizás en nuestros hogares no sea muy común su consumo como cocinado, en el norte de Europa son muy populares las sopas de pepino.

  • Cosmético: Es un gran hidratante cutáneo (por su alto contenido en vitaminas B y C), por lo que se usa frecuentemente como mascarilla. Gracias a su acción refrescante y de desinflamación, se usa para las arrugas, flacidez, manchas solares y quemaduras; tanto como para ojos hinchados, ojeras y ojos cansados.
  • Medicinal: Contiene mucho mucílago (sustancia vegetal que se usa para formar disoluciones gelatinosas, ya que hace que aumente la viscosidad). También contiene vitamina C, carotenos (compuesto químico que es transformado en vitamina A), aminoácidos (forman parte de las proteínas) y celulosa.

  • El pepino, además de los usos anteriores mencionados, se utiliza como uno de los alimentos que ayudan al control de peso, ayudando al mismo tiempo a desintoxicar el organismo. También es usado en dietas depurativas para eliminar el ácido úrico y la retención de líquido, limpiando el intestino y reparando su mucosa. 

Respecto a su composición, la mayor parte se corresponde a agua (hasta un 97%), carbohidratos (azúcares y fibra), un 3% aproximadamente y menos de un 1% proteína. Presenta alta variedad de viatminas y minerales en su composición, entre los que destacan el hierro, calcio, magnesio, manganeso, fósforo, potasio, sodio y zinc; así como vitaminas B6, C y K.

Ya conocemos el pepino, pero ¿qué sabemos de su variedad el pepinillo?

El pepinillo es un pepino que ha sido encurtido (el alimento se ha sumergido en una solución de sal y vinagre, y fermentan con ayuda del microorganismo inocuo como Lactobacillus plantarum, que baja el pH y aumenta la acidez, con el objeto de extender su conservación durante meses).

Los pepinillos fueron encurtidos por primera vez hace 4500 años en Mesopotamia, desde donde se expandió hasta China en el siglo II a.C.

Dependiendo de dónde se vayan a consumir, existen diferentes tipos de pepinillos (según el modo en el que se lleve a cabo el proceso de encurtido): 

  • En Europa central y occidental, a la salmuera se le añade eneldo y ajo a la salmuera.
  • En Escandinavia añaden pimienta y azúcar.
  • Los egipcios añaden apio, ajo y vinagre a la salmuera.
  • En China y Corea se le añade ajo y jengibre a la salmuera.
  • El encurtido kimchi (plato fermentado originario de Corea, cuyo ingrediente básico es la col china, rábanos o pepinos) se le añade chile kimchi y en algunos casos el jugo del rábano.
  • En Argentina se prepara con laurel, azúcar y vinagre, frecuentemente vinagre de fruta o de vino.

Se puede emplear de una y mil maneras: como guarnición, cortados en rodajas para hamburguesas, sándwiches o bocadillos; se puede añadir en ensaladas, en la ensaladilla rusa, banderillas e incluso para la elaboración de la salsa tártara.

Ahora que ya sabes más sobre el pepino y el pepinillo, anímate a incluirlo en tus platos… ¡incluso en tu gazpacho! Porque como bien dice el refrán:

“Al pan, pan; al vino, vino; y el gazpacho con pepino”.